JUGARON A LA RULETA RUSA… Y SE SALVARON

JUGARON A LA RULETA RUSA… Y SE SALVARON
SSSSSSSS… Nunca hemos pretendido en este espacio analizar la conducta del actual Presidente d la República, Andrés Manuel López Obrador, para con esa base endilgarse cualquier cantidad de apodos y tratar de ridiculizar su figura. López Obrador cumple el próximo sábado el primero de los doce semestres que suponemos va a estar en el cargo; a menos de que en el devenir de los años logre que las mayorías “se encaprichen” y lo  mantenga en el poder por segundo período constitucional.

 

En estos primeros seis meses han tenido lugar acontecimientos que jamás nos hubiéramos imaginado los mexicanos, como consecuencia del  plan de gobierno de López Obrador, quien presumió durante casi dos décadas de campaña permanente,  que habría de cambiar la realidad de nuestro país hacia mejores niveles de bienestar y desarrollo para todos.
El pasado primero de diciembre cuando asumió el poder,  el 85 por ciento de los mexicanos creía que era cierto lo que decía López Obrador en su campaña. Hoy, siete de cada 10 encuestados cree en sus palabras.
Este descenso en la aceptación de López Obrador que presentan encuestadoras más o menos serias y respetables entusiasma a muchos, y hacen sus proyecciones alegres, en las cuales aparece el Presidente de la República en verdaderos problemas frente al electorado en el 2021 y ya no digamos tres años después.
Quizá quieran olvidar que así no suceden las cosas en política. Y menos con López Obrador.
En primer lugar, el Presidente de la República no va a permitirse que eso ocurra, pues echará mano de todas sus argucias y vagancias, -que son muchas-, para contrarrestar el demoledor efecto de sus descomunales yerros.
Como se ha visto, él se saca de la chistera con la mayor facilidad del mundo, temas que de inmediato acaparan la atención de la opinión pública y lo poner en la agenda política.
Por ejemplo, ante la muerte de Martha Ericka Alonso,  gobernadora de Puebla y su esposo Rafael Moreno Valle, Senador de la Republica, de inmediato el Gobierno Federal echó mano del recurso de la Guerra contra el Huachicol, que llegó a presentarse como la Gran Cruzada Nacional, con resultados hasta hoy no medibles en cuanto a su efectividad.
Lo único real e irrebatible son los 135 muertos –y contando- de Tlahuelilpan, Hidalgo, pues de todo lo demás,  sólo la Federación maneja sus números.
O sea, ante el terrible golpe que representó el accidente de Puebla, se sacaron de la manga la Guerra del Huachicol, la cual sólo se dio en los medios de comunicación, ante la presión que éstos han ejercido.
Al lograrse el propósito, ya nadie se acuerda de los “hucchicoleros” y todo ha vuelto a la normalidad.
El segundo golpe fuerte, brutal, que hizo cascabelear al gobierno de López Obrador fue la denuncia temeraria que hizo Germán Martínez Cázarez al dejar la Dirección General del IMSS, la cual destapó la cual el caos y desorden que se cargan los de la Cuarta Transformación en el Sector Salud, al que está desmantelando de la forma más impensable posible, sentenciando a millones de pacientes con enfermedades crónico-degenerativas a morir en poco tiempo, ante el corte tajante y criminal del suministro de medicamentos a los miles de centros de salud en el país, así como la eliminación de programas especiales para atender padecimientos siquiátricos, contra el Síndrome de Inmunodeficiencia y otros.
Ante esa descobijada, salieron a decir tartamudeando  que no eran ciertas tales aseveraciones; pero que por lo pronto restituirían algo así como 1,200 millones de pesos, poco menos del 50 por ciento del total que se le ha amputado al Sector Salud con fines que todos conocemos.
Pero una cosa es que ellos digan que ya reasignaron tal cantidad y otra la realidad, porque la situación sigue siendo de lo más crítica aún en hospitales y centros de salud de todo el país, como evidencia de que todo lo que salieron a decir son mentiras.
Ante esta nueva conflagración, y para atemperar los ánimos de la opinión pública, el Gobierno Federal saca de la chistera la lista de la aristocracia de los medios de comunicación, algo que ya es cosa vieja y juzgada, que a nadie asombra.
Es por ello que en esta ocasión, el conejo que sacó López Obrador NO desvió en lo más mínimo la atención de millones de mexicanos que no quieren morir ni que se mueran sus seres queridos por falta de medicamentos y de doctores, a cambio de que la Cuarta Transformación combata y acabe con la corrupción en el Sector Salud.
Con la vida y la salud no se negocia ni se juega  y si la corrupción en el sector es heredada o no, la pregunta para el Gobierno Federal es ¿Dónde están las medicinas? ¿Dónde los doctores?
Sabedor de este descomunal atolladero, el Presidente López Obrador lanza otro misil de distracción al “renunciar” a Josefa González Ortiz por una nimiedad en la que sale a rasgarse las vestiduras, como si ese “abuso de poder” de la hasta el sábado titular de la SEMARNAT fuese mucho más condenable que el criminal desabasto de medicamentos que está cobrando víctimas diariamente. Y contando.
