Llueven multas en operativo a taxistas

Llueven multas en operativo a taxistas

Primera caída

Después del escándalo por los permisos temporales entregados a discreción en el municipio de Guaymas, la delegación del Transporte realizó operativo de verificación para aminorar la presión de concesionarios. En la revisión, dos operadores resultaron sin licencia de conducir, otro más sin seguro y varios con trámites pendientes que deben subsanar o perderán permiso, de acuerdo con la Ley.

La verificación fue solo para quienes gozan del permiso temporal otorgado por la dirección general del transporte el año pasado, a unos 30 taxistas, supuestamente para apoyar a quienes no pueden tener concesión pero han sido choferes por muchos años, eso en teoría porque en los hechos, algunas centrales hicieron negocio con sus mismos socios y otros más compraron permisos en masa, para desvirtuar una buena intención de la autoridad estatal. Ahora y ante quejas de concesionarios, transporte tendrá que ser duro con los temporales y, además, poner orden en general porque la piratería se ve en las calles donde lo mismo circulan taxis con permiso de Vícam, sin rótulo o con números repetidos.

Segunda caída

La sacudida sigue en diferentes áreas de la CEA y, después de los cambios en el departamento técnico y de distribución en Guaymas, la estrategia se replicó en Empalme. José Sánchez tenía varios años al frente del departamento técnico del organismo operador, con quejas y auditorías que no salían del todo bien, hasta que llegó la decisión de remoción hace algunos días. Incluso, la decisión inicial fue despido porque de la CEA Sonora se envió la orden de cero tolerancia, lo malo es que se subió al ring el Sutpes para defender al trabajador que ahora está a la espera de recibir una nueva comisión.

En su lugar quedó Saturnino Espericueta, con arraigo en Empalme, conocimiento en el área y mejores referencias, lo que por lo menos es garantía de mejora en una dependencia que enfrenta múltiples necesidades desde que se determinó incorporarla a la CEA Guaymas.

Tercera caída

Para hoy, se ha convocado a sesión de Cabildo en Empalme y la advertencia, más allá del orden del día, es la probable presencia de quien fuera tesorero, Carlos Arbayo, quien, al parecer, está dispuesto a decirle sus verdades al alcalde Francisco Genesta.

Luego del cese, el ex funcionario se retiró de la función en silencio y se esperaba que se quedara fuera de la lucha, solo que según personal de Palacio Municipal, el alcalde emprendió lucha contra todos los empleados que tenían buena relación con Arbayo en una suerte de cacería de brujas que ya no tiene reversa así que, sin nada que perder ni compromisos que cumplir, el ex tesorero se pudiera apersonar en la sesión a la que además de sumaría la dirigencia de Morena y un grupo de militantes del mismo partido, nomás para hacer presión por si al presidente municipal se le ocurre convocar a sesión extraordinaria para reestructurar deuda.

El Tirabuzón

El cuatro de junio terminará la entrega de apoyos a personas con discapacidad, dentro de los programas de la Secretaría del Bienestar. Con un inicio accidentado, el personal nuevo enmendó yerros y ha tenido jornadas más organizadas para cubrir un padrón estimado de un millar de beneficiarios.

La Quebradora

Jesús Aragón despacha como secretario particular de la presidencia municipal de Empalme, ascenso que recibió tras dos meses en la asistencia de la misma oficina. Sucede a Antonio Merel, quien es ahora jefe de personal en sustitución del tesorero, Víctor González.

Comentarios

menu
menu