“Tírate en el piso”

“Tírate en el piso”

Por Víctor Mendoza Lambert

Era la voz de un hombre muy cerca de la explosión sucedida en la comunidad de San Primitivo, un municipio del estado de Hidalgo inmerso en la pobreza y las carencias.

Un pueblo que en todas las casas existen bidones para abastecerse de gasolina, una comunidad en dónde la cultura de robar combustible es parte del día a día.

“Tírate al piso” así les decía un habitante del poblado a docenas de personas que corrían alejándose del fuego, pero con su cuerpo lleno en llamas.

Ahora les toco ser noticia y los toco la desgracia, más de 80 cuerpos carbonizados, irreconocibles muchos de ellos, cerca de un centenar luchando por sobrevivir a fuertes quemaduras. Un pueblo incrédulo que jamás pensó que una chispa pudiera cambiar su historia.

Sucedió lo que todos sabíamos que sucedería tarde que temprano, una explosión a una fuga de un ducto descontrolado, una enorme fuente, pero de gasolina, que sin protección alguna, sin orden, sin el menor cuidado ahí estaban cientos de habitantes del municipio de Tlahuelilpan, haciendo lo que aparentemente por los videos saben hacer, me refiero a llevarse gasolina en bidones para luego venderla o quizá para usarla en sus actividades cotidianas.

Jugaban con la muerte, corriendo de un lugar a otro, sin el menor respeto a esa enorme fuga que cobro factura.

Jamás imaginaron que una aparente fuente de la felicidad terminaría quitándoles la vida.

Un chispazo, solo fue necesario un chispazo para saber que no se juega con lumbre, que no se puede estar en un lugar prohibido y de tan alto riesgo conviviendo como si fuera una gran fiesta.

Una muerte trágica y dolorosa como es la que sucede cuando el fuego ataca. Ahora, ahora vienen los lamentos y seguramente vendrán los reclamos. ¿A quien? A quien sea, pero veremos la parte del dolor de las familias que perdieron uno, dos o más miembros y que no entenderán jamás que estar ahí era lo prohibido.

Vendrán muchas historias y versiones, seguramente las más inverosímiles, pero de algo podemos estar seguros, él o los culpables somos todos, sí, todos los que de una u otra forma hemos permitido que México tenga esos niveles de corrupción y por consecuencia de pobreza.

Ya sabemos que cuando se ahoga el niño se tapa el pozo, y en esta ocasión se deberán de tapar muchos pozos, ahora sí se justifica ese viejo dicho mexicano.

Por lo pronto el robo de gasolina por pueblos enteros tendrá que olvidarse y toda esa gente tendrá que pensar en que hacer para sobrevivir.

Se sabe que la muerte es la compañera de las desgracias y las desgracias es el resultado de las complicidades.

Esta tragedia puede ser el parteaguas para cambiar y para darnos cuenta lo importante que es hacer bIen las cosas.

La historia ya nos marco un presente, ahora lo importante será que el futuro lo decidamos bien, en armonía y pensando en todos, no solo en unos cuantos.

La desgracia alcanzo a la rapiña y las lamentaciones deberán quedar para otra ocasión, aquí lo importante es tomar decisiones y hacer lo correcto.

Justificarse como lo están haciendo quienes han llegado no será suficiente, de justificaciones estamos hartos los mexicanos.

 

De ida

La respuesta oficial a la desgracia fue rápida, pero no había mucho que hacer, el fuego fue implacable y los muertos ahí estaban, algunos heridos fueron trasladados a la Ciudad de México dónde son atendidos, otros han muerto en el trayecto o en los mismos hospitales. Por cierto, muchos de esos heridos han sido llevados en esos helicópteros que están en venta o que se quieren vender.

Políticamente se ha hecho lo correcto para no convertirse en el verdugo, pero ni así se libran de señalamientos que pretenden hacer que el actual gobierno ha provocado tan grande tragedia.

Pero insisto, sin defender a nadie, pues ni lo necesita ni es mi función, creo que los culpables somos la gran mayoría de los mexicanos que no acabamos de entender que la pobreza es lo más caro en este país.

Ojalá y de aquí se desprenda algo bueno… ¡ojalá!

 

De vuelta

Pero pasemos a algo mejor, buena noticia se da en Sonora al saber que se están surtiendo las medicinas en las farmacias del ISSSTESON, han sido muchos meses que al salir de una consulta ya no había solución al problema, pues las recetas médicas no eran atendidas.

Esperemos que en lo que resta del mes de enero la carencia sea historia y sobre todo y lo más importante que las medicinas estén permanentemente. Y que no solo se llene una vez los anaqueles y después todo siga igual.

Tan importante son las medicinas como la misma atención médica que se les da a los derechohabientes de esta institución.

 

Aserrín

Ya para finalizar solo felicitar a los Yaquis de Ciudad Obregón que pasan a la gran final de la Liga Mexicana del Pacifico. Suerte al equipo que ahora representa a Sonora.

Víctor Mendoza Lambert

Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VictorMendozaL

Facebook: Victor Mendoza Lambert

WhatsApp: 6621768878

Comentarios

menu
menu