NI TRABAJADORES NI EMPRESARIOS DEBEN PERDER: DE LUCAS

NI TRABAJADORES NI EMPRESARIOS DEBEN PERDER: DE LUCAS
SSSSSSSS… Ayer tuvo lugar una conferencia de prensa en la que la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México en Sonora, mejor conocida como CATEM, fijó sus postura ante el anuncio de Javier Villarreal Gámez, dirigente de la CTM en Sonora, de emplazar a una huelga general para el 8 de julio en el que participarán algo así como 130 mil trabajadores afiliados a la central obrera priista y se paralizarán labores en más de 2 mil empresas en todo el estado.

 

Por supuesto que esta amenaza de Villarreal Gámez  rebasó el ámbito estatal, pues no es cosa menor que  semejantes acciones sindicales pongan en riesgo la estabilidad laboral que con tanto trabajo se logró construir.
Y porque, si bien es cierto que las banderas de la CTM Sonora son válidas, no suenan auténticas del todo, pues no se tiene registro de una convocatoria de estas dimensiones en la entidad.
El caso es que los integrantes del comité ejecutivo de la CATEM, ni tardos ni perezosos, queriéndose ganar a la opinión pública, señalaron que es un absurdo esta huelga, aunque se sabe que son ellos mismos los catemistas en su lucha contra la CTM, los responsables de llevar al paro generalizado a cientos de empresas en Tamaulipas y Coahuila, en su calidad de representantes del nuevo sindicalismo oficial, que vienen a desbancar a la organización sindical priista, huérfana de Presidente de  la República.
O sea, los de la CATEM, al igual que sus homólogos de otras centrales obreras, son verdaderos “lomos de liebre”,  pues en las entidades mencionadas y otras a lo ancho del país, les pegaron un madruguete a los cetemistas, poniendo en jaque la economía regional, mientras que aquí en Sonora descalifican ese emplazamiento a huelga “porque afectarían a la productividad del estado”.
Con esto se puede ver con claridad que es una lucha por ver cuál de los plumajes de estos dos pavorreales es el más vistoso, si el de la CTM, o el de la CATEM en la que ponen en riesgo, sin importarles, el equilibrio de la economía de cada región, pues lo  único que persiguen es posicionarse para que a la hora de la verdad, los trabajadores se inclinen por la organización que les “asegure” una representatividad más sólida.
Obvio que la causa de los trabajadores no es sólo de los dirigentes sindicales, sino que también atañe a quienes tienen la responsabi9lidad de conducir los destinos de una entidad, en este caso Sonora, en el que la Gobernadora Claudia Pavlovich ha dicho que en efecto se tienen que resolver las deficiencias en los servicios que reciben del Estado los trabajadores; pero, al mismo tiempo, se tiene que vigilar que los empresarios e inversionistas NO se sientan amenazados en sus intereses y con ello se alejen de Sonora.
Por supuesto que la losa que carga un gobernador es muy distinta a la de un dirigente sindical, y menos en las condiciones en las que se encuentra en el particular caso de la CTM, frente a una CATEM que trae todo el power del Gobierno Federal, pues está llamada a ser la Central Obrera de la Cuarta Transformación, así destruyan lo que tengan que destruir.
Y la CTM buscará evitarlo, así se destruya lo que se tenga que destruir.
SSSSSSSS… El tema del emplazamiento a huelga generalizada es muy complicado, pues por un lado ayer presentó su dimisión al cargo de Director General del IMSS, Germán Martínez Cázarez y en su carta-renuncia hizo severísimos señalamientos en contra de funcionarios de la SHCP, quienes operan en el instituto con prácticas neoliberales como la de recortar, presupuesto y personal, lo cual deriva en menor calidad de los servicios, lo cual viene a darle la razón a Javier Villarreal Gámez en su planteamiento de huelga.
Por su parte, el dirigente estatal del PRI Sonora, Ernesto De Lucas Hopkins, dijo muy clarito que se sumarán los priistas a esta exigencia de la CTM, porque es muy mala la calidad de los servicios que prestan el IMSS, INFONAVIT y FONACOT a los trabajadores; pero partiendo de la premisa de que NO se permitirá que los empresarios pierdan, al tiempo de luchar porque los trabajadores ganen; es decir, sin menoscabo de los empresarios; de la inversión extranjera directa extranjera y manifestando su inconformidad frente a las oficinas  gubernamentales mencionadas.
