Nos vemos el próximo año

Nos vemos el próximo año

Por Víctor Mendoza Lambert

En efecto, la vida se va como un chorro de agua en las manos, apenas estamos comenzando a identificar el 2019, cuando ya tenemos a la vuelta de la esquina el 2020.

Como muchos que vemos el horizonte desde lejos hemos sido críticos con la 4T en algunas de sus estrategias y de sus decisiones que afectan a México, comenzando por la cancelación del nuevo aeropuerto de la CDMX. Tampoco fue de nuestro agrado el cancelar las estancias infantiles para darles dinero a los padres de forma directa y mucho menos hemos estado de acuerdo en que se regale dinero en lugar de que se lo ganen, me refiero a jóvenes estudiantes que solo se están acostumbrando a estirar la mano.

Pero también hemos destacado el combate a la corrupción y a lo superfluo, hemos aplaudido acciones como quitar privilegios a legisladores y funcionarios de gobierno, aunque esa parte todavía no se acaba de ver con claridad.

En lo fiscal no acabamos de aceptar que la recaudación que se buscará de forma intensa será solo para poder cumplir con los compromisos sociales.

No estamos de acuerdo en que los estados se vean afectados con reducción de presupuestos y mucho menos estamos convencidos que los municipios estén abandonados a su suerte.

No creo que liquidar y acabar con las delegaciones en todo el país sea el camino coreecto para hacer mejor las cosas, lo que sucede es que se cierran los ojos ante los grandes problemas y demandas.

La inflación al final del año no fue alarmante, de hecho se mantiene en parámetros de años anteriores, también nuestra paridad peso dólar tiene un buen cierre, y digo bueno porque se esperaba que a estas alturas estuviera costando un dólar entre 22 y 23 pesos.

Pero no se vale que por deudas políticas se quiera hacer a un Manuel Bartlett un santo o una víctima cuando años atrás los mismos que hoy lo contratan lo tachaban de diablo.

EL año que se fue, quizá no fue tan malo como algunos quisieran verlo, pero tampoco fue tan bueno como para aplaudirlo, quizá se cumplió con lo necesario pero no se tienen visos de que el próximo año se tenga un mejor México.

La economía está al filo de la navaja, los resultados fueron malos en el 2019, los inversionistas ya no invierten y los empresarios ya no emprenden, se juran ayuda unos a otros, pero ni el gobierno confía en el sector empresarial, ni los hombres que hacen dinero confían en López Obrador. Es un juego perverso en donde todos sonríen con el puñal en la mano.

El 2020 va a depender de que el gobierno federal entienda que México es un solo país y qué si pretende que los pobres se hagan menos pobres y los ricos se hagan menos ricos será un error garrafal.

Para que un país tenga desarrollo se requiere inversión y se requieren empleos, si el gobierno no invierte y los empresarios tampoco, pues ya se pueden imaginar hacia dónde caminamos.

Estoy convencido que López Obrador entiende muy bien todo esto, pero también entiendo que quiere dejar una especial huella, que de ser tan especial se puede convertir en una verdadera pesadilla.

Si el Presidente no reacciona, estoy seguro que dentro de un año estaremos lamentando mil y un problemas del país y lo peor de todo que dentro de un año se seguirán culpando a los que se fueron.

Ahora que sí reacciona, Mexico puede ir por un camino correcto, ojalá y así sea. Por lo mismo “nos vemos el próximo año

 

De ida

Hace unos días el Secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, el señor Víctor Manuel Toledo realizo un recorrido por los municipios del Río Sonora. Después ofreció una conferencia de prensa y fue ahí donde se pudo ver la ignorancia de un funcionario de primer nivel en torno a un viejo problema.

Es difícil entender que se atrevan  a sentarse frente a investigadores y expertos en el problema y se les ocurra decir barbaridades como reabrir el fideicomiso Río Sonora.

Qué no sería mejor pedirle a Grupo México que haga bien las cosas en lugar de pedirle que de nuevo abran la cartera. Así las cosas, en esto del conocimiento el señor Toledo no se la nadita, no al menos en el tema de la contaminación del Rio Sonora. se le vio una total ignorancia y lo peor, la presumió hasta el cansancio.

 

De vuelta

Algunos “no invitados” a celebrar los 40 años de la alcaldesa hermosillense Célida López el pasado fin de semana cuestionaron la lista de invitados a la cena en la Quinta de Anza.

Aquí es importante decir que en casos y cosas personales cada quien decide a quien y con quien celebrar.

Si la alcaldesa invitó a todos sus amigos panistas o ex panistas ese fue su problema, les puedo asegurar que también se vieron por ahí algunos militantes de Morena y por supuesto uno que otro priista.

No creo que tener amigos de todas las corrientes y tener amigos no gratos en estos tiempos sea malo, yo creo que es peor esconder el origen y ocultar el pasado.

Que nadie se preocupe, solo fue celebrar 40 años… por cierto felicidades a Célida.

 

Aserrín

Muchas gracias a todos y todas quienes nos mandan las mejores vibras para la siguiente etapa de Entre Todos.

Las dos primeras semanas de enero descansaremos y después les esteramos platicando los nuevos planes.

Lo único que puedo adelantar es que nos seguiremos viendo Y escuchando “abiertamente”. Saludos y que tengan una muy feliz Navidad en compañía de la familia.

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos.

Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VictorMendozaL

Facebook: Víctor Mendoza Lambert

WhatsApp: 6622768878

Comentarios

menu
menu