¡Imponente! Phelps suma oro también en relevos

¡Imponente! Phelps suma oro también en relevos

RÍO DE JANEIRO.- A sus 31 años de edad, el Tiburón de Baltimore sigue impresionando al mundo. Ayer, Michael Phelps volvió a lucir superior a los demás depredadores de la piscina olímpica, luego de recuperar el oro en los 200 metros mariposa y cerrar con otra presea dorada el relevo de 4×200 estilo libre. Suma tres de oro en Río 2016.

El atleta con más medallas en el mundo aumenta su leyenda a 21 oros, dos de plata y dos de bronce, para un total de 25 metales, en cuatro Juegos Olímpicos. Si Phelps fuera un país, ocuparía el sitio 39 en cuanto a medallas doradas, empatado con Etiopía (21) y por encima de Argentina (19). Ayer recuperó el oro en los 200m mariposa, en donde logró su vigésima presea dorada. Un detalle: en Atenas 2004, Phelps ganó el oro en esta prueba con tiempo de 1.54.04 minutos, con 19 años. Ayer, 12 años después, lo hizo en 1:53.36 minutos.

Phelps llegó a la final de los 200 metros mariposa por detrás del húngaro Tamas Kenderesi, quien hizo el mejor tiempo en la clasificación.

De hecho, el arranque de la competencia tenía al estadunidense por detrás del otro finalista húngaro, Lazlo Cseh, con un Phelps que volvió a demostrar que en el toque de los primeros 50 metros tiene la facultad para cambiar la historia. En un impulso de inmediato se hizo de la primera plaza, la que no abandonaría hasta el final.

El japonés Masato Sakai arrancó en quinto y recuperó terreno, al grado de arrebatarle a Kenderesi el metal de plata, con marca de 1:53.40. Kenderesi paró en cronómetro en 1.53.62. Chad le Clos, el sudafricano que arrebató el oro a Phelps en la prueba de Londres 2012, se conformó con el cuarto lugar.

El Tiburón de Baltimore tuvo el gesto de acercarse a las tribunas, con el oro colgado al cuello, para besar a su padre, su esposa y su bebé. Algo que ocasionó la euforia del público y el llanto de su madre.

La noche tuvo otra sorpresa. Phelps se integró al relevo de 4×200 estilo libre, cerrando el cuarteto que integraron Coner Dwyer, Townley Haas y Ryan Lochte. El equipo estadunidense arrancó en un tercer sitio y al final se llevó otro oro a sus vitrinas, con un tiempo de 7:00.66 minutos; el 21 para Phelps.

 

Comentarios

menu
menu