La verdad es una estupidez el exceso de la González Ortiz, comparado con las prácticas genocidas en el IMSS y en general en todo el Sector Salud.
Pero quienes no creemos en los alcances de López Obrador no podemos darnos cuenta de que para seguir echando polvos extinguidores al incendio que desató Martínez Cázarez, el Presidente en su “mañanera” cometió  primero el “supuesto error” de decir que México se había fundado hace 10 mil años, lo que luego “rectificó” diciendo que en realidad eran 10 mil millones de años y los medios desde luego lo agarraron de bajada con toda la saña del mundo.
Y es ahí donde quizá no nos demos cuenta de que el Señor Presidente de la República se divierte cometiendo errores a propósito, para que los medios informativos lo golpeen sin darle esquina, lo que distrae la atención del Respetable.
Además, López Obrador le apuesta a que esos ataques lo legitiman ante el Pueblo Sabio y Bueno. Y no le falta razón. Gana por partida doble.
Pero en lo que respecta al tema del IMSS y en general del Sector Salud, no parece estar funcionando su estrategia.
Sin embargo, si bien es cierto que en sus primeros seis meses, -según una encuestadora- AMLO cayó 15 puntos porcentuales en su aceptación, NADIE nos puede asegurar que esa estimación sea la definitiva, porque él tiene muchos recursos para revertir esa tendencia y osadamente puede jugar con las estadísticas, dado su talante soberbio y autosuficiente, pagado de sí mismo frente a su supremacía en el Congreso de la Unión..
Entonces, si pensamos que en un escenario por demás desfavorable para él llegue al 2021 con el 50 por ciento -o menos- de la aceptación, ¿creería alguien que con esos números no le pega López Obrador una recia al que sea?
Por eso, bien harían los estrategas adversarios de López Obrador en ir pensando en otros recursos para que el tema del Sector Salud no decaiga en la opinión pública, aunque el Presidente saque de su chistera “renuncias patrióticas”, dislates cronológicos o  conejos y zanahorias.
Que lo hagan por el bien de los enfermos, porque ya sabemos que ni siquiera esta clase de yerros demeritan la imagen de López Obrador ante los millones de simpatizantes que tiene y a los que groseramente y sin ninguna justificación, el escritor Martín Francisco Moreno los llamó imbéciles.
SSSSSSSS…  Las escenas en videos que muestran el real poderío del Cártel Jalisco Nueva Generación, y en otro las vejaciones, maltratos e  insultos que sufrieron una veintena de elementos del Ejército Nacional, a mano de unos enfurecidos ciudadanos de los llamados “autodefensas” han dado la vuelta al mundo llenando de vergüenza al Estado Mexicano.
SSSSSSSS… Fue todo un éxito el evento de cierre de las Fiestas del Pitic en el que se presentó el grupo musical Los Angeles Azules, que congregó a –según una eufórica información aparecida por ahí- entre 40 mil y 45 mil asistentes al primerísimo cuadro de la ciudad, por toda la avenida Rosales desde el cruce con el bulevar Luis Encinas hasta cerca de la calle Monterrey.
Desde hace 10 años, cuando tuvo lugar aquella mega manifestación de irritados ciudadanos por los lamentables hechos ocurridos en la Guardería ABC del IMSS, no se había visto una aglomeración de tales dimensiones en nuestra ciudad.
Tal vez las crónicas del histórico Verano Estudiantil de Sonora en 1967 pudieran sacarnos de la duda de si fuera de estos eventos no ha habido en esta capital sucesos parecidos.
Pero más allá de lo exitoso del Megatoquín del pasado domingo por la noche, -del que quizá de forma exagerada se criticó la venta de cerveza-, fue un verdadero milagro que no se suscitara una confrontación, disputa o encontronazo entre integrantes de bandas rivales, que pudo haber desembocado en alguna estampida de trágico saldo y ante lo cual hubiesen sido insuficientes para controlarla el total de los 1,200 elementos de la Policía Municipal de Hermosillo, auxiliados por la corporación que a usted le dé la gana mencionar.
Porque lo niegue quien lo niegue, lo que hicieron fue temerario e irresponsable, jugaron las autoridades municipales a la Ruleta Rusa y qué bueno que por el bien de todos, en este primer apretón del gatillo no les salió la bala.
SSSSSSSS… El invitado de la Mesa Cancún de este miércoles 29 de mayo es el Diputado de MORENA, Luis Armando Colosio Muñoz, representante del Distrito 04 Nogales Norte.
Mucho se ha dicho y escrito sobre la confrontación que existe entre Colosio Muñoz y algunos integrantes de su bancada, tema al que de seguro aportará el diputado algunos elementos, además de abordar aspectos relacionados con su trabajo legislativo.
Promete ser una charla por demás interesante la que sostendrán los “cancunes” con Colosio Muñoz. Veremos y le contaremos.

Comentarios

menu
menu