Quieren detener a Astiazarán, pero lo fortalecen

Quieren detener a Astiazarán, pero lo fortalecen

GUAYMAS, Son.- Antonio Astiazarán nos platica en un video cosas que ya no deberían existir en el panorama político mexicano.

El guaymense dos veces diputado federal y alcalde bajo las siglas del PRI vio bloqueado su camino dentro de ese partido y decidió buscar vía otras siglas su aspiración, ser senador de la República.

Hasta allá lo persiguen quienes lo ven como el enemigo formidable que puede arrebatarles la gubernatura sonorense en 2021, esa que en este momento ejerce con ejemplar firmeza y buenas cuentas, Claudia Pavlovich.

Lo agreden, pero solo logran agregar promoción al aspirante senatorial y a su compañera de fórmula Leticia Cuesta, una dama de lucha, honesta. Hacen lo que el sistema tiene décadas haciendo con el Peje tabasqueño: lo ataca con veneno que no mata, por ende, fortalece.

Toño es político de alcance nacional y cuando inició su ruta hacia el Senado, sabía lo que venía. Lo enfrenta ya.

El candidato de la Coalición Por México al Frente se di tiempo para ir a Guadalajara y enfrentar asuntos de burocracia electoral. En la bella Perla Tapatía está la sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Allí se defiende de la impugnación que le tramita el Partido Verde Ecologista, y la que como interpósita persona solicitó la diputada local Carolina Lara.

En su mensaje, visto y compartido por miles, Astiazarán defiende su derecho constitucional de tomar parte en la elección y ser electo, no por una pandilla, sino por los ciudadanos. Trabaja duro para no ser atrapado en esos juegos legales que no es raro, seguido obligan a un tribunal a cancelar proyectos limpios como ese.

Pero Toño subraya que las impugnaciones lo posicionarán mejor y confía en un triunfo que le permitirá lograr esos proyectos repetidamente anunciados a los sonorenses y respaldados también, fuertemente, por los sonorenses.

Y remata con su frase acuñada cuando los dueños del partido que malamente lo dejó ir, bloquearon su intención: “Voy derecho y no me quito”, luego de insistir en que Sonora no tiene dueño y con la ley en la mano saldrá delante de acusaciones equivocadas.

Que así sea.

EL PEJE, COMO SIEMPRE

Andrés Manuel López Obrador no tuvo en Guaymas la organización capaz de atraerle gente como una figura de su tamaño debe tener alrededor.

Pero como dice la comunicadora Karla Montaño, fallaron sus coordinadores. Agrego, designar candidatos de antecedente dudoso afecta–ya lo estamos viendo—a Morena y su figura principal.

No estuvo mal atraer unas 2 mil 500 personas –cifra máxima que leo entre afines y detractores del tabasqueño—, sobre todo para ser martes a las 11 de la mañana. Pero tampoco lo es del todo bien para quien estaría a punto de alcanzar la posición negada en dos ocasiones previas, no tanto por su capacidad, sino porque nos está diciendo lo que queremos escuchar.

Vea la cronología videográfica de la gira que terminó en el sur de Sonora. Ciudad Obregón le hará ver a usted por qué el Pejecandidato se fue encantado.

En cuanto a lo que queremos escuchar, es que se combatirá la desigualdad y la corrupción que ahoga a México; que se frenará el manoteo del dinero de la gente y que el país tan rico que tenemos –tanto que no se lo han podido acabar tanto rufián que nos ha gobernado—ya no aguanta más gobiernos con esa moral torcida con la que marcha y por eso se acabarán.

Eso garantiza muchos votos al Peje. Pero muchos más no hayan a quién darlo. El brete es, como lo acabo de escuchar de una aspirante priísta a un alto cargo: “la gente no sabe qué quiere, pero sabe perfectamente qué no quiere”.

El pueblo de México no quiere lo que ha hecho el PRI tantas décadas, ni lo que hizo el PAN –que casi lo superó– en dos sexenios.

Pareciera que la elección está resuelta, excepto que algo grande pase y la gente gire hacia otra figura, sea el corredor de bienes raíces más famoso de México, el azul Anaya, o el hombre que pregona honestidad y capacidad aunque oculta su indefinida camiseta en la de color verde que le prestan los herederos del tamaulipeco Emilio Martínez Manatou, aquel secretario de Estado con Echeverría que luego fue gobernador, entre quienes se cuenta el dueño de Farmacias Similares, tío del “Niño Verde”, Jorge González Martínez.

Vaya brete, pues, en el que han metido a los mexicanos quienes tuvieron éxito como políticos, pero el egoísmo los volvió repelentes a la hora de pedir el voto.

EN EMPALME

A.- Le llueve en su milpa al alcalde Carlos Gómez Cota. Ciego y sordo a la hora de responder a los ciudadanos, pero activo a la hora de celebrar con comilonas, viajar con los suyos o arreglar su rancho donde se refugia incluso en horas de trabajo, para gozar de la impunidad con la que (des) gobierna, para desencanto general de los empalmenses.

B.- Dalia Laguna acumula respaldo. Sería la próxima alcaldesa tras la reacción que logra en este descuidado municipio, principalmente por la carga negativa que representa para el PRI, y su aliado el Verde, el trabajo de su actual autoridad.

C.- Claudia Lizárraga Verdugo, asediada por varios partidos –hasta le había dado el “Sí” al PT– para buscar la Diputación local por el XIV Distrito de Sonora (Empalme-San Ignacio y Bácum), jugará con el PRI-Verde y de entrada tiene aceptación. A ver.

D.- Desagradable sorpresa se llevó José Manuel González Chicuate cuando, con sonrisa cinicona, Mariano Michel, el tesorero perseguido al principio –y ya perdonado… por algo—, le espetó: “No pegues de gritos, así es esto”, y le describe lo que están viviendo: “Ya no alcanza para todos”.

Es que el Michel de las denuncias ocultas, le dijo a González que el alcalde lo despidió. Dejó de ser su asistente y principal colaborador desde hace una década. Y no le pagará 6 meses pendientes.

Nunca pensó el ahora ex cercano del “Kiriki” Gómez, que le haría eso su amigo, pues solo cobraba lo que le debían. González Chicuate se lo dijo al “Axión financiero” Michel. A manera de defensa le expresaba que “desconozco al “Kiriki”, no es la persona que conocí”. Y hasta apeló al dinero que había ganado como alcalde. Fue en vano.

Como varios más que sufrieron el golpe inesperado de un alcalde también ingrato, así debió irse.

DE SALIDA:

Karla Montaño Berrelleza tiene lesionado su ojo izquierdo y el médico la incapacitó 15 días, por eso no va al diario El Vigía, y tampoco a hacer su programa matutino en la XEBQ de Alejandro Padilla.

El chisme surgido es que la corrieron. Y tan se dio por buena la versión, que dos emisoras locales le llamaron para hacerle ofertas.

“Tendré que escucharlos, pero no, yo sigo en lo mismo y regreso el 27”, aclara la comunicadora líder de las ondas hertzianas regionales, a quien saludé este jueves al lado de su relevo corto, el incansable representante regional del STIRTT, Ricardo González Palacios.

Comentarios

menu
menu