Se reagrupan las fuerzas de poder

Se reagrupan las fuerzas de poder

Armando Vásquez Alegría

YA LO HABÍAMOS comentado en su momento. Poco a poco los ayuntamientos van a quedar configurados y los inicios son trastabillantes.
Eso está ocurriendo. Se llama homeostasis, que es cuando el sistema se autoregula y coloca cada parte de un proceso en su lugar.
Por eso no es de extrañar lo que ocurre al interior del Ayuntamiento de Hermosillo, SLRC, Guaymas, Obregón y otros más.
La salida de Alejandro Moreno Esquer de la Dirección de Inspección y Vigilancia obedeció supuestamente a un zipizape por watsap con el secretario, Alfredo Gómez Sarabia, a quien le renunció (contaba con cuatro días en el cargo), por la insensibilidad de AGS al no permitirle que se ausentara el sábado del programa Talacha en la Colonia.
El bombero, es su profesión, le envió hasta donde se, un video que justificaba su ausencia debido a un familiar cercano que tenía con un problema de salud fuerte, pero hubo un altercado y terminó el asunto con un encendido apasionamiento que casi terminaba en violencia.
Claro, hay quienes señalan que es falso este pleito y señalan que Alejandro solamente participó en la entrega recepción y no fue nombrado en ese cargo, pero sin embargo en redes se maneja otro tanto y mientras la encargada de comunicación social no empiece a trabajar pues la información se dejará en otras manos.
 El hecho es que quedó fuera del gobierno municipal y hasta donde tengo entendido su cargo fue ocupado por Gino Saracco, ex director de Finanzas del ISIE en tiempos de Guillermo Padrés, así como gente ubicado como de Roberto Dagnino y quien además cuenta con varios procedimientos incluso se tuvo que amparar para no ser detenido. Claro que la grilla contra Alejandro se hizo más grande por ser hijo de Jaime Moreno Berry.
Hay varios casos más cambios en escasos días de estar al frente en el Ayuntamiento por parte de Célida López:
El Director de Talleres, Federico Sánchez y el subdirector de nombre Wilfredo fueron destituidos y quedó Francisco Oviedo y el cargo de subdirector quedó pendiente de nombrarse. Se llegó a manejar en redes que este cambio tuvo su origen en posibles actos poco claros por parte de los despedidos que duraron en sus respectivos cargos siete días.
Algo similar en cuanto a corta permanencia, ocurrió con un director del área de Cidue de apellido Canizalez quien este lunes renunció y colocaron a una mujer como encargada de despacho. En tesorería, el pasado jueves un recién nombrado director de un área duró en el puesto 20 minutos.
Aunado a ello se presentaron casos que con seguridad caen en el marco del nepotismo como ocurre con los compadres de Célida, el matrimonio compuesto por Bernardeth Ruiz, titular del DIF y su esposo, Eduardo Vázquez Bueno quien funge como secretario Particular de la alcaldesa.
A ello hay que sumar la súper dirección  creada a Edgar Sallard quien es esposo de la regidora Lupita Mendívil. Hay otro caso de otra Lupita, pero de apellidos Peñúñuri Soto quien fue ratificada como directora del IMPLAN y quien, luego luego, al siguiente día se fue a Colombia siendo que su presencia en este reordenamiento global y de objetivos del nuevo Ayuntamiento, su presencia es muy necesaria.
Y claro está el regidor Armando Moreno Soto, busca colocar en una dirección a su señora esposa, María Dolores Rodríguez Tepezano. En eso anda según se ha publicado.
Por su parte en Guaymas, la alcaldesa Sara Valle sostuvo a su cuñado como tesorero y se filtró que estaba buscando colocar en una buena posición a una de sus hermanas. El hecho es que a los tres días de su nombramiento le renunció su contralor Jesús Osuna Agramón quien mostró con su acción su desacuerdo con Sara.
Mientras tanto en SLRC, el alcalde Santos González destituyó este lunes por la mañana a David Pulido (director de Comunicación Social) y a la señora Aída Salgado Carrillo (directora de Servicios Administrativos). Según esto, David logró incrustar a su esposa en Desarrollo Social y Aída por ser esposa de un regidor. Allí la grilla es tal que tachan al hijo del presidente municipal Alejandro, (un joven veinteañero que se convirtió en asesor principal con un salario de 40 mil pesos, dicen en redes), de ser el causante de estos despidos. Ya se ha de imaginar el coraje que le traen.
Y por allá en Cajeme se supo que al parecer un matrimonio que son compadres del alcalde Sergio Pablo Mariscal ocupan sendas direcciones generales.
La lógica nos habla de la lucha por el poder al interior de los ayuntamientos de varios grupos.
¿Qué puede ocurrir?
Primero, que con estos cambios recurrentes será difícil que laboren en armonía los funcionarios quienes se mostrarán recelosos unos de otros. Para mí es más negativo que positivo este manejo.
Segundo, estará a flor de piel el qué dirán, el chismorreo, radio pasillo y todo aquello que cause ruido, contaminando con esto la comunicación horizontal y vertical.
Tercero, deberá imperar un solo liderazgo y no varios como actualmente ocurre, aunque claro, ello significará mano dura por parte de los alcaldes.
Cuarto, surgirán nuevos grupos entre los funcionarios conformando facciones de poder al interior de los distintos cabildos donde se conformarán sub liderazgos fuertes que dominarán la administración.
Y quinto, si la tónica es que haya cambios en base a señalamientos, no dude que se pueda desatar una guerra campal con tal de obtener más poder al interior y exterior de los ayuntamientos.
EN FIN, recuerde la palabrita: homeostasis. Por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.
Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.
Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com
Twitter: @Archivoconfiden

Comentarios

menu
menu