Retiran armas a agentes policiacos de Guaymas

Retiran armas a agentes policiacos de Guaymas

Primera caída

Desde el lunes, la corporación policiaca de Guaymas fue motivo de una auditoría que agudizó los conflictos de la tropa porque tuvo como propósito apurar la depuración postergada por años. La Sedena verificó carros, armas y documentos, ahí fue donde se detectó a una veintena de agentes policiacos sin la acreditación del examen de confianza, para proceder con el retiro del arma hasta que se cumpla con requisitos de Ley.

El proceso es parte de lo que se hizo en Empalme para apurar el cumplimiento a los controles de confianza en aras de garantizar una policía confiable y capaz de coordinarse con las otras corporaciones, particularmente con la guardia nacional. Le toca ahora al nuevo comisario Luis Lugo Durón ordenar los trámites retrasados por años, mientras, los agentes desarmados se ocupan en áreas administrativas para reducir, todavía más, el esfuerzo policial en las calles.

Segunda caída

El contralor Francisco Palacios enfrentará denuncia por incumplimiento de un deber legal, tras negarse a recibir una denuncia contra mandos policiacos. Se trata de María Castro, la agente todo servicio que fue retirada de las calles por conflictos con sus jefes, quienes le asignaron comisiones de riesgo, además de suspender las consideraciones para que la mujer policía siga con estudios universitarios.

Con razón legal o no, el contralor no es juez, tiene la obligación constitucional de recibir denuncias contra servidores públicos, abrir proceso administrativo e investigar, pero a Palacios le ganó la lealtad porque, lejos de admitir la queja, turnó a la agente a la junta de honor y justicia, donde ya hay acuerdo para complicarle su carrera. Por eso, la afectada pudiera ampliar su denuncia e incluir al contralor que poco está en Empalme y cuando llega a despachar lo hace alejado de la Ley.

Tercera caída

Efraín Godínez levantó la mano para mostrar aspiraciones como mando policíaco, al abrirse oportunidad por los cambios en la comisaría de seguridad pública de Guaymas. El administrador de la Cruz Roja Guaymas ya fue subdirector y ahora que está ocupada la dirección, quiere regresar a la subdirección, aunque su intención inicial era sustituir a Silvestre Armenta Ramírez. Godínez llegó a la comisaría de seguridad pública en la administración de Lorenzo de Cima y a los seis meses ya estaba separado del cargo por pérdida de confianza, no impulsó una sola buena acción, tiene el repudio de la corporación y tampoco es bien visto por algunos funcionarios.

Así que si quiere reflectores, Godínez deberá seguir tomándose muchas fotos con la camiseta de Cruz Roja, aunque no sea socorrista porque la alcaldesa Sara Valle Dessens al recibir su propuesta guardó el expediente donde están otros como el de Javier Velderrain Paredes y demás personajes que difícilmente volverán a la corporación.

El Tirabuzón

Formalizado el convenio Fortaseg, para la otra semana pudiera entregarse parte de la flotilla vehicular para seguridad pública que se compró con el subsidio federal. Pendiente está también la entrega de uniformes y chalecos antibalas.

La Quebradora

La dirección de ecología de plano no se aplica contra transportistas de aguamala que derraman y contaminan la ciudad, así que el área enfrentará queja de parte de grupos ambientalistas. Al parecer, el responsable del área Víctor Marín Martínez tiene pensado cambiar titulares de esa dependencia adscrita a infraestructura urbana porque lejos de resolver denuncias, generan más inconformidad.

Comentarios

menu
menu