Gobernar sin dinero

Gobernar sin dinero

A diez meses de distancia de que llegó a la gubernatura Claudia Pavlovich hemos visto a una funcionaria pública que se ha dedicado a gestionar recursos una y otra vez. Ha logrado visitas constantes de funcionarios federales y ha tocado puertas cómo no tiene usted lector, una idea.

Este lunes, de nueva cuenta viajó a la Ciudad de México a seguir con su labor de gestiones. Por la mañana entregó sesenta camiones del transporte urbano para que en Hermosillo no haya unidades sin aire acondicionado.

Los secretarios y el resto de los colaboradores de Claudia saben que no deja de trabajar. Le siguen el ritmo, atienden la multitud de problemáticas que se presentan pero, la mayoría no le apoyan en su labor de gestión en búsqueda de recursos económicos para Sonora. A lo mejor porque no pueden, no saben, o sienten que no es su trabajo.

En diciembre pasado se aprobaron cinco mil millones de pesos para implementar diferentes acciones de bienestar para el Estado. Es hora de que no llegan, se suponía que en marzo, pero no.

Existen proyectos como cambiar toda la infraestructura interna del Hospital Infantil pues la tubería y caldera existen desde que fue fundado el nosocomio y ya pegó un susto en días pasado, uno más pues en 2014 se presentó una situación similar con una fuga de gas. Desde marzo está el proyecto, la licitación existe aunque se ha detenido por falta de recursos. Luego seguirá el de Obregón y otros más.

El proyecto carretero lo consiguió con apoyo federal, así como algunos otros.

El detalle aquí es que está gobernando más que con los ingresos propios del Estado. Aunado a ello aun cuenta con la pesada carga dejada por el gobierno anterior. No le han pagado a proveedores aunque existe la promesa de hacerlo. Hay futuro cierto, no como antes. Están trabajando con una política administrativa de reducción de gastos al máximo y no hay de otra si se busca subsistir en este panorama y por supuesto, mucha saliva.

Para nada ha sido fácil resurtir con medicinas los diferentes centros de salud y hospitales. Fortalecer las áreas de cirugías. Aunado a ello hemos recibido en estos diez meses dos mangas de agua impresionantes. La de mediados de enero y esta última que aun vivimos con las consecuencias que todos conocemos.

Por ello, cuando la CTM pide que no se incremente la tarifa del transporte como piden los concesionarios, señala que no es tiempo para ello. Sicthusa deberá atenerse a este esquema.

Las inversiones y los festivales culturales –está programado otro más en estas semanas con la participación de cientos de artistas y que recorrerá los municipios del río de Sonora, iniciando en Ures–, salen de recurso federal en su mayoría y de ingresos propios.

Pero el jalón no es parejo por parte de todos los funcionarios estatales y federales, de allí que buscará cambios de titulares en el mediano plazo. Es comprensible. Es necesario.

Y es que no captaron que es primordial la gestión ante los jefes federales de parte de todos los funcionarios involucrados. La están dejando sola en ese aspecto y eso no se vale.

Por lo demás, el ambiente en Sonora, salvo el aspecto delincuencial, es tranquilo. Los intentos de huelga de diferentes instituciones se detuvieron a tiempo y sobre todo no se prestó al chantaje de sus protagonistas.

Hay funcionarios que ya entendieron que no es tiempo de hacer campañas políticas. Hay otras cabezas de poder que no han captado que tampoco es tiempo de mover los tapetes desestabilizadores que pueden alejar las inversiones. Sobre todo los pleitos entre líderes políticos de Obregón. No lo quieren entender, allá ellos. Ya se mandaron y se mandarán más mensajes durante esta semana.

El fuego amigo, la comunicación ruidosa, las envidias y traiciones que se están presentando en su gabinete –hasta pudiera pensarse que de manera natural–, no deben sacar de foco a la gobernadora, de allí que la problemática estatal es mucho más grande que cualquier grilla que se maneje de manera interna y externa, como la que quiso hacer la esposa de Jorge Morales a quien le dijo que debía presentar pruebas de su dicho.

El recorte presupuestal afectará a todos los Estados, sin duda alguna, pero más a Sonora pues quedó en bancarrota. Bajo esta lupa se entiende su petición enérgica ante la procuradora federal para que actuara. Sirvió a medias, por lo menos se incautaron algunos bienes pero para que regrese el dinero a las arcas pasarán años.

El encarcelamiento de un innombrable y sus cómplices no va a servir más que para apaciguar las voces de protesta que no callan, pero lo ideal sería que se regresaran los 30 mil millones de pesos desbancados y con amplias posibilidades de que ya hayan gastado.

Todo este paquete de decisiones, gestiones, administración cortada, pega también en la educación donde hay plazos que cumplir con la entrega de uniformes, zapatos, útiles escolares, becas y demás cosas que tiene que entregar la SEC.

Aunado a ello está el trabajo en la Conago donde su bandera anticorrupción es una fina trampa que le obliga a que ninguno de sus funcionarios se manche con un dejo de corrupción. La mayoría lo entienden, pero hay otros que aún no les cae el veinte. Estos saldrán a flote más temprano que tarde.

Y claro está, también debe cuidarse de los golpes bajos que significa su trabajo por ser la única mujer gobernadora en el país. Allá está ahorita, tocando puertas y tratando con secretarios y subsecretarios, sobre todo estos últimos que son a los que debe convencer para que empaten los tiempos de necesidad de Sonora con sus tiempos de gestión. Va a desatorar algunos asuntos.

Aunado a todo esto, también debe atender su casa y a su familia. Vaya que no es fácil. Lo bueno es que tomó descanso y viene con las pilas recargadas. Por cierto, la mayoría de los gobernadores hacían cambios en su gabinete luego de sus vacaciones, me imagino que Claudia no será la excepción.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @archivoconfiden

Comentarios

menu
menu