La lucha se desbordó en el Mercado municipal

La lucha se desbordó en el Mercado municipal

Primera caída

Máscara contra cabellera, la lucha es frontal en el Mercado Municipal y no saldrá bien librado nadie si la postura de las partes sigue tan radical como se mostró ayer. Como lo advirtieron, locatarios del Mercado participaron en una protesta en las calles y en Palacio Municipal, donde exigieron respeto, gritaron y colocaron contra las cuerdas a la autoridad local.

En la esquina oficial, Marisela Zataráin, directora de servicios públicos tuvo que dar la cara por el administrador Ulises Valenzuela que, para estas alturas, es impresentable. Todavía por la tarde, locatarios y funcionarios se reunieron para intentar resolver el conflicto. La realidad es que los locatarios tienen razón en parte cuando exigen trato digno, porque Valenzuela no es de buenas formas y suele ser ave de tempestades.

Por otra parte, Marisela Zataráin tiene argumentos para urgir orden dentro del edificio, por viejos vicios de quienes quieren manejar los locales como su propiedad y nunca va a ser así. El problema es que la buena intención acaba cuando el encargado de poner orden es un luchador tan rudo como Ulises, que ha tenido malas historias cada vez que entra al gobierno, con el PAN por cierto. Total que el conflicto pinta para polarizarse más y quitarle el sueño a la alcaldesa Sara Valle.

Segunda caída

Cuando todo era Carnaval y temas superfluos, el regidor presidente de la comisión de seguridad pública se sube al ring para pugnar por la suspensión de los retenes. Sí, el mismo que los apoyó, Iván Rodríguez, ahora es el principal opositor y es que las quejas por los filtros no han cesado, es demasiado esfuerzo humano, un aparato impresionante con agentes de policía, tránsito, Bomberos, protección civil, asuntos internos, jueces, todos con patrullas, ambulancias, conos y equipo de alcoholimetría, en un solo punto.

La petición del edil es que la prevención de accidentes siga pero con un criterio distinto, que no se concentren en una calle sino en toda la ciudad. Según el regidor, hay miembros de la comisión de seguridad que coinciden con la iniciativa de suspensión, así que lo más probable es que se realice un dictamen con una recomendación para la autoridad ejecutiva.

Tercera caída

Ayer, se presentó en general el estado de fuerza con el que contará el Ayuntamiento, en el Carnaval. Son muchos elementos de diferentes dependencias, hasta barras detectoras de metales y el C5 presente. Eso exhibe preocupación e interés por conservar la tranquilidad en las fiestas, aunque el problema mayor de la autoridad lo va a enfrentar porque quiere ingresos. En total, son 20 islas las que se van a instalar para la venta de cerveza, más expendios y tiendas de conveniencia con sus respectivas promos.

Esa estadística no la cuenta el gobierno porque cuando se trata de captar recursos, se acaba la mortificación y resulta más conveniente para el gobierno mover al gobierno federal, al gobierno estatal mientras, los que mandan se dedican a vender permisos, con la certeza de que, por más venta de alcohol que haya, la secretaría de seguridad pública pondrá orden.

El Tirabuzón

A punto de reventar las cuerdas en seguridad pública por el trascendido de suspensión del seguro de vida. Resulta que el Ayuntamiento cambió de aseguradora y todavía no hay contrato nuevo, por lo que los agentes se quedaron sin la protección para sus familias.

Para el jueves, el grupo de esposas de policías planea manifestación para exigir el seguro con la amenaza de impedir labores de policías en Carnaval si no resuelven su situación.

La Quebradora

Como se anticipaba, la dirección de infraestructura urbana confirmó que no hay vicios ocultos en la obra del Malecón y que el material utilizado cumple con requisitos técnicos. La auditoría de la zona afectada por lluvias arrojó que sí hay problemas con varillas, lo que se generó en trabajos de reparación tras las lluvias de Jimena y por falta de mantenimiento.

Despejadas dudas, le tocará al Ayuntamiento reparar cuando lleguen los recursos del Fonden.

Comentarios

menu
menu