Funcionan con enemigo al frente

Funcionan con enemigo al frente

Armando Vásquez Alegría

QUE CURIOSO, como da vueltas la rueda del comportamiento organizacional.
Le está pasando a Morena como organización política que es, lo que le ocurrió al PAN en el 2000 cuando llegó por primera ocasión a la Presidencia de la República.
Tanto Fox como AMLO han hablado de cambios profundos y que no le van a fallar a quienes depositaron su fe en ellos. Ya conocemos la historia.
Manejaron el cambio de nombre en algunas dependencias como si con ello pusieran su sello distintivo sin entender el costo que significa la impresión de los nuevos logos en todo tipo de papelería, el pintado de los edificios, el cambio de imagen total, vaya, hasta las tarjetas con las que entregan su recurso va a cambiar en el caso de la Secretaría del Bienestar. ¿Cuánto irá a costar eso, sin pensar en el resto de las secretarías?
Es la eterna crítica que se ha dado cuando, por ejemplo los panistas en Sonora, cambiaron todo a su manera y con ello se hizo un gastazo de todo tipo, hasta en las licencias que duraron buen tiempo entregándose aún en el nuevo sexenio. Por ello se debe legislar al respecto. Cambiando de nombre e imponiendo una nueva imagen no se transforma una sociedad y mucho menos se promociona el ahorro.
 Luego Fox para contratar a los mejores se hizo de un equipo de cazadores de talento, que en verdad fue un fracaso pues la administración pública es muy diferente de la privada y el desorden primario se pudo observar conformándose una especie de grupúsculos dentro del PAN ante la falta de plazas para los integrantes de este partido que por supuesto, hubo muchos que pegaron el grito en el cielo.
Algo así está pasando con Morena pues sus aliados, el PT y el PES se observan atentos a que contraten a su gente, es más ya se vio aquí cerquita en Ciudad Obregón a Jaime Moreno Berry quejándose amargamente de que en el ayuntamiento de Obregón no quieren dar empleo a su gente y en cambio sí a quienes integran parte del equipo burocrático del ITSON.
Lo mismo va a ocurrir a nivel nacional. AMLO no podrá satisfacer tanta petición de empleo y si, habrá grupos de poder nuevos con líderes muy ambiciosos.
Fuera de la cuestión pragmática, hay un punto que vale la pena analizar porque de ello dependerá el futuro de Morena como partido.
Concretamente me refiero a esa transformación de un partido combatiente, crítico, de oposición, a uno que le tocará estar del lado opuesto. Estarán expuestos a todo lo que ellos encabezaban muy bien.
Y es que así como hay candidatos eternos que siempre pierden, pero que no dejan de ser muy buenos aspirantes, también hay partidos que requieren de un enemigo enfrente para poder subsistir. No saben entablar y crear una mesa de construcción si su vida partidaria la han manejado siempre en la otra mesa, la de la destrucción.
Eso le pasó al PAN que, al no tener contrincante enfrente empezó a sufrir un desgaste interno que lo llevó al presente. Le va a pasar a Morena, sin duda alguna, si sus ideólogos se obsesionan por hincharse de dinero en lugar de enfrentar su nuevo momentum que al día de hoy está envuelto en soberbia pues ya empezaron a gobernar sin el poder legal en la mano.
De allí tanta declaración, ocurrencias, buenos deseos, lo cual, lector es otra característica de quienes se sienten poderosos y no dejan de manifestarlo en una clara muestra de inmadurez política que tenderá a la diseminación y diversificación de los grupos de poder al interior de su partido y al nacimiento de nuevos factótums de poder.
Es decir, quienes se acomoden caerán en el confort que tanto daño hace a las organizaciones y quienes no logren obtener empleo conformarán otros poderes negativos que recaerán en personas que se sienten merecedoras y que mostrarán su cara agresiva. Es la misma historia de siempre.
Y es que lector, la izquierda a la mexicana está encuadrada en organizaciones cuya principal característica es su capacidad de virulencia por parte de quienes las dirigen y la sostienen como estrategia para mantener el poder o la dirigencia. No es ideología –cuyos procesos existen–, la cual por cierto está desgastada y difusa desde que se perdió la continuidad en la conformación de cuadros de jóvenes que permitían que sus ideas prevalecieran.
Los actuales representantes de la izquierda envejecieron y con ellos el espíritu de lucha que no saben cómo lograr encenderlo de nuevo ante un mundo globalizado que se los comió. Lo mismo pasó con la derecha que esta renaciendo con auge porque tiene banderas que enharbolar enfrente, la izquierda no pues ahora está a prueba y el día a día de quienes ingresen al sistema burocrático se los va a comer.
Quienes están en la izquierda ya probaron las exigencias de la familia, tienen que ganar bien pues se sienten merecedores de una recompensa que se refleje en los gastos de su casa, en su vida diaria. ¿Usted cree que cayó bien entre los que serán los nuevos funcionarios el no ganar más que el Presidente?… si todos sabemos que el recurso económico fluctúa en la medida en que sea necesaria una decisión y es cuando empieza la corrupción utilizando como herramienta el siempre criticado  influyentismo.
No son santos y la tentación es grande.
Siento que el movimiento de izquierda en México se va a convertir pues en un monstruo amorfo donde la figura del pueblo como tal pasará a segundo grado y buscarán sostener el poder sin importar las medidas de control ni sus consecuencias lo cual nos va a llevar a un estado de zozobra difícil de tragar. No es nuevo, ya ha pasado en otros países.
La derecha con Fox intentó hacer lo mismo –control y sostenimiento del poder–, y perdieron su partido. No crecieron internamente y el PAN es hoy una caja de dinero a la cual todos quieren echar mano. Vaya, ni se sonrojaron al perder en esta elección el registro en Tabasco por primera vez en décadas. Ni siquiera han tratado ese tema.
EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.
Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.
Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com
Twitter: @Archivoconfiden

Comentarios

menu
menu