¡Premio mayor!… ¡premio mayor!…

¡Premio mayor!… ¡premio mayor!…

Por Víctor Mendoza Lambert

Hagamos un ejercicio mental e imaginemos a los “gritones” de la Lotería Nacional gritando a pulmón abierto… ¡premio mayor! ¡premio mayor! un avión con valor de 130 millones de dólares… ¿se lo imaginan?

Yo la verdad no, aunque tampoco imaginaba tantas barbaridades de las que estamos viendo hoy día, como si un país pudiera transformarse de la noche a la mañana y olvidar su pasado.

Pero es un hecho, el tema avión presidencial se desbordo y se salió de control del gobierno federal, las burlas, los memes, los señalamientos, las agresiones, todo señala que el Presidente se equivoco y que una aparente broma se está convirtiendo en su peor enemigo.

Ya no solo es una ocurrencia, es una tontería, es una barbaridad por decirlo decentemente.

El tema y los señalamientos del avión presidencial no afectó a Peña Nieto, ni afectó a Calderón como le está afectando a López Obrador.

La supuesta rifa está logrando hacer del mandatario, un presidente que se comienza a ver muy frágil por sus comentarios, un presidente que de lo chistoso pasa a lo banal, incluso a lo tonto.

Vale la pena adentrarse a la historia y recordar a Echeverria que de ser una mente brillante, los señalamientos y los chistes de la época lo hicieron lo más burdo, lo hicieron el más tonto.

Así las cosas, el viernes 17 de enero se convierte en un parte aguas del todavía nuevo gobierno de López Obrador, ninguna crisis había afectado tanto su imagen, ni el ataque al huachicol aunado a la escasez de gasolina, ni el culiacanazo, ni siquiera la tragedia de Bavispe hicieron mella en su imagen pública, pero rifar en la Lotería Nacional el avión presidencial lo hacen ver muy, pero muy mal.

Aferrarse al tema sigue siendo un error garrafal y tratar de hacer de una ocurrencia un tema serio es lo peor, pues el pueblo sabio se siente engañado y no le gustan que le vean la cara.

Y para acabarla de amolar, muchos incondicionales generosos y agradecidos del presidente salen a darle cuerda con la venta o compra de boletos y tratan de hacerle ver a los mexicanos que es una extraordinaria idea, cuando todos sabemos que es el hazme reír al presentar este tema.

Simplemente ese avión no se puede vender y menos rifar porque ni siquiera es del gobierno, se debe mucho dinero a una empresa privada que sigue teniendo la factura en mano.

Ni la fuerza de troles de la presidencia de la republica ha logrado aminorar la carga negativa, son cientos o quizá miles de memes que ridiculizan al presidente y afectan seriamente su imagen pública.

Quizá alguno de sus serios y responsables asesores le dirá que retire ese ofrecimiento y que acepte perder parte del capital político, pues es mejor bajar la calificación un puntito, que perderlo todo.

México se desbordo en comentarios, nadie, absolutamente nadie lo vio como algo serio, nadie ha dicho que brillante idea del presidente, todos al menos lo que me ha tocado escuchar se burlan del tema y ponen a López Obrador como un mensajero sin mensaje.

Las redes sociales son lapidarias, así como te enaltecen y promueven una elección presidencial, así te hacen caer en tu popularidad y te pueden hacer imagen pública de tonto.

No se puede ni se debe seguir jugando con ocurrencias, gobernar es algo serio y es algo que no estamos viendo.

 

De ida

Lo que se supo y fue muy claro, es que Célida López aprovechando la salida de Hermosillo a la CDMX del presidente, le pidió a López Obrador ayuda para la reconstrucción de la capital sonorense, sobre todo de la pavimentación para reparar los miles de baches.

También le comentó la posibilidad de hacerlo con concreto hidráulico y negociar con CEMEX.

El presidente le sugirió y la mando a Banobras para conseguir un crédito y hacerlo posible.

Lo malo y que se ha hecho públicamente es que Banobras no tiene dinero y a Hermosillo su enorme deuda lo hace estar fuera de esa posibilidad de recibir más créditos.

 

De vuelta

Como sucede año con año, Abelandia fue un evento político donde se encontraron de todos colores y sabores, la idea es convivir y cruzar apuestas y comentarios de corte político.

Se echo la casa por la ventana y miles de amigos de Abel Murrieta y de Ricardo Bours tocaron base.

Lo relevante del día fue la presencia del Borrego Gándara quien llamó la atención y a quienes muchos de esos presentes se le acercaron y no lo soltaron en toda la tarde del sábado.

El borrego convivió con los exgobernadores Eduardo Bours y Armando López Nogales, así como aceptó tomarse la selfie con cientos de los ahí presentes que se desbordaban para saludarlo.

Así las cosas el tema político es y será el tema que veremos los próximos 18 meses en Sonora.

Es por ello que se dijo qué “El borrego corrió por el campo de Abelandia” ¿Cómo la ven?

 

Aserrín

Ya falta menos, ya falta menos, Entre Todos por la puerta grande, pronto estaremos de nuevo en las pantallas de Sonora, informando y ofreciendo ser el auténtico enlace entre sociedad y sus necesidades.

Entre Todos está cocinándose muy bien, pronto seguiremos con el sabor de la noticia. Como a ustedes les gusta.

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos.

Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VictorMendozaL

Facebook: Víctor Mendoza Lambert

WhatsApp: 6621768878

Comentarios

menu
menu