Guaymas y Empalme, las carreteras de los retenes

Guaymas y Empalme, las carreteras de los retenes

Primera caída

De plano, Guaymas y Empalme les gustó a muchos “luchadores sociales” para defender sus causas e invocar el apoyo ciudadano. Lo malo es que lo hacen en plena carretera y con cobro de por medio, como en el caso de los grupos de apoyo a la etnia yaqui que ayer multiplicaron su presencia en la cuatro. El retén tradicional sigue en Estación Oroz, igual la cuota se paga en Vícam, aparte hay otro filtro en la ruta alterna y dos puntos más en Pótam.

Usuarios de la carretera deben pagar o no pasan, con largas filas de carros y camiones, en un desorden que puede provocar accidentes. Encima, esa cobradera ya la replicaron instituciones de servicios y algunas asociaciones civiles que, botecito en mano, se colocan en las entradas de los pueblos para pedir colaboración voluntaria. Total que el tráfico vehicular de por si complicado en vacaciones, de plano se colapsó ayer, mientras las autoridades federales se ocupan en poner otro retén pero en el norte, a la altura del Valiente, supuestamente para vigilar y dar más seguridad de la Policía Federal a vacacionistas. ¡Ojalá que en este retén no cobren!

Segunda caída

Con el reto de evitar empañar el saldo aún más en este periodo vacacional, autoridades civiles y militares fortalecieron vigilancia en Guaymas y Empalme dentro del operativo especial Semana Santa 2019. La novedad en Empalme, es el operativo Tetabiate y la colaboración de la secretaría de marina. En Guaymas, es notoria la intervención de las fuerzas federales en la estrategia dispuesta específicamente en puntos como San Carlos, Miramar y otras playas.

El riesgo es la ciudad y las comunidades rurales, trabajo de prevención que le corresponde a la autoridad local pero, por obvias razones, en estos momentos hay temor e incertidumbre en las filas policiacas. Es en esta circunstancia adversa en la que mandos policiacos deben mostrar liderazgo, cerrar filas, unir esfuerzos y sacar la casta para continuar con el trabajo, primero para protegerse como corporación y así estar en condiciones de dar seguridad en el municipio.

Tercera caída

Como siempre, a las carreras y en un ambiente enrarecido, autoridades locales convocaron ayer a todos los miembros de la corporación policiaca para que pasarán, en calidad de urgencia, a firmar el seguro de vida pendiente. Esto ocurrió ayer, cuando muchos elementos se encontraban en los funerales del agente policíaco abatido el lunes, para generar molestia, inconformidad, preocupación, por decir lo menos. Aparte del mal gusto, la falta de tacto, la Dirección Administrativa de Seguridad Pública exhibe una grave omisión que solo se recuerda porque hubo una baja que, obviamente, no debió tener la póliza.

Con seguridad ese proceso se cubrirá y la familia de Jesús Ernesto tendrá protección, pero las autoridades municipales deben aprender lecciones, a David Villavicencio, director administrativo de la policía ya le pasó, le tocó todo el proceso de cinco elementos policiacos asesinados y no puede recargarse siempre en la Oficialía Mayor porque Seguridad Pública tiene un área administrativa completa con una encargada de personal, Lorena Arriaga, asistentes, jurídico, todo para tener en orden cada expediente siempre y no solamente cuando ocurren tragedias.

El Tirabuzón

A partir de hoy, desde las seis de la tarde se cerrará el camino al Delfinario desde Miramar, como en cada período vacacional. La rúa no está diseñada para ser vía rápida y por los accidentes generados por el exceso de velocidad años atrás, se decidió limitar el acceso de noche, con excepción de los residentes de la zona.

La Quebradora

En Empalme, los comuneros de San Fernando ya amenazaron con instalar retén en la entrada del Cochorit desde hoy, obvio, con cobro obligado a bañistas. El argumento es que el terreno es suyo y deciden quién, cómo y por cuánto. Así que si quiere visitar playa empalmense, hay que apartar 20 pesos para los comuneros.

Comentarios

menu
menu