El Tour de Francia versión mexicana, fue una buena promoción para Guaymas

El Tour de Francia versión mexicana, fue una buena promoción para Guaymas

+ El Tour de Francia versión mexicana, fue una buena promoción para Guaymas; Ernesto Uribe habla de Rodríguez Parra y el presunto extravío de 40 MDP en la Tesorería; Marín va contra los baches, pero debe ajustar calidad en material y trabajo; develarán estatua de Rafael T. Caballero

GUAYMAS, Son.- Las expresiones de Sara Valle sobre su promoción a favor del turismo gusta, porque habla de unir a promotores de la industria, retroceder en los pleitos de los que pierden contra los que ganan y viceversa, y así llegar a acuerdos para recuperar al Municipio.

El puerto ha caído muy bajo, y el ejemplo son los agarrones en el Cabildo, donde se falta el respeto a todo mundo. Si hay algo de valor hay en esos encuentros cuasiboxísticos, sería la denuncia que permea hasta que con el debido peso de la sustentación, haga actuar a la autoridad competente en cada caso, contra cada persona, porque en el fondo, estamos obligados a entender que la alcaldesa no dispone de todo. Mandos medios y menores tienen mucha culpa de lo que pasa.

Y no sé hasta dónde se escuchó, pero es duro el “yo acuso” de los sempiternos protestantes en el Cabildo –en mucho, tienen razón –, Ernesto Uribe, Sergio García y José Luis Portillo. Falso que nadie los pela. En su momento, Contraloría estatal y la Fiscalía Anticorrupción actuarán contra los malosos denunciados.

Me refiero al “destape” que encabezó Uribe, de Alberto Rodríguez Parra. Lo señala de ser quien manda en Guaymas a través de la tesorera Célida Botello, quien enlaza con su jefe a través de Santiago Luna, el cuñado de doña Sara, quien según yo, ya era solo un lamentable pasaje de la historia municipal.

Pareciera una película de Scorsese, pero prefiero dejarlo así, pues no entiendo eso de que no manda el pueblo y que el recurso municipal se va a bolsillos particulares como si fueran concesión comercial, lo cual ya nos costaría 40 millones de pesos en el primer año.

La maestra Valle evadió el tema. Imagínese verse expuesta como marioneta de Rodríguez Parra, dirigente del sector popular priísta en la época de Manlio Beltrones, hoy un próspero empresario.

Igual son solo ganas de jorobar y la alcaldesa petista prefiere buscar la cuadratura del círculo en el enredo de Ayuntamiento que le dejó la voracidad del priísta Otto Claussen, seguida de la irresponsabilidad e ineptitud del panista Lorenzo Decima, por eso prefiere reuniones para buscar solución a temas tan sensibles como la crisis sanitaria provocada por las fugas del drenaje; la falta de agua atorando el desarrollo, y qué decir de la terrible crisis de seguridad. Ah, que de balaceras y muertos todos los días.

En el lado bueno: la señora asegura que avanzamos con la prueba ciclista Tour de Francia Etapa México. No es, por supuesto, la máxima justa mundial de ciclismo, pero sí, un encuentro deportivo y familiar que beneficia al lugar sede, como aquí con los 650 ciclistas participantes encantados con la belleza natural de la región y la derrama directa de 7 millones de pesos que celebran Arturo Mungarro, líder de la Cámara de Comercio, y Luis Astiazarán, de la Oficina de Convenciones y Visitantes.

Hubo convivencia, cultura y organizadores satisfechos que repetirán el evento en 2020, con más y mejor nivel de ciclistas y de viajeros. Será tradicional y crecerá la agenda de promoción, pero la alcaldesa dice que “todavía hay más buenas noticias antes de que concluya el año”, como la Prueba Pedestre de las Etnias, a la cual invitó a la famosa corredora rarámuri Lorena Ramírez, quien adquirió fama mundial al competir en vestido y sandalias.

Y la lista sigue. En medio de tantas malas noticias como la falta de infraestructura y servicios, balaceras y matazones del narco, estas buenas nuevas son contrapeso que nos saca un poco de ese oscurantismo y ayuda a un cambio de actitud, para jalar hacia cosas dignas de mejor causa.

De paso, pocos lo han hecho en la historia administrativa del Ayuntamiento, pagaron aguinaldos  sin pedir prestado. No todo está podrido en Dinamarca.

Ah, y en el tema del agua y drenaje, el problema es bandera del expolícromo político, hoy descolorido, Manuel Villegas, para intentar volver a los presupuestos oficiales. Así se hace el aparecido en las colonias, donde atiza también a los encargados del sector Salud.

TIROS RAPIDOS

1.- Víctor Marín, titular de Infraestructura Urbana, recibió 152 toneladas de asfalto y bachea para acabar con esa plaga típica de la lluvia, pero también de quienes no ponen atención en la calidad del trabajo y el material, por eso es común que nunca se resuelva y solo hace más grande el cargo al erario de proveedores escudados en la opacidad. Al menos uno es regidor.

Marín advierte, no habrá vacaciones en su dependencia, pues reducir los espantosos baches que revientan llantas y dañan suspensiones –ni se diga el daño a la imagen del puerto—es la prioridad.

2.- El diputado federal Heriberto Aguilar Castillo persigue inversión para Guaymas y podría lograr, entre otras, fondos para avanzar con el Puente Metropolitano cuya primera etapa fue estructural, la segunda mostrará parte de la belleza que una tercera resaltará para crear un gran atractivo en el punto donde se unen Guaymas y Empalme.

3.- Rafael T. Caballero fue un hombre visionario que en 1958 llegó a lo que ahora es San Carlos y se propuso aprovechar esa belleza para atraer desarrollo regional.

La historia le reconoce que lo logró y este 11 de diciembre, en la plaza que lleva su nombre, frente a la que por décadas fuera su oficina, develarán su estatua y comenzará a resaltarse la labor del personaje que también heredó identidad al destino turístico.

Pronto se divulgarán datos que explican su esfuerzo, sus metas del primer medio siglo y lo que el gran impulsor del turismo deseaba para los siguientes 50 años, en lo cual trabajan su descendencia y los sucesores de quienes ayudaron a hacer realidad ese sueño que no ha terminado.

Comentarios

menu
menu