¿Qué sigue luego del rechazo a las cuentas públicas municipales?

¿Qué sigue luego del rechazo a las cuentas públicas municipales?

Armando Vásquez Alegrías

LA RENDICIÓN DE cuentas es un instrumento que utilizan los  gobiernos para plasmar ante la opinión pública, representada en este caso por los diputados y el populo en general, sobre el manejo de los recursos en el transcurso de un año y se emplean como mecanismos de apoyo el control a través de las áreas de combate a la corrupción, fiscalización vía ISAF, transparencia (ITIES) e informes periódicos que en conjunto, su práctica, establece una calificación sobre la mencionada actividad.
¿En qué consiste la rendición de cuentas?
De entrada se otorga el estado de la situación financiera, de flujos de efectivo, variación de la Hacienda Pública, actividades, cambios en el área financiera, informe de pasivos contingentes, el estado analítico de los activos y pasivos, de la deuda,  (en plazos, contingente, neta) así como de los ingresos y egresos y su conciliación presupuestaria y contable.
Asimismo en materia de ejercicio y sub ejercicio en materia de gastos (tipo –proyectos de inversión, por ejemplo–, clasificación –cuentas bancarias–, categoría programática –esquemas bursátiles–,   por poderes,  finalidad y función obviamente enmarcados dentro de la contabilidad gubernamental).
El detalle es que, para lograr contar con un adecuado rendimiento el trabajo al respecto se realiza en el transcurso del año, no de un día para otro. Sería imposible para cualquier gobierno presentar un informe de este nivel y tan abultado, de allí la constancia de las auditorías –estatales y federales–, con el fin de ir enderezando el barco y realizando las observaciones que todo funcionario debe a su vez ir cumpliendo –y Contraloría vigila–, para quitarse de encima la posibilidad de una demanda penal por incumplimiento de obligaciones.
¿Hasta aquí vamos bien?
En el caso de la rendición de cuentas municipales que fueron reprobadas, entre las cuales se encuentra Hermosillo y catorce municipios más, se debe elevar a controversia constitucional ese resultado ante la SCJN y la PGR, mismos organismos que valorarán los recursos expuestos y tomarán una decisión que en este caso, y como ha ocurrido en anteriores demandas similares, los juzgadores optan por el aspecto de los trabajos técnicos como los que realiza el ISAF y por lo general dan el visto bueno al quejoso.
Pero se debe elevar una controversia constitucional que deberá ser revisada por el magistrado competente en un lapso de 30 días. Ya hay jurisdicciones al respecto sobre esta situación que dan, pues a los demandantes –generalmente el síndico municipal es quien interpone la queja y de no ser así cualquiera de los diputados al que pertenece dicho ayuntamiento–, el visto bueno de una autoridad mayor.
Por eso no estoy de acuerdo que el diputado priísta Luis Armando Alcalá Alcaraz, haya tomado tan a la ligera esta disposición calificatoria negativa de la mayoría de los legisladores a dicha cuenta, que, de no interponerse pues este recurso, se corre el riesgo de que la PGR actúe en consecuencia ante lo que pudiera llamarse caer en rebeldía por no presentar la defensa jurídica del caso. De allí su importancia, e insisto ya hay ejemplos sobre esto.
Cheque este link, aunque es de hace algunos años, la situación es exactamente a lo que ocurrió ahora.
www2.scjn.gob.mx/juridica/engroses/3/2014/9/2_174946_2971.doc
La actuación de los diputados, casi lo puedo apostar, obedeció sin lugar a dudas a un ex abrupto más que vamos a ver muy seguidos y que fue, sin duda, basándose en una reflexión de las comisiones respectivas y responsables de analizar dichos informes.
Ahora bien, ¿qué nos puede pasar a usted y a mí, estimado lector, si no se deja en claro la rendición de cuentas del 2017 en nuestro municipio?
Por un lado y como dice el estudioso Luis Carlos Ugalde, en su observancia en cuanto a lo que le falta legalmente a los municipios para que se empaten sus leyes con las estatales y federales, la observancia de los nuevos gobiernos podría llevar al Congreso del Estado a incrementar la tasa de recuperación de los prediales como una medida comprensible para ayudar las raquíticas finanzas de los ayuntamientos por un lado, pero por el otro, da pie a que las calificadoras internacionales financieras manejen un aspecto negativo que repercutirá de alguna manera en los indicadores futuros crediticios.
https://www.asf.gob.mx/uploads/63_Serie_de_Rendicion_de_Cuentas/Rc4.pdf
Pero no solamente eso, puede de hecho llegar a propiciar una oleada de demandas por parte de los acreedores ante la perspectiva de que se determinen cambios en los procesos propios internos del manejo de los recursos financieros de los municipios y se empiecen a clarificar nuevos esquemas de pago que redundará en un amplio espacio de tiempo para que los ayuntamientos finiquiten sus adeudos, entre otras cosas.
Y vaya que esto englobaría la perdida de la confianza en las autoridades municipales, que a final de cuentas es lo que está en juego con esto del rechazo de las cuentas públicas de los ayuntamientos hoy y a futuro. Los proveedores están atentos a este detalle, sin duda alguna.
Quiero suponer que los diputados de esa alianza que comanda Morena se dieron cuenta de este tipo de detalles y tienen preparados algunos aditamentos que elevarán a calidad de legalidad de apoyo a los municipios. Al menos, eso espero. Y si no, pues lo vamos a ver dentro de poco.
Solo espero, en buen plan, que no haya detrás de este rechazo un aspecto visceral.
EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.
Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.
Facebook: archivoconfidencial@hotmail.com
Twitter: @Archivoconfiden
Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Comentarios

menu
menu