Regreso a clases… grillerísimo

Regreso a clases… grillerísimo
Armando Vásquez Alegría
CON EL INICIO DE clases de educación básica inicia también el programa federal “La escuela es nuestra” en el cual la SEP invertirá 20 mil millones de pesos para ser repartidos en 40 mil escuelas del país y de ese montón en el caso de Sonora la creación de comités de padres de familia será para setenta escuelas y párele de contar.
Este programa se ha estado promocionando en los medios y llama la atención porque serán los padres de familia quienes manejarán los dineros de manera directa.  https://bit.ly/30p3z6W
En otras palabras, el Estado no se quitará de encima la atención a los 594 mil 856 alumnos de educación básica repartidos en cinco mil y pico de escuelas. Se les invirtió algo así como 500 millones de pesos en mobiliario, equipo de cómputo, uniformes, zapatos escolares, transporte escolar y equipamiento en general.
Obviamente no es fácil sostener esta estructura educativa que es costosa.
Pero regresando al tema de los comités de padres de familia. No es la primera ocasión que estos organismos escolares deciden hacer de muto propio obras en beneficio de las escuelas. Ocurrió por ejemplo en Nogales cuando se construyeron siete tejabanes y con aquella nevada se cayeron todos.
Y es que el compadre del amigo de uno de los integrantes de una de esas sociedades lo construyó sin las especificaciones pertinentes exigidas por gobierno. Gracias a Dios no hubo niños muertos, que si no, hasta a la cárcel hubieran ido algunos de estos integrantes de estas sociedades de padres.
Lo mismo va a ocurrir, desgraciadamente, en el caso de esos comités de padres de familia que manejarán a su antojo tanto los dineros como las construcciones alegando autonomía, sobre todo y bajo el pensamiento de que lo que construyan, únicamente tendrán responsabilidad en el lapso en el que su chamaco esté en la escuela. No serán obras de alto alcance.
Eso sí, en estas acciones –por lo menos de las setenta escuela sonorenses donde se aplicará este modelo y que aún no se publican cuáles serán–, deberá tener el visto bueno el director de esa escuela y posiblemente sea el primer acusado si las cosas salen mal. Porque de que habrá responsabilidad penal por mal manejo de recursos, por supuesto que las habrá, así como auditorías de los entes federales correspondientes.
Ahí los quiero ver aceptando una responsabilidad de ese tamaño y de manera gratuita pues no tendrán sueldo los que manejen el comité y pues qué chiste aceptar la posibilidad de caer en la cárcel. A ver si es cierto que se apuntan.
Y por lo visto no va a desaparecer ninguna de las instituciones gubernamentales como el ISIE, al menos de momento.
Sin salirnos del tema educativo resultó que algunitos maestros –unos 200 ó 300–, que se fueron por el aspecto legal laboral por ser rechazados conforme a la reforma educativa de EPN en el caso de Sonora, se muestran tristes aun y cuando ganaron su demanda.
Resultó que del cien por ciento de lo ganado, un 40 por ciento se va para el abogado que llevó su caso, el licenciado Raymundo So Urquijo quien con esto le vuelve a pegar al monedero –ya lo había hecho con el caso de los ferrocarrileros—y un 20 por ciento irá a parar a los bolsillos del dirigente de la CNTE en Sonora, el guaymense David Guadalupe Valenzuela.
Y ni hablar, así fue el acuerdo y de los, entre 300 y 500 mil pesos ganados, dependiendo el caso, pues saque cuentas y verá la causa de la decepción.
Y si nos vamos al aspecto grillo del programa “La escuela es nuestra”, pues prácticamente un 90 por ciento de esas 40 mil escuelas se fueron a estados del centro del país, allá donde la fuerza azteca del voto prevalecerá per secula seculorum.
HUBO LA OPORTUNIDAD de desayunar con el diputado Carlos Navarrete –de los fundadores de Morena pero hoy en el PES–, en la reunión de los miércoles del grupo Contrapunto 10.
Tosco, gruñón, con cara de pocos amigos, como si estuviera siempre enojado, silvestre en esto de la grilla bajuna, me cayó bien. Sobre la ley de pétreos hizo modificaciones a su propuesta para no perjudicar al pueblo en materia de construcción de viviendas, pero va duro y tosco contra las mineras. Ahí no va a modificar en nada su propuesta de cobrarles un impuesto.
Y no, asegura que no es ariete del Gobierno del Estado en esa reforma a la ley que sigue impulsando para su aprobación en el Congreso del Estado. Ni vendido, rentado o coptado. Busca, asegura, lo que más favorezca a los sonorenses que lo eligieron.
Está al cien con lo haga López Obrador. Guste o no. Se vino a erradicar a Cananea desde su natal Cuernavaca hace más de treinta años. Cuenta con 51 años de edad, es cristiano, se encuentra estudiando la prepa, dice las cosas sin cuidar formas, directo y de manera sencilla. Gana algo así como 90 mil pesos como diputado y un tostón más que le dan para que contrate asesores, tiene dos o bien, los emplee en su gestoría como legislador.
No se detiene en su hablar y le importa madre lo que opinen de él. Está presto para ver en qué apoya en todo momento a la ciudadanía y listo para captar cualquier idea que le permita elevarla a propuesta.
¿Su futuro político?, no lo tiene como un hecho preponderante, se preocupa más por el presente, por eso señala por ejemplo que votará en contra de ese proyecto que busca encauzar la figura del matrimonio igualitario propuesta por la morenista  Yumiko Yerania Palomares Herrera https://bit.ly/2zdeCUN y que por supuesto le acarreará que le volteen la cara algunos legisladores de Morena.
Aclaró que lo consultó con su gente de su distrito con cabecera en Cananea y el 70 por ciento de la gente rechazó esa propuesta de los matrimonios igualitarios.
EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.
Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.
Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com
Twitter: @Archivoconfiden
https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Comentarios

menu
menu