Un año de gobierno de “Maloro”

Un año de gobierno de “Maloro”

EL PRESIDENTE MUNICIPAL de Hermosillo, Manuel Ignacio “Maloro” Acosta deberá empujarle al acelerador en estos dos años (si los completa) que le restan en el cargo. El pasado viernes cumplió un año al frente del Ayuntamiento e hizo un recuento de la situación en la que él encontró la administración. También refrendó su compromiso de tomar decisiones y “no nadar de muertito” ante situaciones difíciles. En efecto, todos lo pudimos constatar en su momento, cuando “Maloro” arribó al Gobierno Municipal se encontró unas arcas vacías, muchas cuentas por pagar a corto plazo con

… diversos proveedores, una deuda obesa y pesada de mil 500 millones de pesos aproximadamente; apenas unas 20 patrullas para toda la ciudad y un colapsado servicio de recolección de basura.
No es poco lo que hizo el Alcalde en los primeros seis u ocho meses de labor. Gestionó con éxito unidades para la Policía Municipal, levantó el servicio de recolección de basura, se puso al corriente con algunos pasivos y decidió entrarle de frente al problema de inseguridad.
Hay que recordar cómo se encontraba la ciudad en aquellos días de mediados de septiembre del año pasado. Era una real crisis por los baches y los delincuentes actuaban a placer porque no había patrullas que pudieran ir a capturarlos.
Ambas situaciones fueron afrontadas por Acosta Gutiérrez con un saldo favorable.
 
ENTENDEMOS BIEN QUE EL primer año fue para ordenar la casa y tomar decisiones para combatir esos problemas. Pero de ahora en adelante la gente exigirán resultados, ténganlo por seguro.
La situación de inseguridad es cada vez más grave en Hermosillo. El asunto no se resuelve con plataformas de internet ni con polémicas sobre si se solventan o no los derechos humanos de los “malandros”.
Se requiere estrategia, presencia policial y sobre todo atacar de raíz el problema. Lograr romper el círculo vicioso en esas familias o sectores de nuestra comunidad de donde surgen los delincuentes.
Esto sólo se va a lograr con motivación, ayudando a la gente que sea capaz de salir adelante por sí misma y hacerla sentir parte importante de la comunidad. Y para esto se necesita fomentar el empleo, darles oportunidades de trabajo, fomentar el deporte y actividades artísticas tanto para chicos como para grandes.
Otro aspecto que urge atender para mejorar la seguridad es el de la integración de la policía. Ya basta. Basta de agentes corruptos que están de lado de los delincuentes; o bien de aquellos que en lugar de cuidar la integridad de los ciudadanos se dedican a “cazar” borrachos en las calles para extorsonarlos.
En cuestión de vialidad el Presidente Municipal tiene otro importante reto: Hacer que el tráfico sea menos lento. Para esto se necesitan más y modernas vialidades, semaforización efectiva y presencia de policía de tránsito. También aquí va implícito arreglar todas las calles pues no hay una que se salve de los baches.
LOS ANTERIORES SON SOLO ALGUNOS ejemplos del por qué Maloro Acosta deberá empujar el acelerador hasta el fondo.
Desde luego, hay más renglones que le competen al municipio, como el crecimiento ordenado de la ciudad, evitar los asentamientos ilegales, procurar dar facilidades de vivienda a las familias más marginadas, mejorar el abasto de agua y la red de alcantarillado. Esta última sobre todo porque ya está obsoleta. Los Alcaldes no le entran porque es obra que a final de cuentas no se ve y no les representa votos.
LO QUE TAMBIÉN nos queda claro es que Acosta Gutiérrez quiere que el sello de esta administración sea el del acercamiento a las comunidades rurales, alejadas y muy marginadas.
Ha visitado ese sector y se ha hachado el compromiso de atenderlo y no olvidarlo.
DESDE EL KIOSKO
Falta de criterio de unos agentes de PoliCia de Guaymas que no permitieron el paso al senador, Héctor Larios al recinto donde el Alcalde, Lorenzo De Cima rindió su primer informe de labores. El panista no llevaba acreditación. Aunque también eso demuestra que Larios Córdoba, con tantísimos años en la política y ocupando cargos públicos aún no lo conocen.

Comentarios

menu
menu