Eso hace la diferencia (TAMBIÉN) entre el dirigente sindical de la CTM, central afiliada al PRI, y el dirigente estatal del tricolor en el estado.
Admitió el “Pato” que las condiciones bajo las que operan el IMSS, el INFONAVIT y FONACOT es una herencia que dejaron los tecnócratas que recién se fueron, quienes se olvidaron de los trabajadores y que esa es la razón fundamental por la que su partido en Sonora ha entrado en una etapa de autocrítica a fondo, a la que convocan a participar a toda la ciudadanía.
Y si elevan la voz en exigencia de que el Gobierno Federal cumpla con los trabajadores, es porque cuando los ahora funcionarios se encontraban en campaña, decían que en unos cuantos meses arreglarían todo lo que estuviera mal y aún no pasado absolutamente nada.
Estamos seguros de que Ernesto De Lucas, como dirigente estatal del PRI en Sonora, será pieza clave en las negociaciones que se darán  y de las que saldrán las posturas finales rumbo al 8 de julio.
SSSSSSSS… En lo que respecta a la renuncia de Germán Martínez Cázarez, tiene razón el Presidente Andrés Manuel López Obrador, al decir que “hay muchos que pueden ser directores del IMSS”.
Porque más allá de que no dijo una sola mentira sobre el estado que guarda el IMSS, también es cierto que minimizar el impacto de su renuncia es el pago que deben recibir todos los traidores, sean del partido que sean.
Y no es sólo a nivel del gabinete ampliado, sino entre  secretarios de primera línea donde tiene AMLO  traidores de otros partidos o saltimbanquis ideológicos, o gente seria y bien intencionada.
Muchos le tirarán el arpa antes de que el gallo cante tres veces. Al tiempo.
SSSSSSSS… Y siguiendo con el tema del PRI Sonora, ayer se dio a conocer que el tricolor llevará a cabo un ciclo de conferencias a través de Foros Regionales para la Autocrítica y que este programa arrancará con la participación del reconocido historiador, analista político y líder de opinión, José Antonio Crespo Mendoza, el próximo viernes 24 de mayo a las 18:00 horas en las instalaciones del Comité Directivo Estatal priista.
La de Crespo Mendoza y las subsiguientes conferencias fueron gestionadas por la Fundación Colosio y su presidente Bulmaro Pacheco Moreno y tienen el propósito de realizar una profunda introspección del tricolor y partiendo de la autocrítica, construir la propuesta con la que deberán  trabajar los priistas de cara a la sociedad sonorense.
Este activismo de foros de autocrítica se ha denominado “Prohibido NO cuestionar”, para lo cual dijo el “Pato” De Lucas, que “las puertas del PRI Sonora estarán siempre abiertas para recibir a los sonorenses  sin preferencia partidista, que son la mayoría”.
También al día siguiente, sábado, los priistas celebrarán la asamblea en la que se tomará protesta a los 650 integrantes que conformarán el renovado Consejo Político Estatal del PRI en Sonora para el periodo 2019-2022.
Movidita la agenda que viene en los próximos meses para Ernesto De Lucas; pero ese ritmo de trabajo es en el que precisamente está hecho el “Pato”, sin pedir esquina y a contracorriente.
Seguro que la etapa de la autocrítica se le dará a la perfección, porque si algo sabe y conoce este político es cómo se ha desarrollado no sólo la historia reciente del país, sino la del partido al que a él le toca la responsabilidad de ponerlo de regreso en la pelea.
SSSSSSSS… Se veía venir desde el principio que los trabajadores de la Universidad de Sonora no aceptarían un incremento que no fuese gradual en sus aportaciones al ISSSTESON. Era algo que los directivos del instituto de seguridad y el propio Gobierno del Estado tenían muy claro.
Y aunque ese primer acuerdo que siempre estuvo latente fuese desventajoso para el resto delos afiliados al ISSSSTESON, que suma más de 60 mil, sin duda que es un mérito que habrá que reconocerles siempre a Enrique Velázquez Contreras, firma principal de la Unison; a Pedro Angel Contreras López, el Número Uno del ISSSTESON, y al coach de estas mesas de negociación, Miguel Ernesto Pompa Corella, los tres encargados de romper ese Nudo Gordiano.
