Guaymas estrena mandos policiacos

Guaymas estrena mandos policiacos

Primera caída

Con discreción, desde Palacio se ordenaron cambios en los mandos policiacos para cubrir vacante de la subdirección de seguridad pública. Como se dijo aquí desde el año pasado, Porfirio Ortega fue ascendido a subjefe, después de cuatro meses al frente de la Comandancia Operativa y cinco años dentro de los grupos de la Unidad de Violencia Intrafamiliar. En la Comandancia Operativa, ya se formalizó a Obed Medina, con seis años en la Unidad de Análisis y Unidad contra el Robo de Vehículos.

El reto para el comisario de seguridad pública, Silvestre Armenta Ramírez es imprimirle operatividad a los trabajos de prevención del delito que realiza la corporación policiaca, dado el perfil de los mandos, con experiencia todos, pero en áreas administrativas, de poca calle y poco barrio. La prueba para los nuevos jefes vendrá con el operativo especial de Carnaval, a partir del 28 de febrero, en el que se anticipa fuerte presencia de agentes federales y de la PESP, además de militares. Sin embargo, los uniformados foráneos no se van a subir al ring por asuntos domésticos, como el poner orden dentro del área de fiestas, lidiar con fiesteros, los roba carros y delincuentes de bajo impacto que suelen hacer de las suyas en las llamadas fiestas del pueblo.

Esa es labor de la policía municipal y, en todo caso, será la primera encomienda difícil para Obed Medina porque le va a tocar escoger a quienes se harán cargo de las zonas de conflicto, aquellas en las que predomina el alcohol y sus efectos, como riñas y desorden. Será entonces cuando se pueda medir la capacidad de los nuevos jefes que, como es del conocimiento de los espectadores de la función, cuentan con el aval de Daniel Morales Pardini, contralor influyente en seguridad pública.

Segunda caída

Morena vivió una de las reuniones de trabajo más tranquilas y de poca rudeza, tanto, que ya se habla de que en lo local, el partido estaría entrando a una etapa de madurez, la deseada para empezar a trabajar en los proyectos que le importan a quienes son parte de la cuarta transformación. No hubo gritos ni sombrerazos, por el contrario, hubo pronunciamientos sobre la necesidad de organizarse en comités en colonias, cambiar de sede y mejorar la atención a la militancia.

Esa labor es previa a los cambios que vendrán en las dirigencias del partido, a nivel estatal y local, para el mes de agosto. Cosa rara, en la reunión estuvieron presentes los saravallistas no muy gratos en el partido de la regeneración, pero permanecieron calladitos, por eso hay quien dice que solo regresaron para tener información útil de la estructura nueva de Morena, los tiempos y las secciones que se van a renovar, datos electorales importantes para el 2021. Con razón de pronto les surgió el amor por Morena.

Tercera caída

Y nomás para reafirmar que están en la lona, el priismo de Guaymas tuvo su primera reunión después de la derrota de julio pasado. Para empezarlo, el encuentro no fue en el tricolor porque en el edificio no hay luz y está más que descuidado, abandonado, por eso, los de la dirigencia estatal convocaron a las huestes del PRI para dialogar con Ernesto de Lucas en un local con capacidad para 300 personas. No fueron ni 20.

Tan mal le fue al Pato que de unos 40 funcionarios estatales del tricolor, no se completaron ni 10 y de las centrales, acudió la mitad. Atrás quedó el cetemismo leal, las líderes de barrio, presidentas de seccionales que abarrotaban eventos. A unas se las llevó Antonio Astiazarán, a las de Otto Claussen no fueron requeridas, las de la vieja guardia tampoco y los pocos liderazgos que quedan en CTM, CNC y el resto de los grupos no atenderán una invitación tras tantos yerros. Así que a de Lucas, solo le quedó ser breve, escuchar una que otra queja y retirarse, molesto, muy molesto.

Como va llegando a la dirigencia del tricolor, el Pato no sabe que Jimena Jaramillo no ha sido la mejor de las dirigentes, que sus decisiones no fueron precisamente sabias y que si no cambia de cabeza, va a ser muy difícil estar en nivel de competencia para las próximas elecciones. Por cierto, a la líder del PRI la buscan en la contraloría para que compruebe gastos que hizo cuando fue regidora.

El Tirabuzón

Llamó la atención que, para la reunión del PRI, el responsable de convocar a los cuadros importantes fue Edmundo Chávez Méndez, ex titular de la API y ex alcalde, cuando las invitaciones del tipo solía hacerlas Jimena Jaramillo o algún propio. Se dice que la apuesta de Ernesto de Lucas es buscar a quienes ya ganaron elecciones para que puedan repetir la fórmula en el 21. A ver si le funciona.

La Quebradora

Después de su gira de trabajo en la ciudad de México, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano anunció que la desaladora será una realidad en mayo de 2020, ya con inversión privada en marcha y la inversión del gobierno federal confirmada. Los trabajos del ambicioso proyecto siguen en el predio ubicado a la salida de Empalme.

Comentarios

menu
menu