Por desgaste, se va funcionario municipal

Por desgaste, se va funcionario municipal

Primera caída

Desde su nombramiento como administrador del mercado municipal, la historia de Ulises Valenzuela estaba escrita. Ave de tempestades, dos veces contratado en anteriores gobiernos y en ambos salió en medio de escándalos y con mala relación con sus jefes, por su proclividad al conflicto y formas poco ortodoxas para ejercer el servicio público, lo que se reafirmó en su breve paso por el Mercado Municipal.

Para quienes lo conocen, lo ocurrido con locatarios y vendedoras yaquis no extraña, es evidente que la alcaldesa Sara Valle no lo conocía porque dio la cara por él en más de una ocasión, para involucrarse en un problema que no provocó pero cuyas consecuencias las pagó ante la opinión pública, como la manifestación de ayer, con marcha que concluyó en Palacio Municipal. Después de los gritos, la exigencia, una medida cautelar del MP contra un locatario municipal, Ulises dimitió al cargo, para terminar el problema en el mercado municipal, aunque su salida no resuelve de fondo el problema toral del gobierno local que ayer quedó exhibido: la presidenta municipal está sola. Al menos cuando de intervención sería de autoridad se trata, porque para subirse al ring a lanzar golpes sin objetivo, gritar, insultar, sobran funcionarios como pasó los días previos a la marcha, en los que fue penosa la actitud de regidores como Antonio Pintor. Luego siguieron los titubeos de la secretaria del Ayuntamiento, Jazmin Gómez y la directora de servicios públicos, Marisela Zataráin, sin oficio político ni un abono a la solicitud del conflicto.

Pero ayer, cuando los gritos se escucharon en el palacio, ninguno dio la cara. Por eso, ahora que esa función terminó, la alcaldesa debiera valorar cambios al menos en la forma de afrontar problemas porque figuras como Víctor Marín no deben ser intermediarios en todo y conciliadores de nada, como la ausencia de perfiles promotores del diálogo porque, como quedó demostrado ayer en palacio, la lucha interna es de puros rudos, no hay técnicos ni políticos y urgen para estabilizar la administración.

Segunda caída

Los que de plano se aventaron desde la tercera cuerda y se les movió el objetivo, son los regidores de Morena, PT y PES, con honrosa excepción de José Luis Portillo Liera. En tiempos de crisis, recortes, ajustes en el presupuesto, sin recurso ni para poner un foco, la oficina de regidores estrena área de comunicación social y difusión, con la contratación de dos empleados, cuyas plazas por cierto, no existen. Según lo dijo el regidor Iván Acevedo, el fotógrafo Noé Ávalos y una joven auxiliar van a apoyar a los regidores para difundir sus gestiones, por eso, les asignaron dos de los cinco cubículos de la oficina de regidores.

Sí, para tomarse la foto cuando entregan pelotas o dan apoyos, para eso se usa parte del espacio de los representantes populares, medida frívola que ni en tiempos en los que el PRI y el PAN eran mayoría se tomaron, pero ahora, todos quieren figurar con costo al erario. Después de que les quitaran espacio para el equipo de prensa, algunos ediles buscan revertir esta decisión porque las plazas no se presupuestaron y esa es una irregularidad imperdonable para miembros del Ayuntamiento. Mientras se aclara el fundamento legal de las contrataciones, no le extrañe, ver a regidores con todos los reflectores y parafernalia de los grandes de la lucha morenista.

Tercera caída

Javier Enrique Carrizales despachará desde el lunes como director de la universidad tecnológica de Guaymas. Después de su fallido intento por ingresar a la agencia fiscal, el colaborador más cercano de Susana Corella logra acomodarse en el servicio público para sustituir a Pedro Mar, con tres años en el cargo. Para Carrizales, la posición es menor, luego de estar en el poder legislativo. Pero chamba es chamba y Javier vuelve a incorporarse al presupuesto y en la UTG, donde al parecer ingresarán otros damnificados del morenismo.

El Tirabuzón

Desde la ciudad de México, la alcaldesa Sara Valle informa avances en gestiones para la rehabilitación del estadio Abelardo L Rodríguez. En su gira de trabajo, la presidenta municipal vio a Ana Guevara quien ofreció dar respuesta a petición, la próxima semana.

La Quebradora

Entre otros temas, la agenda de viaje de la presidenta municipal a la capital del pais, incluyó el seguimiento al programa Fortaseg, subsidio que está a punto de ser liberado. Este año, la primera ministración de diez millones de pesos se ejercerá en capacitación a policías, vehículos y equipo.

Comentarios

menu
menu