Ayer, la Casa de Estudios y el ISSSTESON lograron acuerdos en los que se establece que mediante aportaciones graduales anuales es como la UNISON se pondrá al corriente, a partir de 2019 y hasta 2022, en el pago de cuotas y aportaciones para pensiones y jubilaciones, incrementando del 8 por ciento que paga actualmente, al 27 que marca la Ley 38.
Estos acuerdos que podrían ser los definitivos si son aceptados por la comunidad universitaria no tienen otra posible salida; se entiende que es lo que simple y sencillamente ambas partes consideran la base de una nueva relación entre la UNISON y el ISSSTESON.
Más allá no se vislumbra qué camino puedan tomar los líderes de los sindicatos universitarios, en caso de NO aceptar las nuevas condiciones.
En cuanto a los porcentajes de cuotas y aportaciones para el servicio médicos, la UNISON empezará a pagar DE INMEDIATO lo que señala la Ley, pasando del 11 por ciento que paga actualmente al 13 por ciento  definitivo; es decir, los trabajadores pagarán ahora  5.5 y la Casa de Estudios un 7.5 por ciento.
En la actualidad pagan 5 por ciento y 6 por ciento cada uno por este concepto.
Se acordó que las aportaciones para pensiones y jubilaciones se incrementarán de manera paulatina hasta cumplir con el 27 por ciento establecido en la Ley 38 de ISSSTESON, lo cual, de manera desglosada significa que el trabajador debe aportar 10 por ciento, mientras que el patrón, en este caso la UNISON, el 17 por ciento como hacen el resto de los organismos afiliados al Instituto.
Actualmente el trabajador universitario aporta un 4 por ciento y la UNISON otro 4 por ciento; dicho monto se incrementa en este mismo año para que en total el trabajador aporte 5.6 por ciento y el patrón un 8.2 por ciento (13.8 total).
Para 2020, trabajador y universidad aportarán 7.1 por ciento y 11 por ciento respectivamente, mientras que en 2021 el monto total de la aportación de manera individual será de 8.6 por ciento y 14 por ciento para afiliado y empleador.
El primer acuerdo para el nuevo Convenio entre UNISON e ISSSTESON señala explícitamente que para 2022 la institución educativa y sus trabajadores empezarán a pagar los porcentajes establecidos en la Ley 38, que son el 17 por ciento el patrón y 10 por ciento el trabajador, que juntos sumarán el 27 por ciento definitivo.
En este periodo de transición, los trabajadores que adquieran el derecho a jubilarse o pensionarse y deseen ejercerlo, deberán cubrir conjuntamente con la Universidad, el diferencial del monto de cuotas y aportaciones que resulten, hasta llegar al 27 por ciento.
Así mismo, la UNISON iniciará la incorporación de la Prima de Antigüedad al Sueldo Básico y por lo tanto en el Sueldo Base de Cotización, mediante un proceso gradual. La gradualidad será: 35 por ciento en 2019, 55 por ciento en 2020, 75 por ciento en 2021 y 100 por ciento en 2022.
El acuerdo señala que ISSSTESON jubilará exclusivamente sobre el monto del sueldo efectivamente cotizado.
Otro punto del acuerdo indica que para aquellos trabajadores que al primero de noviembre de 2017 cumplieron con los requisitos para iniciar su trámite de jubilación o pensión, su solicitud se dictaminará con base en los porcentajes que resultaban aplicables antes de la reforma de junio de 2005 a la Ley 38 de ISSSSTESON.
Se estipula también que a los afiliados que a partir de febrero de 2019 se les otorgó su pensión, así como a quienes hayan iniciado su trámite en ese mismo periodo, recibirán su pensión conforme a los porcentajes de cuotas y aportaciones señalados en la Ley 38, considerando lo establecido en el párrafo anterior inmediato.
De igual forma, el acuerdo para el nuevo Convenio entre ISSSTESON y la Universidad de Sonora señala claramente que las pensiones otorgadas en el mes de enero del presente año y anteriores, no sufrirán modificaciones y se respetarán los términos en las que fueron aprobadas por la Junta Directiva.
A ver cómo reaccionan los “barzonistas” de la Universidad de Sonora. De existir consenso en estos primeros acuerdos, se determinará una fecha próxima para la firma del Nuevo Convenio entre ISSSTESON y UNISON.
A simple vista, cualquiera puede afirmar que los sindicatos universitarios NO aceptarán los términos de este acuerdo, pues lo que ellos persiguen es hacer ruido político, además de que muchas manitas están metidas en este asunto de la UNISON, que siempre será un caldo de cultivo para otros propósitos. Al tiempo.

Comentarios

menu
menu