Truenan cuerdas en lucha por luminarias

Truenan cuerdas en lucha por luminarias

Primera caída

Cuando la comunidad lo que pide es paz, los principales luchadores políticos se enfrascaron en innecesaria lucha por la instalación de luminarias. Ayer temprano se conoció la noticia de la detención de trabajadores del diputado Rodolfo Lizárraga Arellano que realizaban cambio de focos en diferentes colonias y que se desata la guerra cuando un grupo de gente se apersonó en el MP para exigir la liberación de la cuadrilla, al señalar hostigamiento del gobierno municipal y un intento de bloquear el trabajo del legislador. Fue tal el escándalo que la alcaldesa Sara Valle Dessens tuvo que encabezar conferencia de prensa con la versión oficial de parte de funcionarios de Servicios Públicos que justificaron la detención por el número de robos de luminarias en las últimas semanas.

En esa lucha cuerpo a cuerpo, las dos partes defienden su versión, se aferran a su verdad cuando la realidad es que Guaymas sigue a oscuras y ni servicios públicos ni el diputado han logrado abatir rezago en ese rubro, así que lo mejor que debieran hacer ambos es ponerse a trabajar en conseguir recursos para iluminar la ciudad entera y dejar de reñir por unos cuantos focos que, vengan del Ayuntamiento o del legislador, la gente ni cuenta se da porque lo que busca es ver resuelto su problema. Y si el diputado ofrece apoyo para eficientar servicio debieran aceptarlo, aunque si es buena una investigación para aclarar los robos que dicen, hs sufrido el alumbrado.

Segunda caída

Decisión salomónica tomó el sector de salud Enrique Claussen Iberri al ordenar cambios en el hospital general de Guaymas, para los dos grupos internos que no conciliaron. Como se advirtió en este ring, Jesús Benítez dejó de ser director del hospital general, para ceder la silla a Juan Carlos Rodríguez, que se desempeñaba como coordinador de enseñanza en el mismo nosocomio. Rodríguez tiene experiencia en situaciones de crisis porque las vive de frente en su otro trabajo como urgenciólogo del IMSS en el turno de noche, lo que le va a ayudar a tener capacidad de reacción ante tantas necesidades que hereda.

Por otra parte, Mario Bernal dejó la administración y en su lugar llega Karina Ruiz Bustamante, quien deberá conciliar con el sindicato estatal porque pertenece a otro gremio y son tiempos de unificar para mejorar servicio. Le tocará a los dos superar etapa de limitaciones, recibir el recurso de la acreditación, distribuir de manera justa las bases y, en general, poner orden en un hospital que necesita mucha atención.

Tercera caída

La alcaldesa Sara Valle libró la lucha por la complicada obra de la avenida seis, al declararse como proyecto terminado. Debe recalcarse que funcionó el azotón en la lona que se dio a la empresa para que subsanara fallas a cuenta de garantía, con mérito de los vecinos que señalaron errores, exigieron solución pero no permitieron que el tema se politizara como algunos pretendían. Finalmente, los trabajos terminaron y en estos momentos se realiza una revisión de la obra para ver si cumple con lineamientos y entregarla, por fin, a vecinos.

El Tirabuzón

Empalme cumplió con regidores para acceder a obras de mantenimiento y rehabilitación de espacios deportivos para 2020. La propia titular de la Conade, Ana Guevara adelantó que el Ayuntamiento será beneficiado con varios programas de apoyo, sin obra nueva pero con posibilidad de reparar espacios ya existentes

La Quebradora

En quince días concluye el proceso de licitación del mirador Centinela con inversión de 7 millones de pesos. La obra gestionada por Rodolfo Lizárraga se iniciará este año y debe terminar antes del 31 de diciembre

Comentarios

menu
menu