¿Visualizarán acciones a futuro los morenistas?

¿Visualizarán acciones a futuro los morenistas?

Armando Vásquez Alegría

LO QUE NO analizan quienes aprueban leyes sin ton ni son las repercusiones que existirán en torno a sus propuestas y aprobaciones. Eso se avecina con Morena como por ejemplo el asunto de legalizar la mota y la siembra de amapola, así como el aborto.
Justifican esas acciones empoderando la decisión de la mujer a decidir sobre su cuerpo sin pensar en el hombre, otorgan a su vez en ese llamado a la comprensión al libre albedrío del ser humano a consumir o no la droga.
Puede que tengan una parte de razón, sin embargo no tienen la voz completa y un ejemplo de ello lo vemos en el comportamiento del sonorense ante el consumo de bebidas etílicas.
¿Por qué hay ciudades de Sonora donde ciertos delitos como la violencia intrafamiliar se manifiestan más en unas que en otras?
No hay que ir lejos por la respuesta.
Según los datos de hace cinco años, en la capital sonorense existían cuatro mil 488 licencias para venta y distribución de bebidas alcohólicas. Me imagino que hoy rebasan las cinco mil.
El hecho es que aunado al problema del uso del cristal, el abuso del consumo de bebidas alcohólicas se da de manera natural pues hasta se ha tenido que crear una patrulla rosa para la atención de la violencia en la familia, la mayoría debido a ese consumo en particular. https://bit.ly/2RFvlbw
La mayoría de los municipios no cuentan con patrullas rosas y sus índices delincuenciales no son en proporción, similares a los de la capital sonorense.
Mire usted.
En número aproximados Hermosillo cuenta con diez mil manzanas. En una cuadra hay una veintena de casas que aglutinan a unas cien personas, más o menos, el hecho es que por cada dos cuadras hay una licencia de venta de alcohol. Y si usted sale de su casa, a la vuelta de la esquina o un poquito más allá encontrará un sitio donde puede surtirse.
Cuántas tiendas de conveniencia hay en Hermosillo, unas 500. ¿Expendios?… más de mil, sin contar abarrotes, cantinas, bares, restaurantes y un largo etcétera que entran en la ecuación. Por eso somos contamos con primeros lugares en el mundo en consumo de tabaco y cerveza. https://bit.ly/2yskKHT
Lo mismo ocurrió ahora que abrieron tantos casinos y se creó un problema que desconocíamos como la ludopatía. Lo cual va por el mismo tema que estamos tratando.
Soy un convencido de que al existir menos sitios de venta de bebidas, el inicio de los jóvenes en este camino se limitaría un poco.
Sirva todo este contexto para regresar al inicio de la columna dando por un hecho que se aprobarán lo que dijimos sobre la droga y el aborto.
No me ocupa ni preocupa lo del consumo de la mota y la sombra de la amapola pues será ley muerta desde el momento en que piensen empresarios en producirla pues los narcos, amarrados con sus procesos de distribución, (que no creo que vayan a cambiar) se van a encargar de quienes quieran ingresar lícitamente a este negocio. Y ya ve cómo se la manejan los carteles por lo cual, insisto, aunque se apruebe, no va a prosperar.
Pero lo del aborto si me preocupa por dos razones:
Una vez aprobado el aborto y que se dé el zipizape respectivo, lo más seguro es que los legisladores no tengan listo el anteproyecto para los requisitos que vayan a tener todas aquellas clínicas abortistas locales e internacionales que se instalen en nuestro país, abriendo con ello otro hoyo similar a las patrullas rosas.
Asimismo no creo que lo induzcan en el seguro popular pues será difícil que ginecólogos se quieran ganar el repudio popular.
Por otra parte, la formación de la próxima generación de veinte años, con esa herramienta en la mano que servirá para pensar en su futuro y no en el niño, contribuirá al descenso de la población como ocurrió en los países europeos, fuera de los conflictos sicosociales que vaya a crear esta disposición.
Y en paralelo regresamos a los expendios pues al haber tantos se facilita el consumo y/o, al haber gran cantidad de clínicas pudiera ocurrir lo mismo.
La formación moral de nuestras jóvenes menguaría de tal forma que los escasos valores que poseen se desgastarían de manera natural. ¿Es lo que queremos?, ¿ya lo habrán visualizado los de Morena?, yo creo que no.
Por eso es necesario un sistema regulatorio por parte del Gobierno. La Iglesia Católica hace su trabajo moral normal pero no impone la ley aun y cuando realice acciones multitudinarias de rechazo, quienes definen ocupan hoy los escaños necesarios en el Congreso de la Unión.
Esto, estimado lector, apenas empieza. Se va a poner bueno este asunto.
EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.
Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.
Facebook: archivoconfidencial@hotmail.com
Twitter: @Archivoconfiden
Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Comentarios

menu
menu