Padrés, hombre libre y arriba del ring

Padrés, hombre libre y arriba del ring

Primera caída

Nomás para reafirmar la fragilidad del sistema anticorrupción en el país, el ex gobernador Guillermo Padrés dejó la prisión federal el fin de semana para acaparar reflectores en una función que promete ser ruda y con muchos blancos. No es que la libertad del panista sea canto de absolución, no, tendrá que seguir el proceso penal pero ya por delitos no graves, de otra manera no hubiese alcanzado fianza, es decir, al final de la lucha y aun cuando resultara culpable, no será por faltas graves. Eso deja al descubierto una fiscalía que no presentó cargos sólidos, sea por falta de elementos o falta de capacidad o bien, por acuerdos políticos que, en tiempos de la cuarta transformación, sería el peor escenario.

El caso es que Padrés está libre y no vio la luz con discreción, al contrario, lo hizo con reflectores, lo que deja el mensaje que no se irá a su rancho a rasurarse para vivir de bajo perfil, sino que dará lucha política en una etapa difícil para el gobierno del estado. Por lo pronto, todo el padresismo celebró y se dispone a subirse al ring en las próximas semanas y de aquí a que concluya el sexenio de la Gobernadora Claudia Pavlovich. A ver que pasa.

Segunda caída

Con todos los honores, se llevó a cabo la ceremonia póstuma por la memoria del comisario de seguridad pública en Empalme, Lic. Marco Vinicio Gálvez Gutiérrez. Después del sepelio, el tema es quién asumirá el mando en un ambiente violento en el que la policía es la más frágil. Surge el nombre de Alberto Valenzuela, de las filas federales y que llegó de Agua Prieta hace algunos días para asumir la subdirección de seguridad pública. Iba a entrevistarse con Vinicio justo el día que lo asesinaron y ahora se aprecia como opción única para quedarse al menos como encargado de despacho. Cualquiera que sea la decisión, se debe tomar rápido, el alcalde Francisco Genesta se esta tardando demasiado y deja a la corporación sin jefe, con un vacío de autoridad riesgoso para la comunidad de Empalme que ya de por si vive con miedo.

Tercera caída

Y en medio de una crisis de seguridad, Genesta libra otra crisis en el encordado interno. El viernes, por petición de algunos ediles y presión de la sindicatura, presentó renuncia el contralor Darío Alcántar, del grupo del alcalde. Al ex funcionario lorencista y lagunista lo señalan de proteger a Carlos Enrique Gómez Cota, ocultar información de los anteriores y eso se lo hicieron saber al presidente municipal pero lo protegió hasta que el grupo de sindicatura y de unos regidores lo descubrió con información imprecisa que podía afectar el curso de los procesos contra ex funcionarios.

Por eso salió y en su lugar se quedó personal de la presidencia hasta que se encuentre algún perfil adecuado. Alcántar enfrenta denuncias en la contraloría de Guaymas, por supuestas irregularidades cuando fue titular de la Promotora Inmobiliaria y ahora deberá responder a esos señalamientos. Mientras Empalme comienza la semana con un gobierno sin titulares en dos dependencias clave para el funcionamiento del Ayuntamiento. Al de seguridad lo asesinaron y al de la contraloría lo renunciaron por irregularidades. Vaya cuarta transformación.

El Tirabuzón

El regidor Iván Rodríguez se sube al ring por asuntos de retenes. El fin de semana detuvieron a su yerno, acordó con la alcaldesa Sara Valle su liberación como se ha hecho con otros pero como la presidenta no manda, pues tuvo que pagar una multa. El fondo del incidente es que el edil se resiste a ceder al poder y control del contralor y el tesorero y darle el lugar a la alcaldesa tiene un costo alto en esta administración.

La Quebradora

Mientras se prepara el Carnaval, el Instituto de Festividades proyecta el regreso del evento conocido como Splash que se celebraba en San Carlos a finales de los 90. Se pretende organizar masivos de nuevo en el período vacacional de semana santa, con mejor elenco aunque esa idea no es del agrado de varios prestadores de servicios.

Comentarios

menu
menu