INSEGURIDAD EJE CENTRAL DE CAMPAÑA EN HERMOSILLO

INSEGURIDAD EJE CENTRAL DE CAMPAÑA EN HERMOSILLO

LA CAMPAÑA POR LA Presidencia Municipal de Hermosillo ha comenzado; los candidatos hablan de los mismos problemas y dicen tener la solución a estos. ¿A quién creerle que tiene la capacidad para solucionar los males que aquejan a esta capital? El priista Ernesto “Pato” de Lucas; la panista Myrna Rea Sánchez y la contendiente de MORENA, Célida López Cárdenas hablan casi de los mismos temas y de todos dicen tener solución. En l mismo tono se manejan Norberto Barraza, Independiente, y José Guadalupe Curiel, del debutante Movimiento Alternativo Sonorense.

El primer punto al que hacen referencia es al de Seguridad Pública.
“Pato” De Lucas dice que va a arreglar este asunto con una renovación; Myrna Rea habla de poner orden y López Cárdenas de transformación.
La clave para identificar la mejor propuesta no debería ser quién lo dice mejor o con más entusiasmo, sino el que ofrezca una opción para erradicar la corrupción de la Policía Municipal de Hermosillo.
Ahí está gran parte de la solución a este problema llamado inseguridad.
¿Cómo hacerlo? Una de las cosas que deben realizarse son los exámenes de control y confianza, de manera frecuente; y que sus resultados sean respetados, es decir que haya rehabilitación o bajas, dependiendo de la gravedad de los mismos.
Los mandos medios y superiores deben también someterse a más filtros y pruebas de confianza. No les tengan miedo.
Aquí hay algo muy fácil de entender, pero que parece que las autoridades en materia de seguridad de los municipios se les complica o se hacen de la vista gorda porque son igual de corruptos: Desde que irrumpió el crystal en nuestra comunidad, se multiplicaron los productores de esta droga. Es fácil de hacer. Así que cualquiera le entra al “negocio” de la fabricación, ni se diga a la venta.
La policía vio en esos centros de producción y de venta un negocio, con el cobro de “piso” o protección.
Dependiendo de lo productivo que sea un centro de fabricación o de venta, los policías municipales -nos dicen nuestras fuentes- pueden cobrarles entre 3 y 5 mil pesos a la semana.
Pero resulta que son cientos y cientos de estos centros, por lo tanto los agentes se abocan más a esas tareas de andar recolectando dinero que atacando a los rateros.
Eso, aunado a que esta droga trae locos a miles de individuos que, en ese afán de conseguir la dosis diaria, recurren al atraco de manera constante.
En síntesis, eso es lo que sucede en Hermosillo. Los candidatos lo deben tener muy claro y en base a ello hacer su propuesta para disminuir los índices de inseguridad. Tampoco nos debemos ir con el cuento de que van a acabar con el problema.
 
EL QUE DEBE sentir feo es el Comisario de Seguridad de Hermosillo, Jorge Suilo porque ahora sí que esto fue “tírale al negro”. Hasta el candidato del PRI arremetió contra el problema de inseguridad y es una de sus banderas de campaña.
Los demás candidatos, también agarraron esta situación de la inseguridad como piñata, a darle y darle.
A lo mejor lo que el Comisario debe estar pensando o deseando en este momento es que ya se acabe el trienio para ya dejar el cargo.
A PROPÓSITO de los candidatos a la Presidencia Municipal de Hermosillo, el Consejero del Instituto Estatal Electoral, Vladimir Gómez Anduro nos informó que el tope de gasto de campaña para cada uno será de 20.8 millones de pesos.
Dice que habrá énfasis en este rubro de fiscalización de recursos. Rebasar el tope, señala, es causal de nulidad de un resultado.
DESDE EL KIOSKO
Así como empezó, así sigue la aventura de la panista Myrna Rea en eso de tratar de competir por la Presidencia Municipal de Hermosillo. Con escaso apoyo, con escasos recursos, con poca idea.
Declinan dirigentes empresariales a ser parte del comité organizador del debate entre candidatos a Presidente Municipal de Hermosillo. Hicieron circular una carta en la que se pronuncian en contra de la falta de equidad.
Terminamos de redactar estas líneas minutos antes de que empiece el segundo debate entre candidatos a la Presidencia de la República. López Obrador llegaba a Tijuana con una estrategia de mantenerse a distancia de sus oponentes y no caer en provocaciones. Meade y Anaya iban con todo, como dicen en el futbol, a morirse en la cancha. Veremos

Comentarios

menu
menu