¿SERÁN ASÍ LAS COSAS CON MORENA?

¿SERÁN ASÍ LAS COSAS CON MORENA?

SSSSSSSS… No tenemos información si está ocurriendo lo mismo en Campeche, Colima, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Baja California Sur y Guerrero, cuyas gubernaturas al igual que la de Sonora se encuentran a la mitad del camino; o si en el resto del país las cosas andan tan enrarecidas como aquí en nuestra entidad, donde parece que las posiciones entre la dirigencia de MoReNa y el Gobierno del Estado están más que definidas, y a todas luces no son en los mejores términos.

En apenas 96 horas el discurso de “los puentes tendidos para asegurar la continuidad de los programas que beneficien a los sonorenses” y todo ese rollo fue a dar al bote de la basura, luego del posicionamiento irreductible y amenazante del Senador Electo, Alfonso Durazo Montaño, mandamás absoluto de MoReNa en la entidad, quien en tono de amago ha manifestado su total desaprobación y rechazo al propósito de los integrantes de la LXI Legislatura de llevar a Sesión Extraordinaria de Pleno este miércoles, importantes reformas, algunas de ellas constitucionales, en las que se incluyen la desaparición total del fuero para todo servidor público en Sonora; el fortalecimiento del Poder Judicial del Estado, pero garantizando la rendición de cuentas, mediante un informe anual y la eliminación del Fondo Legislativo.
Con relación a la iniciativa de reforma constitucional  respecto a una de las facultades del Poder Ejecutivo relativa a si su titular tendrá derecho de veto, este punto causó verdadero escozor en la dirigencia de MoReNa, no obstante ya existir en la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Sonora, en su artículo 57.
Además de que este derecho ya lo aplican todos los ejecutivos estatales del país, a excepción del nuestro.
Lo que se está dejando en claro en esta iniciativa es su aplicación en materia presupuestal, de tal suerte que  no se aprueben leyes que desvirtúen el presupuesto limitado con el que va a trabajar el Ejecutivo en el marco de una política de austeridad. Tan sencillo como eso.
En particular, este último punto resulta inaceptable para Durazo Montaño, pues dice que pretende anular el poder de un futuro Congreso de mayoría opositora como lo será el de MoReNa, lo cual representa, asegura, “un golpe legislativo”.
Rafael Buelna Clark, Presidente de la Comisión Permanente de la LXI Legislatura explica bien que la  intención es otra: “Buscamos la permanente correlación que deben tener los tres poderes; no se trata de que un poder esté por encima de otro; tampoco de abusar o de manera desbordada ejercer atribuciones previstas en una Constitución que ha quedado superada desde hace más de cincuenta años, y que no está preparada para esta nueva realidad social”.
Lo que vaya a ser este miércoles, sin duda que sólo tendrá trascendencia para Sonora, habida cuenta que en el resto del país la problemática nacional vista hacia adelante exige en estos momentos el mayor de los esfuerzos por parte no sólo de quienes dejarán el poder, sino en especial de quienes lo asumirán a partir del 1 de diciembre próximo.
Porque son muchísimos los problemas que enfrenta México, entre los que se cuenta de manera muy importante, la seguridad.
Y ojalá lo hagan conscientes de que por primera vez en la historia 31 millones de mexicanos votaron porque un candidato presidencial, en este caso, Andrés Manuel López Obrador, encabece un cambio, no sólo en la forma de gobernar sino también de actitudes, para que luego no haya desilusiones, como lo señalara Luis Donaldo Colosio en marzo de 1994, cuando criticó la arrogancia de quienes ocupan las oficinas gubernamentales.
Al fin y al cabo, este día todas las fuerzas políticas representadas en la LXI Legislatura de Sonora tendrán la oportunidad de debatir estas iniciativas de reformas; es decir, podrán aprobarlas o no, dejando en claro que la máxima sentencia para un equilibrio de poderes es que el Ejecutivo proponga y el Legislativo (no disponga), sino que apruebe, en igualdad de circunstancias, pues al fin y al cabo ambos han llegado a ese status por la voluntad popular expresada en las urnas.
En apretada síntesis, pues, la gobernabilidad descansa en el pilar de los equilibrios  entre los Poderes, no en el avasallamiento de uno de ellos sobre el otro. Y eso es lo que hoy quedará definido.
Por cierto, un puñado de activistas que se dicen de  MoReNa –ahora todos lo son- acudieron ayer a la sede legislativa a gritar consignas como un avance de lo que pudiera suceder hoy; así que no le extrañe a Usted que la Sesión del Pleno se lleve a cabo en otro lugar que sí garantice la seguridad de los legisladores.
Pareciera que estos activistas que no tenemos ni idea de quién los esté piloteando, buscan con afán un toletazo “expresión de la más brutal represión gubernamental” para llevar agua a su molino. Algo innecesario, la verdad.
Al final, más de un observador acucioso de la vida local nacional se preguntaba ayer: ¿Así serán las cosas con MoReNa?
 
SSSSSSSS… Por su precisión en los conceptos, sería un error no consignar en este espacio el posicionamiento del Comité Directivo Estatal del PRI de Sonora en relación a la serie de iniciativas de reformas que serán sometidas hoy miércoles a Sesión del Pleno de la LXI Legislatura. De manera puntual establece:
1. La iniciativa de reformas a la constitución local que hacen los diputados de la Comisión Permanente, está expresada en forma lícita y legítima.
2. El mandato popular por el que fueron electos los diputados actuales es tan legítimo como el de los recién electos. En ambos casos hay fechas determinadas para el inicio y el vencimiento de sus encomiendas.
3. No es la Gobernadora del Estado quien presentó esa iniciativa. Es falsa cualquier información en ese sentido.
Suponemos que los opositores a estas reformas están totalmente ciertos de lo que se afirma en estos tres puntos; pero como sabemos, la política se trata en la gran mayoría de las veces, dicen los que le entienden, de jugar echando mano de todo tipo de argucias.
 SSSSSSSS… Mientras tanto, por rumbos del Palacio de Gobierno  y del Municipal de esta capital, las oficinas lucen con poca actividad, pues inició la parte fuerte del añorado periodo vacacional para miles de esforzados empleados.
Lo bueno, como siempre ocurre, es que se asignan guardias para atención al público en las diversas áreas en las que algún ciudadano pudiera requerir de un servicio o realizar pagos.
Pero donde el panorama es un poco diferente, es el Ayuntamiento de Hermosillo, porque ha iniciado la fase de transición en la que las autoridades salientes deben mostrar las cuentas claras a quienes a partir del 16 de septiembre estarán al frente del gobierno de la capital.
“Entregaremos todo conforme a lo que establece la Ley” ha dicho la Alcaldesa de Hermosillo, Angelina Muñoz Fernández. Créale, pues ella es de las que se atiene a lo que en sus manos tiene.

Comentarios

menu
menu