LA REALIDAD DE CAJEME

LA REALIDAD DE CAJEME

EL ALCALDE DE CAJEME, SERGIO PABLO MARISCAL,sigue haciendo alarde del premio “patito” a la seguridad, pero por otro lado las armas de fuego no dejar de sonar en aquella región.  Este miércoles tuvimos el último caso. Un sujeto armado perpetró un ataque al interior del área de urgencia de una de las clínicas del IMSS.

Como “Juan por su casa” el sicario ingresó al nosocomio y abrió fuego. Mató al jefe de guardias de seguridad y dejó herida a otra persona.

En un municipio donde llevan a cabo un atentado a plena luz del día, en un céntrico y concurrido lugar como es un hospital, es claro síntoma de que está sumamente mal.

Con dicho homicidio, el número de asesinatos llegó a 399 en lo que va del año en Cajeme. Es decir, un promedio de 1.15 crímenes de este tipo cada día en este 2019.

NO NOS DEBERÍA de extrañar eso de hacer alarde con “premios patito”. No será el primero ni el último Presidente Municipal que presume de un trofeo de estos que realmente se entregan al mejor postor.

En Hermosillo, Guaymas, Navojoa, Cajeme, Nogales y otros municipios ha habido Presidentes que recurren a esta estrategia que les permite tener en su discurso algo –falsamente- positivo de qué hablar.

Mariscal ha traído para arriba y para abajo este premio otorgado por una Federación Nacional de Municipios de México, que no sabemos en qué se basó si Cajeme es una de la ciudades más violentas del país.

Pero en fin, ni en su casa se lo creen.

OTRA VEZ VIENE el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador a Sonora. Estará este jueves para platicar con los deudos de la Guardería ABC. La cita es en el salón de eventos Santorian, a las 11:30 de la mañana.

Nos informan que el encuentro será privado, es decir sin prensa ni personas ajenas a este asunto.

AMLO ha mencionado la posibilidad de atender también el tema de la contaminación del Río Sonora provocado en 2014 por Grupo México. Esto a raíz de las declaraciones del titular de Cofepris, Alonso Novelo, quien hizo referencia a que en aquel año hubo un segundo derrame pero no se registró.

Y a lo que hemos visto de las visitas presidenciales en la era del tabasqueño, no podemos esperar más.

Son otros tiempos. No podemos esperar algún anuncio relacionado a una inversión u obra importante para el estado.

Aunque tuviera un evento público, de eso ya no se habla. Sí hay numeralia respecto a los programas de la Secretaría del Bienestar, pero nada más.

A lo mejor es lo que menos le importa en este momento a López Obrador, quedar bien con otros sectores. Sobre todo en este momento que trae altos los bonos luego de la firma del T-Mec y de la aprehensión del ex Secretario de Seguridad, Genaro García Luna, acción que llevó a la 4T a gritar a todo pulmón que lo que antes se hacía era proteger a los narcos y que ahora se apuesta por la pacificación del país.

DESDE EL KIOSKO

Por el momento no hay paro de choferes del transporte, pero –nos dicen- no hay nada definitivo. Sigue latente la manifestación de los operadores ante inconformidades con las empresas concesionarias.

Comentarios

menu
menu