Las izquierdas hacen temer por el futuro

Las izquierdas hacen temer por el futuro

+ Las izquierdas hacen temer por el futuro; en Nogales, ejemplo de la nobleza de la gente; no vayan a aparecer muertos; “bulling” a Célida, sí, pero no hay que ser

 

GUAYMAS, Son.- Hace 3 décadas el PRD era la opción de los mexicanos para componer el país, destrozado por el crimen organizado que medra en la política y que era sometido a presión por quienes se decían capaces de acabar con la rapiña que quita calidad de vida al ciudadano.

Captó el voto y ganó en muchos lugares, pero la Presidencia de la República, no. Los jefes tras bambalinas del país vieron que la liga estiraba más y “se cayó el sistema”.

La frase la hizo inmortal el inmortal por hacerla, Manuel Bartlett, ex secretario de Gobernación. Al “recuperarse el sistema”, el candidato del sol azteca Cuauhtémoc Cárdenas –hijo de “tata” Lázaro, expropiador del petróleo en 1938–, había perdido.

Por eso “ganó” Carlos Salinas, quien no fue tan malo, pero hizo enemigos de veras al abrir a México a los mercados del mundo. Allí comenzó la “venta de garaje” que volvió escandalosamente ricos a los cachorros de la revolución.

Lo demás fue más de lo mismo, hasta ahora que gana la elección –ahora sí lo reconocieron– Andrés Manuel López Obrador.

Se supone que el presidente electo pondrá fin a la economía libre. Volverá al nacionalismo que contuvo mercados a favor de la empresa mexicana con el que no nos fue muy bien, pero pues lo nuevo tampoco funcionó para las mayorías.

Y eso que impulsa la izquierda es hoy proyecto de un partido y su dueño. El resto del izquierdismo juega solo.

Lo muestra el Partido del Trabajo al ratificar respeto al morenismo, pero va solo; y el PRD, que cercano a la extinción, lanza dardos envenenados como hizo el fin de semana Jesús Zambrano, en charla con este servidor, contra la figura central de la película en marcha, López Obrador.

Ya lo ubicó en un conflicto: fue el “Peje” quien los dejó endeudados desde su frustrada lucha de 2006; hoy, el PRD recibe menos de la mitad de sus prerrogativas para poder pagar. Y dice que nos preparemos para lo peor, pues Andrés Manuel no escucha. No augura nada bueno para el futuro.

Yo dije: que la lengua se le haga chicharrón al “Tragabalas”, al oriundo de Empalme a quien un juez federal frenó en su camino para repetir en el Senado.

El ex guerrillero del balazo en el maxilar y ex dirigente del PRD en el país, visitó su tierra, Empalme, a su familia, pero se hospedó en playas de San Carlos.

Por sus análisis, la verdad, me preocupé. De tener razón, México sufrirá de nuevo.

TIROS RÁPIDOS

1.- En medio de matanzas y repetidos encuentros con la muerte en las calles de Sonora –y más amenazas de muerte a policías, como ocurrió en Hermosillo y no se dimensionó–, en Nogales se muestra que la vida es digna de vivirse.

Yamileth y Carlos regresaron un monedero con más de 10 mil pesos encontrado en la parada de camiones de camino hacia la escuela Secundaria Técnica 62, donde estudian. Pensaron diferentes usos a ese dinero, pero después de escuchar a su maestro de física, decidieron regresarlo.

“Me felicitaron varios amigos y mi familia también”, expresó Carlos, orgulloso de su acción. Dijo sentirse persona honrada y honesta por devolver ese dinero. El profesor también siente orgullo de la reacción de los menores al pedir consejo y aceptar entregarlo. Supieron más tarde por la dueña, que era un préstamo para ayudar a uno de sus hijos que está enfermo.

Bonita historia. Y vieran cómo hay gente así. Gente buena que no tiene nada qué ver con los que día a día lesionan al país con sus malas acciones.

Ah, el lío de la Fiscalía y la Policía de Hermosillo al minimizar la amenaza a dos agentes, lo arregló Aurelio Cuevas Altamirano, en buena hora encargado de despacho de esa instancia –allí debería quedarse–, quien ante el chismorreo llamó a uno de esa legión de amigos que tiene, el comisario Luis Alberto Campa, y sofocaron el atizado fuego. Saben para qué son sus alas, pues.

2.- Vean este drama de una pareja del sur de Guaymas:

“Una pareja cuya vida modesta es sustentada en la venta de periódicos, es amedrentada y extorsionada por presuntos delincuentes, que les roban lo poco que tienen”.

El viernes circuló un documento donde exponen su penar, que inicia con el robo a la luz del día, impune, y el poco caso hecho a sus denuncias; incluso Comisión Federal de Electricidad ha sido enterada del hurto de energía, pero no reacciona.

Resumen: ni la Policía, ni la CFE escuchan. Me dicen que los atendió la alcaldesa Sara Valle y eso hace suponer que serán auxiliados, si no, los malandrines exhibidos con pelos y señales los lastimarán. Luego no salgan las autoridades involucradas cuando reciban el reproche social, con esa evasiva del irresponsable Fox: ¿Y yo por qué?

3.- Una tragedia mató gente hace poco menos de un mes al sur de Guaymas, cuando tráiler y autobús (Sí, de Tufesa) impactaron. Las autoridades acusaron error de los conductores.

Este sábado, una réplica de aquella tragedia en la misma zona lleva 3 muertos y 29 heridos. La Policía Federal consigna errores humanos.

Solo pregunto: ¿Cuándo terminarán la carretera federal 15 en sus tramos en modernización?

En 2015, decía el proyecto; la gobernadora fue informada por el Enrique que ya se va, que en 2017; el mentiroso y enriquecido secretario de comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza, echó la hablada de que sería en agosto. Hoy, como aquella historia semanal de El Monje Loco, nadie sabe, nadie supo.

De salida, comparto este criterio: los morenistas –ese batido político producto de siglas y colores que fueron tras el botín electoral de julio—, se rasgaron vestiduras por críticas a la alcaldesa de Hermosillo, Célida López, quien fue objeto de bullying al aparecer en un evento con zapatos más grandes de los que debe calzar.

Pero cuando los morenistas con doña Célida incluida, hicieron mofa de cuanto personaje se les ponía enfrente en campaña, la gobernadora Claudia Pavlovich por ejemplo, allí sí, se valía de todo ¿No?

No hay que ser.

Comentarios

menu
menu