Inicia operativo… ¿y las patrullas nuevas?

Inicia operativo… ¿y las patrullas nuevas?

Primera caída

Como cada año, ayer se cumplió con el acto protocolario de inicio del operativo especial de vigilancia para fiestas decembrinas. El malecón turístico fue el ring de todas las corporaciones civiles y militares que trabajan en zona urbana, rural y carreteras con diferentes estrategias pero con un objetivo, contener delitos y evitar más desorden. Llamó la atención que el evento se había pospuesto por el trámite de entrega de patrullas del Fortaseg y nomás no se vieron los vehículos nuevos porque resulta que el gobierno federal tiene proveedores que no se prepararon para ventas grandes y registraron déficit en carros de los que se utilizan como patrullas.

El caso es que, con los vehículos en Guaymas, las empresas contratadas para rotular también se llenaron de trabajo y es hora que no cumplen con las vestiduras de las unidades, así que la tropa seguirá esperando. Eso sí, como corresponde a su formación castrense, el disciplinado comisario Humberto Cano ya advirtió que tampoco va a pagar este año el equivalente a los vehículos, sino hasta el año entrante, a ver si así la secretaría de seguridad pública se organiza mejor en el siguiente ejercicio del Fortaseg. Sin patrullas nuevas, la policía preventiva junto con las otras corporaciones estarán de guardia con jornadas extraordinarias hasta el seis de enero.

Segunda caída

Ayer, la alcaldesa Sara Valle Dessens se subió al ring en la reunión de morenistas con el secretario de hacienda, Raúl Navarro Gallegos. De manera formal, la presidenta municipal avisó que buscará revocar el acuerdo por medio del cual el Ayuntamiento asumió una deuda millonaria de la CEA, en el anterior trienio, causa que mantiene retenidas participaciones que mucha falta le hacen a Guaymas.

Valle le informó al funcionario estatal que en la siguiente sesión ordinaria se va a intentar dejar sin efecto el acuerdo tomado por unanimidad la pasada administración, a propuesta del presidente municipal de entonces, el ahora regidor Lorenzo de Cima. Por esas decisiones, es que los ediles deben ser responsables en su representación en el pleno, porque luego votan sin saber consecuencias de su decisión o le apuestan al conflicto por intereses personales. Avisado, el secretario de hacienda, ya está listo tema para discutirse entre ediles.

Tercera caída

Con la buena noticia del aumento al salario mínimo llegaron los ‘asegunes’ porque durante muchos años las leyes de ingresos median sus multas y en general la captación a partir del mínimo. Eso significaría que, a más salario, más caras las sanciones y los recargos, hasta el coordinador de jueces Antonio de Marcos se fue con la finta al considerar que para el año entrante se tendría que elevar multas, pero la tesorera Célida Botello, que sí sabe del tema, entró al quite para hacer las precisiones del caso.

Desde hace varios años y como el salario no subía mucho, se creó la Unidad de Medida Actualizada, que es la base general para determinar pagos en diferentes rubros, entre ellos las multas administrativas. Así que no habrá modificación alguna a tabla de costos hasta marzo, cuando se realizan los ajustes anuales a las Umas.

El Tirabuzón

La policía municipal y protección civil se disponen a meter en cintura a coheteros, ante el incumplimiento en permisos y dimensiones de punto de venta en el centro de Guaymas. El coordinador de PC, Luis René Puig Arvizu dijo que no pasa de esta semana que se retire algunos puestos irregulares.

La Quebradora

La semana entrante quedará definido el Programa Operativo Anual de obra 2020 para proponerse a Cabildo. Hasta ayer, el director de infraestructura urbana Víctor Marín y la tesorera Célida Botello no terminaban de acomodar las obras que ha comprometido la alcaldesa, que son muchas y todas son prioridades como la segunda etapa de la avenida seis y la reparación del camino al varadero nacional.

Comentarios

menu
menu