Trump pierde batalla; Congreso de EU pide un impeachment

Trump pierde batalla; Congreso de EU pide un impeachment

La Cámara de Representantes de Estados Unidos decidió someter al presidente Donald Trump a un impeachment o juicio político, según los resultados de la votación realizada este miércoles.

Luego de varias horas de discusión sobre el proceso, la iniciativa impulsada por los demócratas, liderados por Nanci Pelosi, obtuvo los votos necesarios para ser aprobada.

Así quedó la votación.

En total, luego de los 15 minutos restantes, los congresistas de Estados Unidos aprobaron llevar a Trump ante un juicio político.

Fueron 230 votos que obtuvieron los demócratas a favor del juicio político mientras que 195 congresitas republicanos y dos democratas estuvieron contra esta medida.

¿DE QUÉ SE LE ACUSA A TRUMP?

La Cámara Baja, controlada por la oposición demócrata, aprobó los cargos de “abuso de poder” y “obstrucción al trabajo del Congreso” contra el mandatario.

¿QUÉ ES UN IMPEACHMENT?

Un impeachment es “un proceso político, porque sólo la Cámara de Representantes puede echar a andar este proceso y sólo el Senado puede juzgar si se cometieron o no esas acciones que ameritan que un presidente sea destituido. Por definición es un proceso político”, aseguró.

En un juicio político la Cámara de Representantes se erige como investigador y fiscal, mientras que el Senado hace las veces de jurado y juez, según establece la Constitución de Estados Unidos.

En ese proceso político “cada parte presenta sus versiones, pero en realidad lo que va a decidir el asunto es la política, tanto en el caso (de juicio político contra Andrew) Johnson (en 1869) como en el de (William) Clinton (en 1998), lo que vemos reflejado en los votos es quiénes son los del partido del presidente y quiénes no”, indicó la investigadora.

¿AHORA QUÉ SIGUE?

Ahora este proceso deberá pasar al Senado de Estados Unidos.

En el Senado, que probablemente abrirá el juicio político en enero tras el receso por Navidad, se espera que Trump sea absuelto, pues se necesitan al menos 67 votos para destituirlo y los republicanos tienen 53 de los 100 escaños.

Hasta el momento el presidente Trump no se ha pronunciado al respecto de la decisión del Congreso estadunidense.

Comentarios

menu
menu