Reciben el 2018 protegiendo a los ciudadanos

Reciben el 2018 protegiendo a los ciudadanos

HERMOSILLO, Sonora.- Aunque en su interior añoraban estar junto a sus familias para recibir el nuevo año, su deber como protectores de la ciudadanía los mantuvo en sus lugares de trabajo; con una temprana cena, elementos del Departamento de Bomberos y personal de Socorros de Cruz Roja Hermosillo esperaron la llegada del 2018.

Su labor nunca ha sido fácil, describieron elementos de ambas instituciones, pues las celebraciones son para ellos como cualquier otro día del año: Permanecen en la espera de brindar atención en caso de emergencia o de llegar a salvar una vida si ocurre algún accidente o incendio.

En la Estación de Bomberos de la Zona Centro trabajaron nueve personas, quienes disfrutaron como familia de una deliciosa y humeante pierna de puerco, acompañada de otros aperitivos que situaron en el centro de la mesa.

Para dar gracias a Dios por las cosas buenas que ocurrieron durante el 2017 y recordar que su labor como apaga fuegos es una de las más importantes para la comunidad hermosillense, el oficial Roberto Duarte rindió unas palabras al personal bajo su cargo.

“El trabajo del Bombero es muy importante para la ciudadanía, los invito este nuevo año al que vamos a llegar, con todo el favor de Dios, que sigamos poniendo empeño en el trabajo, porque esperan mucho de nosotros, están esperando que salvemos una vida”, acentuó.

Mientras tanto, en la estación de Cruz Roja Hermosillo se visualizaban las sirenas de las ambulancias que iluminaban la oscura calle; ahí, los paramédicos se preparaban para estar listos ante cualquier emergencia que surgiera durante la noche, pues salvar vidas es su misión.

Fue entonces cuando la alarma sonó. Alguienpedía auxilio a esta institución y pronto el personal subió a una unidad, para luego perderse entre las calles de la ciudad: “La vida del ciudadano está antes que la cena de noche vieja”, indicaron.

En total fueron 40 socorristas los que prestaron su servicio durante la noche del 31 de diciembre y la madrugada del 1 de enero. Todos ellos seguros de que rescatar una vida compensa el no haber podido estar en casa.

“Empezamos a las siete de la tarde para culminar a las siete de la mañana, fuimos 40 elementos los que estuvimos trabajando en siete puntos de la ciudad”, explicó Guadalupe Ayala Noriega, coordinador de Socorros de Cruz Roja Hermosillo.

La generosidad por parte de la ciudadanía también estuvo presente al momento de recibir el nuevo año, sobre todo en la explanada del Hospital General del Estado, donde decenas de familias esperaban el 2018 bajo el frío viento.

Hasta ese lugar, Luisa Guerrero acudió para compartir una cálida bebida, un dulce pan y una rica cena, con aquellos que no tienen un hogar y con quienes aguardan recibir una buena noticia sobre su ser querido que se encuentra internado.

Comentarios

menu
menu