Sara se sube al ring por riesgo de impacto a la bahía

Sara se sube al ring por riesgo de impacto a la bahía

Primera caída

Casi tres días después del derrame de ácido sulfúrico en la bahía, la Profepa no ha rendido cuentas sobre las diligencias realizadas a Grupo México para determinar impacto ambiental y cumplimiento de normas en los procesos de la empresa. Antes, la alcaldesa Sara Valle Dessens le entra al quite no porque tenga facultades, sino por las consecuencias que pudiera traer en la población si se confirma contaminación, por eso, a través de Protección Civil se buscará conocer información oficial del hecho y sus efectos, aun cuando corresponde a las autoridades federales el deslinde de responsabilidades y las medidas preventivas de Grupo México, el saneamiento de la zona y las sanciones.

Por esas facultades es que difícilmente el Ayuntamiento podrá intervenir, incluso ni siquiera tendrían por qué conocer el resultado del proceso de la Profepa, pero la sola iniciativa de Sara Valle sirve para mandar un mensaje al sector empresarial de que el gobierno local está atento y entra en defensa de la población, sobre todo con el antecedente de Grupo México, compañía que cuenta con programas de apoyo social y de proximidad en comunidades en las que trabaja, pero nadie olvida la omisión y daño provocado en el Río Sonora.

Segunda caída

Por petición del regidor José Luis Portillo Liera, se programarán comparecencias de funcionarios, empezando por el director de Infraestructura Urbana y Ecología, Víctor Marín Martínez, a quien le tocará rendir cuentas al pleno sobre la obra de la avenida seis y lo que se les ofrezca a los ediles. Hábil como es, la presidenta municipal esquivó golpe del docente y accedió a votar la petición porque sabe que la dependencia de Marín es de las que más logros tiene, así que lo sube al ring para que se luzca y presuma obras a realizarse.

Entre otros funcionarios para comparecer están los titulares de Ecología y de Protección Civil, ambos candidatos a dejar el cargo, uno porque no puede con el paquete y otro por no ser afín al partido que gobierna, por lo que su participación ante el pleno pudiera ser clave para medirlos y valorar su permanencia en el cargo. Aunque no se fijó fecha, se supone que la Secretaría del Ayuntamiento realizará el calendario y convocará a sesión de presentaciones de funcionarios antes de la siguiente ordinaria.

Tercera caída

Con la guardia alta, profes de diferentes escuelas se preparan para luchar por el cierre de algunos servicios en el módulo de atención del Isssteson, lo que afectaría al gremio y a todos los derechohabientes de Empalme. Desde el mes pasado, la dirección de la clínica de Guaymas asumió la responsabilidad del módulo para que sea un área extendida del hospital, con menos doctores y menos gastos. Según los inconformes, la atención a derechohabientes se va a suspender por completo, obligándolos a acudir a Guaymas por cualquier trámite simple, hasta pago de jubilaciones. De parte del Instituto, descartan cierre total, con reducción de personal, pero garantía de atención médica, enfermería y farmacia, sin esos doctores que nunca estaban y se negaban a atender más de diez personas diarias.

En lo que se ponen de acuerdo, la inconformidad se puede generalizar hasta en la burocracia del Ayuntamiento, sobre todo porque el alcalde Francisco Genesta es derechohabiente, fue líder sindical como profe y ahora es patrón de cientos de trabajadores que van a tener limitaciones en el servicio de seguridad social y con diferente filiación partidista que el gobierno del estado, prácticamente le pusieron al luchador ya en la lona para que le brinque y se luzca con gestiones y oficios ante el Instituto. Así que lo más seguro es que en cuanto haya aviso oficial de los cambios en el servicio, el gobierno municipal se sume al rechazo por la medida tomada para centralizar servicio. Ya se verá.

El Tirabuzón

El alcalde Francisco Genesta sostuvo reunión con vecinos de diferentes colonias para darle validez a los comités que se encargarán, entre otras cosas, de avalar e impulsar obra concertada. Lo malo es que no les explicaron mucho pero la iniciativa de acercamiento ciudadano es buena y necesaria para todo gobierno.

La Quebradora

Para convertirse en la obra más cara en los últimos años, después de la desalinizadora, el recarpeteo en el puente Douglas se va a llevar el cien por ciento de los recursos del fondo Metropolitano contemplados para Guaymas y Empalme este año. De los 40 millones de pesos iniciales, el presupuesto se elevó a 57 millones ejercidos todos el año pasado y ahora, se ejercerán 48 millones de pesos más en la obra y otros dos millones en estudios de impacto ambiental. A ver si ahora sí terminan.

Comentarios

menu
menu