CON TODO EL EMPUJE CLAUDIA PAVLOVICH, A 4 AÑOS DE GOBIERNO

CON TODO EL EMPUJE CLAUDIA PAVLOVICH, A 4 AÑOS DE GOBIERNO
SSSSSSSS… En un sentido mensaje en el que les manifiesta a los sonorenses el agradecimiento por el apoyo brindado a su gestión al frente de los destinos de Sonora durante ya cuatro años, la Gobernadora Claudia Pavlovich pone de relieve  su preocupación por la violencia y la inseguridad que siguen lastimando a nuestra sociedad. Llegar a esta etapa de su gobierno colocada entre los  tres gobernantes estatales mejor calificados de todo el país, es sin duda un buen momento para hacer un resumen de lo logrado y del reconocimiento que le ha acarreado por parte de todos los sectores de la sociedad. Pero no lo hizo.
Y la razón para no hacerlo es muy sencilla: No pudo como mujer y como madre, mucho más allá de su condición de gobernadora, ignorar la tragedia, el dolor, el drama, de que una familia hubiera sido  víctima de la más brutal y despiadada violencia criminal, que cobró la vida de dos inocentes criaturas. Eso ha empañado su alegría, su satisfacción del deber cumplido y no es para menos.
Hemos visto que desde el primer día de su gobierno, Claudia Pavlovich se ha exigido a sí misma no detenerse a contemplar su obra, su trabajo, sino a redoblar esfuerzos desde el siguiente día. Así lo ha hecho durante 48 meses, sin parar ni para agarrar vuelo.
En su mensaje por sus primeros cuatro años no mencionó ninguna de sus obras, todas de profundo impacto social; ni las inversiones históricas que han transformado a Sonora de nueva cuenta en una de las entidades de mayor crecimiento, competitiva, que ha generado empleos, que ha captado inversión extranjera y que igualmente ha descollado en educación, cobertura de salud, impulso a los proyectos productivos y otros renglones en los que su gobierno ha hecho historia.
La violencia, las muertes y la inseguridad que genera el crimen organizado a lo largo y ancho del país trastoca no sólo el orden constitucional, sino que golpea la moral, el espíritu de los sonorenses y de todos los mexicanos, quienes no hemos tenido la suerte de que este flagelo disminuya y se nos devuelva el mínimo de sosiego, de tranquilidad necesaria para vivir en paz, en armonía.
Los sonorenses tenemos desde hace cuatro años, una gobernadora que se ha preocupado por hacer crecer al estado, sí; ahí están los hechos, las obras, más allá de los informes.
Pero de manera especial, la Gobernadora ha atendido las causas de la desintegración familiar, ha impulsado iniciativas de ley para protección de la mujer, de la niñez, de la familia; detrás de todos esos programas subyace su deseo de convertir en espacios armoniosos los entornos negativos que son caldo de cultivo de la delincuencia.
Y por otra parte, ha asumido  sus responsabilidad en lo que respecta a la tipificación de los delitos. Nunca un gobernador ha ido más allá de los límites de su competencia en el combate al llamado crimen organizado. Ella tampoco; pero no por ser responsabilidad del Gobierno Federal  se ha quedado cruzada de brazos.
Buscó siempre la coordinación de esfuerzos con el gobierno anterior y desde el siguiente día a la victoria electoral del actual, ha buscado también ir en el mismo camino, con cronómetro y brújula en mano, como lo hacen los gobernadores que ante todo piensan en el bienestar de su gente.
En la lucha que se libra desde todos los frentes en contra del crimen organizado, Sonora aporta el mejor de sus esfuerzos y Claudia Pavlovich como todos los sonorenses, tiene la esperanza de que mejore el actual estado de cosas que es una amenaza latente de que nuestro estado se convierta de manera permanente en el campo de batalla de las organizaciones criminales, como sucede en otras latitudes.
Pero que Claudia Pavlovich se sienta responsable no significa que ella lo sea, como lo señala una mediocre campañita que pretende endosarle calamidades y que no resisten el menor análisis esos vanos intentos por perjudicarla. Lo único que logran es que los sonorenses ubiquemos a los interesados y así entendamos mejor el lado sucio y oscuro de la política.
Los datos sobre el trabajo desarrollado de Claudia Pavlovich que ya conocemos y que tendremos la oportunidad de escucharle resumir el próximo 13 de octubre son irrefutables: Son las más de 4,000 obras las cuales representan más de 18 mil millones de pesos invertidos en estos cuatro años.
Esos recursos han sido aplicados en infraestructura educativa, en el rescate de carreteras y vialidades urbanas, en salud, en vivienda para las familias más vulnerables y un largo etcétera.
Y Claudia le entró también al toro por los cuernos  en el tema del transporte urbano, cuando ningún gobernador había tenido los arrestos para requisarle todo a la mafia que controló por décadas ese servicio, obligándolos a privilegiar al usuario por encima de cualquier otro interés.
Podríamos reseñar en cuartillas y más cuartillas  muchos de los aciertos de este gobierno, uno de los cuales es sin duda el irrestricto apego a la normatividad en materia de transparencia y rendición de cuentas, por lo que también ha recibido la mandataria sonorense galardones de instituciones acreditadas en esos ramos.
Peo en vez de ello la acompañamos en su esperanza de que esto cambie y su solidaridad con las familias de aquellos inocentes que pagan con su vida, víctimas de la violencia y la inseguridad.
Los sonorenses confían en Claudia Pavlovich; se lo han demostrado siempre. Y existe la certeza de que los próximos dos años de su gobierno tendrán todo el empuje de esto primeros cuatro, porque sigue con todo el empuje la Gobernadora.
 
