La mejor campaña, la del Pato

La mejor campaña, la del Pato

NO HE VISTO EN esta, ni en otras campañas políticas, tal vez y solo tal vez equiparable a la de la gobernadora Claudia Pavlovich tan buena como la que ha realizado Ernesto “El Pato” de Lucas y vale la pena reconocerlo.

Ha sido la mejor en todos los aspectos y de todos los candidatos. En lo político supo desligarse del Maloro de manera efectiva, en tecnología le imprimió lo mejor en estos momentos, su producción de videos ha sido excelente y los mensajes llevan estudio, profundidad y no simples promesas.

Su planeación, me imagino llevó buen tiempo, mínimo unos seis meses antes de que empezara la campaña oficial. El presupuesto, pues debe ser el adecuado pues la fiscalización de la autoridad electoral es dura e inflexible.

Hasta pienso que algo se hizo en el físico pues se ve bien en fotos y en vídeos, cruzó por mi mente una mal pensada operación, pero no, lo que está haciendo es ejercicio según me cuentan los enterados, recordemos que es deportista.

Es desparpajado, pero disciplinado pues es la única manera de entender que cubra en la gira diferentes eventos en un día.

Cuenta con 42 años de edad, lo cual es meritorio, pues por ejemplo Manlio Fabio fue gobernador de Sonora a los 39 años, por cierto, Beltrones reconoció su calidad de político al olvidar aquel desbarre que cometió en aquellos aciagos años y ya zanjado el asunto, visionario, El Pato llegó y ha señalado que será alcalde de Hermosillo por seis años, buscará la reelección pues, y se quita de encima el posible estigma que significaría ir por la gubernatura y más si Sylvana es el futuro proyecto.

Está muy vivido.

No ha sido el clásico discurso el que maneja, salvo el de su apertura que fue tradicional con la raza de la Solidaridad el primer minuto del 19 de mayo donde manejó por primera vez la palabra renovación que viene siendo un adjetivo que permite aligerar un posible golpeteo contra  Maloro.

Inició luego la venta de El Pato como producto electoral buscando su reconocimiento a través de sus ex profesores escolares, amigos, personajes políticos,  intelectuales, ex gobernadores, personas de la tercera edad, contactos de índole gringos y familiares, entre otros.

Se vinieron los videos y vemos a personajes importantes del deporte –béisbol, fútbol, boxeo–, apoyándole. Faltan los artistas que no ha de tardar en darnos una sorpresa.

En su campaña de seguridad inició con el alto ex directivo del FBI bautizado como Juan Pistolas por la raza cuya eficacia contrasta y mucho con el general Gutiérrez que presentó Célida López como futuro encargado de la policía en Hermosillo y tachado de corrupto malandro de alta escuela.

Luego en los debates se mostró su superioridad. Fue quien más presentó propuestas y alternativas de solución a diferentes y variadas problemáticas. Incluso, en el último le puso sabor pues finamente hiló un golpe certero a Célida al referirle su cercanía con el gobierno corrupto de Guillermo Padrés, del cual, la candidata de Morena formó parte.

Ha sido fino –no finito–, y educado ante el público, no como lo hizo Célida en su inicio de campaña.

Ante los empresarios ha sido claridoso. No trata de quedar bien, sino justo. De allí también su mensaje directo al dirigente del Sindicato del Ayuntamiento, Chava Díaz a quien dijo que lo metería a la cárcel una vez que sea alcalde y se demuestre su mal manejo de los dineros y prestaciones que le otorga por ley el Ayuntamiento. Y lo va a hacer, acuérdese de mí.

Ha sido moderado en la propuesta de grandes obras pero tiene fijo en la cabeza el cambio transformador de Hermosillo. Ya trae ideas vistas en otras ciudades del mundo para aplicarlas. No se trata únicamente de concebir aquellas obras que están en el IMPLAN como lo hizo Célida y que ya manejamos en una columna anterior.

El Pato, estimado lector, es uno de los tipos más exigentes según la percepción que tengo desde que lo conozco en el 2005 cuando fue secretario de Seguridad –a sus 29 años de edad—cuando me lo presentó mi finado amigo el arquitecto Enrique Flores López y júrelo usted que su gabinete estará integrado no solamente por los más eficientes, sino por quienes le puedan aguantar su ritmo de trabajo. Amigos que le conocen dicen que no se irían a trabajar con él.

Sería una lástima que la ola AMLO le truncara su aspiración pues Hermosillo, insisto, corre el riesgo de retroceder con Célida López sobre todo por la teoría que manejo en relación a que los astros no estarían alineados y sufriríamos las consecuencias políticas naturales los hermosillenses, por eso no hay que dudar al estar frente a la boleta.

¿Y sobre el resto de los candidatos?… Es una lástima y que me disculpen,  pero no me han llenado el ojo.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

Comentarios

menu
menu