El peligroso afán recaudatorio

El peligroso afán recaudatorio

Armando Vásquez Alegría

NO SE PUEDE EXPLICAR DE otra manera. El dinero para sustentar el gasto corriente del Gobierno Federal entró a una fase de abatimiento.

De allí por un lado el surgimiento de nuevas cargas fiscales duras, como las que pretenden imponer al sector agrícola al cobrar tres mil 500 pesos de impuesto por hectárea a partir del 2020 por el consumo de agua y por el otro, existe una férrea cobranza de créditos fiscales millonarios que algunos empresarios sonorenses no han pagado y la SHCP a través de su brazo ejecutor, el SAT, inflexible, castiga al deudor catalogándole como crimen organizado sin avizorar el número de empleos que significa ese productor.

Ya hay en estos momentos empresarios sonorenses sufriendo con Dolores y no vemos que exista una política que permita al gobierno federal pactar, conveniar pagos a futuro bajo el entendimiento de que se pierde más al cerrar negocios y obligar a sus propietarios a vender todas sus propiedades lo más pronto posible para, o bien pagar lo que deben al fisco o, por otro lado, que se conviertan en evasores y huyan del país con su dinero en un afán de supervivencia.

Y es que se ponen en riesgo miles de empleos en el caso de Hermosillo y claro está, ocurrirá lo mismo una vez que se apruebe la “Ley Lamarque” (porque fue su propuesta)  que les cobrará ese impuesto a los agricultores en el 2020. Por cierto el diputado federal ya sufrió una regañada de aquellas por su ocurrencia. https://bit.ly/35UFxUw

A su vez el Presidente Andrés Manuel visitará por cuarta ocasión Sonora con la siguiente agenda: El viernes 25, estará a las 18:00 horas con los guarijios, el sábado 26 a las 11:30 horas con los mayos y a las 15:30 horas con los yaquis, para finalizar el domingo 27 a las  8:30 horas en una reunión con la comunidad seri. https://bit.ly/2oP3UT2

Este polvorín que empezó hace diez meses en contra de los agricultores me recordó aquel episodio nacido en Chipinque allá por 1973 cuando al entonces presidente Luis Echeverría Álvarez se le ocurrió manejar una expropiación de tierras afectando a los propietarios a quienes quitó pedazos de parcelas para dárselos a aquellos que campesinos que no las tenían. Se armó toda una revolución entonces y los sucesos actuales, de aplicarles una ley para que paguen el agua por hectárea se le parece un poco en cuanto a la afectación.

Por ello no dudamos que la semana entrante que venga AMLO a tierras sonorenses se le va a recibir con tractores haciéndole vallas para que los atienda y detenga esa Ley Lamarque. No van a poder detener a los agricultores sonorenses y ya veremos cómo se ponen las cosas.

En ese afán recaudatorio del gobierno la balanza del equilibrio se descuadra pues quieren imponer cobranzas en rubros donde con anterioridad no había cayendo en los extremos de castigar al empresario, sin entender que lo que este país requiere son más empresarios de allí que su política de crecimiento está errada.

Por ejemplo, después de la segunda guerra mundial y al quedar destrozado, Italia aplicó tasa cero de impuestos a todos aquellos empresarios que emplearan menos de veinte trabajadores. Ello conllevó en una primera etapa el surgimiento de miles de pequeñas empresas que con el paso de los años se fueron reforzando y creciendo, claro, otras se quedaron en el camino pero se abatió el desempleo, el hambre, la falta de producción.

Nunca se le dio el dinero directamente al desempleado, se apoyó pues al empleador. Simple lógica bajo el conocimiento de que un gobierno paternalista genera ciudadanos inútiles y sin ilusiones por prosperar. Exacto, lo que está logrando AMLO con millones de jóvenes que los hará zánganos y que las abejas echan de sus panales una vez que cumplen con su objetivo de cupular a la reina.

Y a como vemos la situación, se le da mejor trato al narco, al criminal, que al que produce.

¿A dónde nos va a orillar eso si les condonan adeudos fiscales como por ejemplo ocurrió con la cancelación de un adeudo fiscal por 92 millones de pesos a una empresa propiedad de Juan Manuel ‘El Mono’ Muñoz Luévano, quien se declaró culpable ante una corte federal de Texas de los delitos de lavado de dinero del narcotráfico y distribución de cocaína? https://bit.ly/2J9a5Id

¿A dónde vamos a parar?, como dice El Buky, Marco Antonio Solís. ¿Acaso la idea fundamentalista de Carlos Marx de hace más de un siglo que contrapone al empleador contra el empleado –alegando la plusvalía del trabajo que no remunera en la misma medida al patrón y al obrero–, es la nueva dinámica bajo la focalización de crear en México el paraíso del proletario?

La idea de acabar con el empresario para crear cooperativas es lo que nos llevó a la ruina con Tata Lázaro quien en su esquema comunistoide se acabó el dinero, destrozó el poco empresariado existente y no le quedó de otra más que expropiar el petróleo y las consecuencias las hemos vivido hasta nuestros días.

Pero acabar con el productor e imponer el uso de las cooperativas –remember ejidos–, es lo que nos puede llevar a un levantamiento de magnas consecuencias porque el hambre no tiene ni ideologías y no entiende razones.

¿Eso quiere AMLO?

Todo parece indicar que sí.

O ayúdeme lector y dígame que estoy mal en mi conclusión, por favor.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Comentarios

menu
menu