SSSSSSSS… En un hecho sin precedentes en Sonora, un máximo directivo del IMSS en el país visitó la entidad en tres ocasiones en el lapso de una semana, con lo que se concretó el anuncio de una inversión de 4 mil millones de pesos en infraestructura hospitalaria para ampliar la ya existente en los próximos dos años y con ello pasar de 0.6 camas disponibles para cada 1,000 derechohabientes a UNA por cada millar de pacientes, que es el requerimiento mínimo que exigen los estándares de salud de la OMS, organismo dependiente de la Organización de la Naciones Unidas.
Esto, sin duda, son excelentes noticias para Sonora, pues se construirán hospitales en  Hermosillo, San Luis Río Colorado, Cajeme, Guaymas, Navojoa y Puerto Peñasco, en los se podrá atender a más de 1.5 millones de derechohabientes que hay en la entidad, cifra que representa la mitad de la población en el estado.
Estos interesantes datos los corroboró el Delegado del IMSS en la entidad, Guillermo Alejandro Noriega Esparza, quien fue el invitado de los integrantes de la Mesa Cancún
En los ocho meses que lleva en ese cargo el reconocido activista social y ex Director por 11 años de Sonora Ciudadana, A.C. , comentó que el IMSS en Sonora “no está tan mal pero tampoco está tan bien”, y de lo que se trata es de que estos centros dejen de ser la pesadilla que son. En particular señaló que los hospitales de Navojoa y Etchojoa prácticamente se están cayendo y que su  descuido se puede calificar como criminal.
Hablando del estado que guarda el IMSS a nivel nacional, desmintió que en el PEF 2020 se estimen recortes sustanciales a la institución; al contrario, dijo que habrá un aumento sustancial de 40 mil millones de pesos, lo cual es un mundo de dinero.
Cuenta Noriega Esparza con una trayectoria laboral muy interesante, en la que destaca su participación activa en organismos de corte ciudadano y en el que desarrolló un alto perfil de activista en favor de los derechos de la sociedad a tener mayor participación en los asuntos públicos.
El Memo Noriega como se le conoce en nuestro medio, admite que es la primera vez en su vida que ocupa una responsabilidad de gobierno a ese nivel y que ello le ha resultado una experiencia muy enriquecedora, pero al mismo tiempo de lo más agradable, “pues ahora estoy en condiciones de hacer las cosas buenas que antes tenía que exigir o demandar que las hicieran”.
Desee pequeño desarrolló una marcada sensibilidad por las cuestiones de salud, pues su padre es médico y su madre enfermera (retirados) del propio IMSS, por lo que considera que proviene de una familia muy “institucional”.
Y porque además cuando era un menor de ocho años de edad sufrió de quemaduras de tercer grado en ambas piernas, que lo mantuvieron internado varios meses y con riesgo de que le amputaran una de sus extremidades.
Seguro esa experiencia lo marcó de tal suerte que para él los Padres ABC tienen razón en exigir justicia por la tragedia ocurrida el 5 de junio del 2009, cuando murieron 49 niños y quedaron con secuelas de ese infortunio cerca de 80 criaturas.
Fue lapidario al poner en la mesa, sin tapujos, que hubo en tiempos del PAN en el gobierno federal un exceso de autorizaciones para poner en funcionamiento guarderías en todo el país.
Su opinión sobre el drama de padres y los menores dista mucho de ser como la de quienes consideran que como víctimas del caso ABC “ya han tenido suficiente con lo que han recibido del IMSS”, pensamiento muy generalizado a 10 años ya de esa tragedia.
