UNA REUNIÓN MÁS DE SEGURIDAD Y SIN HABER MAYORES RESULTADOS

UNA REUNIÓN MÁS DE SEGURIDAD Y SIN HABER MAYORES RESULTADOS

SSSSSSSS… Tienen razón aquellos comentaristas que hicieron hincapié en que fue inútil el viaje que realizó por tierra el Presidente Andrés Manuel López Obrador desde Bavispe hasta Hermosillo, porque además de las seis horas que estuvo acompañado de la Gobernadora Claudia Pavlovich luego de que caballerosamente le ofreciera un “aventón” en su camioneta, y que de seguro la mandataria aprovechó para insistir en sus peticiones de manera mucho más pausada y detallada, ese recorrido se lo pudo haber ahorrado AMLO, pues ni siquiera por haber vivido en carne propia las pésimas condiciones del camino, se dignó a ordenar que de inmediato se iniciaran los trabajos de pavimentar los 102 kilómetros que restan para que quede completamente lista y transitable esa importante carretera.

Ampliando nuestro comentario, ¿de qué rayos nos sirve a los sonorenses que López Obrador ya haya visitado a nuestra entidad en seis ocasiones?

En realidad, de nada, pues ni la flamante Guardia Nacional, ni la SSP han logrado mejorar ni un ápice la seguridad en la que están involucradas las instancias federales –las que se supone luchan contra el crimen organizado- ni se ha terminado la carretera a Cuatro Carriles; como tampoco ha habido avances en materia de salud, ni de educación y los pobladores de la región norte aún cargan con el peso de las tarifas de luz DAC, por mencionar sólo esos puntitos.

Y si vemos con lupa los resultados de sus seis visitas, nos encontraremos que solo ha venido a hacer campaña política, desde aquella lejana primera vez en la que a sus operadores políticos les salió el tiro por la culata, pues los acarreados de MORENA no abuchearon a la gobernadora, hasta esta última ocasión en que, además de ANUNCIAR OTRA VEZ sus programitas del bienestar, se reunió con los deudos de las familias LeBarón-Langford a quienes bandas de delincuentes les asesinaron a nueve de sus miembros el pasado 4 de noviembre y ante los nulos avances en las investigaciones, sólo les vino a prometer que se haría justicia.

Desde luego que es de reconocérsele a AMLO que se haya apersonando en el mismísimo lugar de los hechos, pues representa su voluntad expresa de que buscará que se castigue a los culpables; pero todo huele más a parafernalia para quedar bien con los Estados Unidos y nada más.

En síntesis, sus seis visitas a Sonora en sólo 13 meses y medio suenan a que López Obrador solo quiere hacer presencia en nuestro estado en favor de MORENA, de ahí que reparta dinerito para que en el 2021 la población vote por cualquiera de los candidatos que suenan para la gubernatura cobijado bajo esas siglas.

Lo que sea, la verdad es que las visitas presidenciales han dejado de ser interesantes para nuestra comunidad, por la sencilla razón de que como nunca antes un mandatario federal llega con las manos vacías y aparte de ello, tampoco resuelve nada. Y a todas partes que va López Obrador sucede lo mismo. No se quieren dar cuenta los de la Cuarta Transformación de que ya la población abrió los ojos y sabe que el dinero que recibe del Gobierno Federal son en realidad migajas.

En resumen, hay un tremendo descontrol en todos los ámbitos de la vida nacional, tanto en lo económico, como en lo social y ni se diga en lo político. Esa es la misma triste realidad que ya viven los 120 millones de mexicanos.

SSSSSSSS… Ayer se llevó a cabo en la capital del país la enésima reunión a nivel nacional para “reforzar las estrategias de seguridad, paz y bienestar de las familias en el país” por parte del pomposamente llamado Gabinete de Seguridad.

Esta vez los convidados de piedra –literal- fueron los miembros de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), quienes acordaron con el Gobierno Federal los compromisos de “anteponer la neutralidad política en materia de seguridad; hacer prevalecer el principio de unidad en torno a los grandes problemas que aquejan al país; además de mejorar los mecanismos de coordinación interinstitucional, con el fin de fortalecer la Estrategia Nacional de Seguridad Pública a través de las Coordinaciones Estatales y Regionales para la Construcción de Paz y Seguridad”. Nada que no se haya dicho hasta el cansancio.

Tenemos, pues, que se lanza de nuevo ese programita con la esperanza de que en alguna de tantas veces “les pegue el chicle”; pero  la realidad es que su necedad les impide ver que las estrategias centrales que sostiene el Gobierno Federal para combatir el crimen organizado han sido y seguirán siendo un fracaso.

Lo único rescatable es que previo al “chorizo mareador” que se aventaron los del Gabinete de Seguridad, la Gobernadora Claudia Pavlovich, Coordinadora de la Comisión de Asuntos Internacionales de la CONAGO señaló que es necesario un ajuste a la estrategia de seguridad para mejorar los resultados y salvaguardar el bienestar de las familias sonorenses, y de todo el país. Cero y van varias veces que les advierte lo mismo; pero siguen sin escuchar nada.

Pero, obvio, ni el Presidente López Obrador ni al Secretario de Seguridad Alfonso Durazo entienden de razones en esa materia, como tampoco a los titulares de Salud, de la SCT, ni de la CFE, ni de ninguna dependencia federal se les abre el entendimiento en cada una de sus áreas. Por eso estamos viviendo esta penosa y desesperante realidad.

SSSSSSSS… Y como pitorreándose de gabinetes de esto o de aquello, ayer circuló en redes sociales un video del  supuesto velorio de un cabecilla destacado de por rumbos de Bácum, quien fuera ultimado a tiros en un aparente ajuste de cuentas, o quien sabe qué asuntos haya de fondo en este caso.

Lo que queremos resaltar es que durante el velorio, a la usanza de estos grupos, varios de los presentes hicieron disparos al aire en repetidas ocasiones con metralletas en señal de duelo, sin que la Guardia Nacional, Marina, Ejército o cualquier otra corporación policiaca hiciera acto de presencia.

Bueno, pues esta escena es pan del día en cuando menos 16 estados de la República Mexicana. Por lo que se ve, no están resultando efectivos los regaños de las abuelitas de estos muchachos dedicados al crimen organizado. De risa loca, la verdad.

Comentarios

menu
menu