Jazmín sacude la Tesorería y resulta que… ¡sí había dinero para aguinaldos!

Jazmín sacude la Tesorería y resulta que… ¡sí había dinero para aguinaldos!

Primera caída

Después de dos días de bloqueo por parte de esposas de elementos de la policía municipal de Guaymas, ayer por la tarde quedó cubierto el saldo pendiente por concepto de aguinaldos para la corporación, solo para reafirmar que la tesorería sí tiene recursos. Para lograr el pago de la prestación laboral, las manifestantes tuvieron primero que escuchar a la alcaldesa Sara Valle que dio la cara por su cuñado para decirles que no había recursos, después, ya ayer, fue la secretaria del Ayuntamiento, Jazmín Gómez, que hizo a un lado incapacidad médica post parto, para afrontar el problema del bloqueo que afectó a miles de guaymenses.

La funcionaria llevaba la encomienda de ofrecer solo quince días de treinta que se les debían y la respuesta fue un rotundo no, por eso Gómez se ocupó en presionar a la Tesorería para que se buscara la forma de cumplir con la obligación soslayada, por el costo que le estaba generando la irresponsabilidad. Fue tal la firmeza que una hora después, la corporación policiaca recibió la prestación completa para terminar con el conflicto laboral.

El desgaste para la presidenta municipal fue grande pero cumplió y el que nunca salió para rendir cuentas fue el tesorero Santiago Luna, quien tiene mucho que explicarle a los guaymenses, sin desviar la atención ni buscar culpables por una omisión que él, como responsable de las finanzas, debe atender, porque todavía falta pagar a unos 600 empleados. En lugar de generarle más problemas a su cuñada, el abogado debiera mejor trabajar para darle soluciones, como ayer lo hizo la secretaria del Ayuntamiento a través del diálogo, no de la confrontación, como el tesorero estila.

Segunda caída

A propósito de soluciones, por segunda vez se sube al encordado es el diputado Rodolfo Lizárraga en el grave problema financiero del Ayuntamiento. Esta semana, el legislador pidió al secretario de Hacienda, Raúl Navarro, para que adelantara pago de prediales del gobierno del estado, equivalente a cuatro millones de pesos y la respuesta fue positiva.

Ya el año pasado, el divo del Centinela gestionó el pago de otros cuatro millones para fortalecer los trabajos de seguridad pública, aunque finalmente se usaron para pagar deuda de Miffel. Falta que otra vez, la presidenta desestime la intervención del diputado y le cuelgue la medalla a su cuñado.

Tercera caída

En Empalme, la lucha sigue en la Dirección de Desarrollo Social, en una esquina la directora Norma Ramírez y en la otra la subdirectora Dulce Domínguez, que tiene el respaldo del alcalde Francisco Genesta. Esta semana se elevó la presión para sacar a Ramírez y mandarla, con permiso indefinido, a labores de partido.

La funcionaria de primer nivel no ha aceptado y se sigue presentando a la oficina en la que, prácticamente ha quedado relegada. Norma todavía tiene el apoyo de algunos regidores pero lo más seguro es que se retire del área, porque el apoyo del presidente municipal es para Dulce Domínguez.

Tirabuzón

Hoy hay función en Cabildo, con varios temas pendientes, sobre todo por el retraso de pago de aguinaldos. Al margen del orden del día, a ver si los ediles se asumen como patrones, por ser parte del Ayuntamiento, y le piden cuentas a la tesorería sobre el retraso de la prestación laboral porque los que están quedando mal son ellos.

La Quebradora

Empalme es un polvorín. Ayer en la madrugada, fueron tres agresiones armadas en diferentes colonias, con saldo de dos lesionados. A pesar de ello, no se observa presencia de la policía ni una estrategia distinta por parte de la fiscalía, Secretaría de Seguridad Pública y Semar. Y eso que siguen activos los grupos de trabajo de la coordinación regional por la paz y la seguridad.

Comentarios

menu
menu