El Delegado del IMSS en Sonora destacó que este lamentable caso se reabrió a solicitud del propio IMSS para recuperar la investigación original que hizo en aquel entonces la PGR que por intereses políticos fue desechada y se reponga la resolución de la SCJN, con lo que servirá para deslindar responsabilidades, no para encontrar culpables. Sólo que se haga justicia”.
Aunque sobre el tema también admitió que en el caso de las guarderías aún existe el influyentismo pernicioso, por lo que la Ley “5 de Junio” no se aplica del todo de manera estricta.
Como lo dio a conocer Zoé Robledo, Director General del IMJSS, Guillermo Noriega seguirá al frente de esa responsabilidad por unos dos o tres meses más para luego ser concentrado en oficinas centrales de la Ciudad de México, al lado de máximo directivo.
Esto se debe a que las delegaciones pasarán a convertirse en “Oficinas Representativas” las cuales serán dirigidas por médicos.
Durante la charla con los “cancunes” el Memo Noriega demostró que maneja al dedillo toda la información y pleno conocimiento de lo que ocurre en esta delegación, las fallas y errores que se cometen en todas las áreas ya sea por de carácter humano o por la excesiva regulación que existe al interior. “Uno de los problemas que aquejan al IMSS es el robo hormiga de medicamentos, materiales y equipamiento, lastre que estamos combatiendo”.
El toque político lo dio el Memo al asegurar que fue una desgracia para México  que el PAN haya preferido crear una “burocracia dorada” con los excedentes petroleros que recibió durante los dos sexenios en los que ocuparon Los Pinos, en lugar de construir hospitales, aeropuertos y generar crecimiento y desarrollo.
Ya de refilón, el Memo Noriega, viejo lobo de mar en las lides de la participación de la sociedad, consideró que en estos tiempos existe una sociedad civil más madura, que quizá ya no busque ganar la calle para exigir se cumplan sus demandas; pero no por ello se  inmiscuye menos, una manera elegante de evitar la calificación de una actividad que al final del día le dio notoriedad a nivel nacional e internacional.  Buen detalle.
En síntesis, quienes conocen y saben del trabajo que ha desarrollado Noriega Esparza como Delegado del IMSS en Sonora, aseguran que peste hará el mejor papel cuando sea concentrado en las oficinas centrales y no descartan que al cabo de un tiempo regrese a Sonora con un cargo aún más relevante. Al tiempo.
 
SSSSSSSS… Bueno el ejercicio de socialización  de su Primer Informe de Trabajo el que se aventó la Alcaldesa de Hermosillo, Célida Teresa López Cárdenas, quien sostuvo durante martes y miércoles sendas reuniones con propietarios y directivos de medios, así como con editores, columnistas, reporteros, analistas, comentaristas y comunicadores en general tanto de medios impresos como electrónicos y de medios informativos en internet. A nadie dejó sentido la Presidenta Municipal de la capital sonorense.
Cuentan que en ambas reuniones el diálogo de Célida Teresa fue franco, directo, de acercamiento; le llamó a las cosas por su nombre, pidiendo además a sus invitados le expresaran sus opiniones sobre lo avanzado en estos primeros 12 meses en favor de los hermosillenses y de su ciudad.
Muy buen poder de convocatoria mostró Célida Teresa, signo inequívoco de que su labor al frente del Ayuntamiento de Hermosillo está siendo bien recibida por la opinión pública capitalina.

Comentarios

menu
menu