Marilyn Monroe, 54 años sin el ‘sex symbol’ del Siglo XX

Marilyn Monroe, 54 años sin el ‘sex symbol’ del Siglo XX

CIUDAD DE MÉXICO.- El 5 de agosto de 1962, la actriz estadunidense Marilyn Monroe, el gran mito sexual del siglo XX, fue encontrada sin vida en su casa de Hollywood a la edad de 36 años.

Aunque el forense dictaminó que la actriz se había suicidado con una sobredosis de somníferos, las causas de su muerte permanecen aún confusas. Las dificultades profesionales y su agitada vida sentimental parecieron estar en el origen de su muerte.

A las 3:00 am, la señora Murray, su ama de llaves, la encontró en la cama en una postura extraña, con el teléfono fuertemente aferrado en una de sus manos y las luces encendidas. Un frasco vacío de Nembutal que atestiguaba la ingestión masiva de pastillas por parte de la diva.

El médico forense certificó su muerte y expresó su convencimiento de que se trataba de un suicidio. En años posteriores, una auténtica industria del escándalo, de la que formarían parte la prensa amarilla, la de extrema derecha y un Norman Mailer arruinado y angustiosamente necesitado de dinero, especularon incansablemente sobre la relación entre su muerte y los hermanos Kennedy.

No era la primera vez que había ingerido una sobredosis de barbitúricos combinada con alcohol: exactamente lo mismo había ocurrido en la primavera del año anterior, poco después de la separación de Miller y del estreno de Vidas rebeldes.

La policía, extrañamente, no reveló el nombre de la sustancia que había tomado Marilyn, e incautó y rehusó hacer públicas las cintas magnetofónicas de la compañía de teléfonos en que estaban grabadas las llamadas que efectuó la noche de su muerte. Esto no hizo más que confirmar las sospechas de que Marilyn llamó a alguien en busca de ayuda, alguien cuya alta posición pública no le permitía afrontar el escándalo que hubiera supuesto verse envuelto en semejante asunto.

El 1 de junio de 1926 nació en Los Ángeles, California la actriz y cantanteNorma Jeane Baker, más conocida como Marilyn Monroe. Entre 1947 y 1962 intervino en 41 películas y, tras su muerte, se convirtió en un icono pop y cultural de los años sesenta. Aunque no cantó profesionalmente, grabó 35 canciones, la gran mayoría contenidas en los filmes musicales que interpretó.

Comenzó su carrera como modelo fotográfica y a partir de 1946 interpretó pequeños papeles en películas de bajo presupuesto. Su reconocimiento mundial empezó a desarrollarse después de que protagonizara el musical Los caballeros las prefieren rubias (1953) y apareciera en el número inaugural de la revista Playboy.

Interpretó el papel principal en las comedias Cómo casarse con un millonario (1953), The Seven Year Itch (La tentación vive arriba, 1955) y Bus Stop (1956) y, gracias al éxito taquillero de estas películas, desde entonces comenzó a ser considerada como un auténtico sex symbol y una de las actrices más rentables de séptimo arte.

Su mayor éxito comercial fue Some Like it Hot (Con faldas y a lo loco, 1959), cinta por la que ganó el Globo de Oro a la Mejor Actriz de Comedia.

El culto a Marylin es tal que hoy en día un mechón de su teñida y famosa melena, será subastado en ocho mil dólares.

La puja se realizará en noviembre en Los Ángeles, donde además se pondrá a la venta, documentos de la rubia, como una factura del taxi que la llevó a los famosos estudios de 20th Century Fox, el testimonio escrito del hospital psiquiátrico donde estuvo, hasta el vestido con el que recibió el Globo de Oro. Una mujer, cuya historia, convertida en leyenda, ha trascendido al tiempo.

 

Comentarios

menu
menu