Ricardo hará alianzas, no el MC

Ricardo hará alianzas, no el MC

+ Ricardo hará alianzas, no el MC; o se alían todos, o no le ganan a Durazo;  el “Borrego” insistirá en el PRI, pero si no, cambia todo; va Rogelio Sánchez por la alcaldía, pero el hijo; Sonora tiene más reconocimientos nacionales; Rodolfo Lizárraga gana otro round al PT parte II

GUAYMAS, Son.- Miren este resumen sobre cómo va Ricardo Bours en su recorrido hacia la gubernatura de Sonora:

“No haré alianza con el PAN, sí con panistas; que se sume el “Borrego” Gándara a mi campaña y quiero ser un gobernador con visión ampliada”.

Es de Beto Aldrete, de su crónica donde el cajemense cenó con “invitados especiales” en Puerto Peñasco, tierra del también potencialmente candidato Ernesto “Kiko” Munro.

Ricardo dijo estar “abanderado por la honestidad como su gran valor y preparado para ser gobernador”. No está conforme con lo que ve en Sonora. Debe decirlo, pues eso da votos a un candidato.

Ahora, esta expresión: “Movimiento Ciudadano no buscará aliarse con otros partidos para las elecciones del 2021”. MC confía que después de conseguir la gubernatura de Jalisco y ser una de las principales fuerzas en el Congreso, “podría ganar por lo menos dos estados –ya menciona a Sonora– y consolidarse en la Cámara de Diputados”.

Luego se asume como una oposición real al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y a la mayoría de Morena en el Congreso de la Unión. Y como ya agarró vuelo, va solo a los comicios del próximo año, que renovarán 500 diputados federales y 15 gubernaturas.

Clemente Castañeda, jalisciense coordinador nacional, “avisa” en Reporte Índigo que no buscarán compañeros de fórmula porque “no estamos pensando en construir alianzas de ningún tipo” con otros partidos.

Lo cito porque, ya sabe usted, MC intenta en Sonora la experiencia de Jalisco, acudiendo a Ricardo Bours para ofrecerle sus siglas y aumentar presencia nacional; y para que el de Cajeme no batalle como independiente y llamar a que se le unan.

O sea que el movimiento Naranja no hará alianzas, las hará Ricardo. Y sería triunfo suyo, si se da el caso, para hacer lo que ahora hace Enrique Alfaro a favor del esquema del líder nacional anaranjado, Dante Delgado.

Facilitaría todo a Ricardo tener a su lado al guaymense Toño Astiazarán, carta fuerte del panismo para recuperar la gubernatura, y a Ernesto Gándara, el mejor colocado en el ánimo sonorense, para generar la única oportunidad de triunfo sobre Alfonso Durazo y lo que hoy es Morena.

Pero esto dice Gándara en la cita de Arturo Soto, el apreciado “Chapo”, en “El Zancudo”: De la comparecencia de Ernesto Gándara ante un grupo de opinólogos y comentócratas, se puede desprender el siguiente resumen:

-Sí va por la gubernatura del estado y va con todo a partir de marzo.

-No le preocupan las encuestas porque en 2006 comenzó su campaña por la alcaldía de Hermosillo con 20 puntos abajo, y en 2012 para el senado, con 25 puntos abajo. Ambas las ganó.

-El PRI solo no gana, debe buscar alianzas con otras fuerzas políticas y sociales; si esa alianza se da con otros aspirantes, bien; si no se puede, ni modo.

-Coincide con Claudia Pavlovich en el sentido de que no debe haber candidatos oficiales.

-No le queda la chaqueta a la que se refirió Célida López.

“El borrego” tiene todo para ganar, pero se siembran dudas sobre el trato que le dará su propio partido al resolver candidaturas. Pero al fijar posición ataja cualquier adhesión a proyectos distintos al suyo con sus siglas.

Si es cierto eso, entonces no habrá ese frente amplio que uniría fuerzas de los “débiles” para luchar y tener opción de triunfo ante “el fuerte”. No hay más para allá.

TIROS RÁPIDOS

1.- Hasta ayer pensaba que Rogelio Sánchez de la Vega iba por la alcaldía de Guaymas en 2021, avalado por fuerzas empresariales con intereses en el puerto.

En insistía: el futuro del empresario sardinero está ligado al del “Borrego” Gándara y su nueva incursión para enfrentar al oscurantismo priísta que no lo ha dejado llegar.

Me aclaran: quien le entra a ese juego es Rogelio Sánchez Alvarado, su hijo. En la próxima ampliamos.

2.- Gana reconocimiento en varios rubros el gobierno de Claudia Pavlovich.

Esta vez en generación de empleo, colocándose en cuarto lugar nacional, mérito de Jorge Vidal, secretario de Economía, quien en una de sus diarias cátedras de lealtad y apego a la camiseta, dice que “esto muestra la confianza en el Gobierno de Claudia Pavlovich y las ofertas que ofrece el estado, como agua, energía solar, conectividad, logística y gas, bases que se han fortalecido en esta administración”.

El lado opuesto es la “tacha” a la oficina del Transporte. Carlos Morales Buelna tuvo que dejar de permitir la improvisación de chatarra para acarrear, no transportar, trabajadores agrícolas, vileza que costó vidas valiosas.

Ahora sí, anuncia operativos y acciones para tapar el pozo ya ahogado el niño.

Presume chamba coordinado con la Secretaría del Trabajo. Pues sí. En esa dependencia el eterno burócrata Horacio Valenzuela y sus teatrales expresiones de justicia laboral, le agarraron la pata a la vaca en ese descuido adrede que llevó a tragedias como el choque del tren carguero contra un destartalado autobús de jornaleros en Vícam.

3.- Sigue de moda el diputado local Rodolfo Lizárraga.

Promovió y ya opera un Centro de Desarrollo Infantil, avanzado en una preparatoria y varias metas más en el Congreso del Estado.

Hoy lo vuelven a subir al ring político al divulgarse audio de una charla con la alcaldesa Sara Valle sobre el triunfo de 2018 pensando, ya en ese entonces, en el todavía lejano futuro. Se habla de pecadillos sobre prerrogativas petistas que cometía Ana Guevara. La descubrieron y por eso le quitó a Lizárraga la coordinación de la frágil alianza PT-Morena en el Congreso.

Pero dice que él trabaja para matar grilla. Creo que ganó.

Quien grabó la charla habría sido la alcaldesa y resta ver si ella la filtró para actualizar “cosas” de entonces, o alguien le jugó rudo para meterla en líos con Ana Gabriela, en cuyo apoyo confía para reelegirse.

Comentarios

menu
menu