Videgaray, ¿a prueba?

Videgaray,  ¿a prueba?

AHORA QUE LLEGÓ Enrique Ochoa Reza a la dirigencia nacional del PRI, proveniente de la CFE, me pregunto ¿a poco Enrique Peña Nieto y el grupo Atlacomulco va a confiar en alguien que posiblemente no logre conformar la solidez que el PRI requiere para las elecciones del 2018?

Todos sabemos que Ochoa Reza es un pupilo de Luis Videgaray a quien han señalado que con esta acción emerge la oportunidad de que sea el bueno para suceder a EPN.

El hecho es que si se colocó en una disyuntiva difícil a Ochoa Reza y a Videgaray por los tiempos que se viven, nada populares por los incrementos que vivimos, ¿será posible que en un escenario tan contrario logren conformar la unidad que requiere el PRI para contender por la grande?

Y como en los negocios, a los seis u ocho meses se sabe si funciona o no funciona el producto.

Bajo esta percepción me queda claro que el reto no es para Ochoa, sino para Videgaray.

Y si tomamos en cuenta que Osorio se encuentra junto con Nuño en una situación que no les permite ser contendiente por la presidencia, pues ¿cómo evaluar el accionar de Videgaray para decirle que no será el bueno?… posiblemente esta sea la solución.

Uno a uno han ido cayendo los posibles candidatos del Presidente. Pero le queda un as bajo la manga en caso de que fracase la dupla Ochoa Reza-Videgaray y ese personaje es Erubiel Ávila, hoy gobernador del Estado de México quien dejará de serlo en el 2017.

Dicen que en política las herencias se dejan a los hijos, no a los hermanos y Osorio, Videgaray y el mismo Beltrones han sido hermanos, unos mayores como en el caso del sonorense y otros menores. Pero el hijo sin duda es Eruviel a quien hizo Peña Nieto a imagen y semejanza y le sustituyó a él en el cargo.

Eruviel tiene a su vez dos características muy grandes: no ha sido golpeado y le ha cuidado las espaldas muy bien a EPN desde la gubernatura y puede, muy bien, cuidárselas como Presidente que es lo que más requiere Peña Nieto en dado caso, que no lo sacrifiquen, pues.

Por otra parte, Eruviel tiene a su vez el visto bueno del grupo Atlacomulco y un punto muy importante: no se desboca y mantiene perfil grande ante un estado que significan 8 millones de votos asegurados gracias a los beneficios que ha otorgado Eruviel a tanto empresario, sobre todo.

De ser cierta esta hipótesis, veremos en los próximos seis meses o bien el fortalecimiento del PRI y con ello la oportunidad que requiere Videgaray o bien, la ascensión a planos mayores por parte de un Eruviel Ávila que sabe hacer política y que no le queda de otra pues los contendientes cuentan con una carga negativa particular ganada a pulso.

Esta nueva historia apenas comienza. Es cosa de medir los tiempos. En lo personal no creo que el Presidente y el grupo Atlacomulco que lo aconseja se equivoquen, por eso insisto en que esta acción es toda una prueba indirecta para Videragay, no para Ochoa Reza. Al tiempo.

SUPE QUE ESTE MARTE la SHCP a través del SAT intervendrá un negocio en el centro de la ciudad, le colocará los sellos de clausurado por no cumplir con la expedición de comprobantes fiscales en la venta de sus productos y así lo hizo con un negocio que es una carnicería Hereford que está por la Solidaridad e Ignacio Salazar a eso de la una de la tarde.

Pensaba que lo hacían de un día para otro, pero no. El procedimiento, me informan es que se otorgan amonestaciones y una serie de cosas más de tal forma que al negocio que es la carnicería desde enero le están pidiendo que otorgue dichos comprobantes fiscales y nunca hizo caso. Son cierres preventivos.

De hecho, me recuerda este caso al del restaurante del Sardinitas allá por Sahuaripa y Colosio quien no hizo caso y le aplicaron la clausura. Eso sí, tienen 72 horas para solucionar esto antes de pasar a otro paso de mayor peso.

Ni hablar, hay que estar truchas con Hacienda.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Comentarios

menu
menu