Foro Marítimo y Portuario, para poner orden en el litoral

Foro Marítimo y Portuario, para poner orden en el litoral

Foro Marítimo y Portuario, para poner orden en el litoral; se suman diputados a la meta; ponen “narcomantas” con grave acusación; el Mercado Municipal, se agrava fuente de problemas para la comuna

 

GUAYMAS, Son.- Este jueves llegan a Guaymas legisladores federales de las Comisiones de Marina y de Pesca, de la Cámara de Diputados.

Otros representantes arriban por separado, como hacen numerosos marinos del país, para sumarse –eso motivó la gira— al Foro Nacional de Marina Mercante y Puertos, este viernes, evento que representa la intención inicial de la 4T, con el propio Presidente López Obrador interesado, de poner orden en el manejo que se da al litoral mexicano.

Los sectores Marina y Pesca encabezan el interés nacional de acabar con vicios del imperio del más fuerte; ese que consume esfuerzos y crea leyes a modo para usar el presupuesto oficial en su beneficio, proceso destructor que separó con amplia y profunda franja, a los muchos que tienen poco, de los pocos que acumularon –no siempre por el camino correcto—tanto.

Es la manifestación encaminada a poner orden al desgarriate que habría comenzado a terminar con el final del sexenio del mexiquense Enrique Peña.

En este caso acabaría con la práctica que vuelve a los puertos comerciales negocio de políticos; donde la pesca genera apoyo en embarcaciones, motores, créditos, subsidios, solo para unos cuantos privilegiados; donde el turismo reserva especies para pesca deportiva, pero las naves de arrastre se las llevan, impunes, entre sus redes depredadoras y el turista se aleja, pues sus líneas y cañas no atrapan nada desde sus yates propios o arrendados, que generan gran derrama por un simple pez, lo cual minimizan los grandes volúmenes de la industrialización.

Buena idea involucrar a los marinos comerciales, pues se equivocó el proceso cuando los últimos tres sexenios llamaron a los militares a imponer la ley. Solo pensaron en el tráfico de drogas y robo de combustibles como bandera insignia de la complicidad institucionalizada entre el poder y la delincuencia. Lo otro, inversión, empleo, crecimiento, quedó al margen.

El Foro Nacional de la Marina Mercante y Puertos, recuperará planes de aprovechamiento litoral planteados desde hace 70 años, con aquella inconclusa “Marcha al mar”.

Y en lo contemporáneo, hará crecer la idea hasta adaptarla a los caminos del mar para reducir costo del transporte, elevar el comercio y consolidar negocios con el mundo, a partir de hacer en cada puerto algo común en otras latitudes: crear mentalidad  de negocio global, sin el cómodo proceso de entregar al gran capital lo que deja utilidades y, a la empresa mexicana, a malos políticos o laborando en el límite de la sobrevivencia por el agobio de la carga impositiva y caros servicios.

Los capitanes Faustino Suárez y Rogelio Garayzar serán los anfitriones. Saben qué hacer y tienen respaldo federal, del Congreso y de autoridades municipal y estatal, así que el Foro es el primer paso de esta meta que en la legislación proyectada tendrá su sustento, para que México aproveche para bien de todos, esa gran riqueza a la vista frente a sus 10 mil kilómetros de litoral, riqueza cuyo mezquino camino solo llega a unas pocos bolsillos y eso no se vale en un país tan rico, donde el 95% ciento de sus habitantes son pobres.

TIROS RÁPIDOS

1.- La ley del plomo reflejó en lo que va de mayo cómo se ha impuesto en Guaymas y Empalme.

Imagínese usted a este servidor el pasado 10 de mayo, dispuesto a darle un gran mordisco a la magnífica muestra gastronómica que nos presumían los jóvenes emprendedores del negocio “El Perla Negra”, una gigantesca hamburguesa “de tres pisos” recomendada por el reconocido comentarista de radio Arturo García Reyes.

Al lado, uno de mis cuatro superhéroes favoritos, el nieto David, que me cuida tanto –¿Cómo le explico lo que pasa? Luego, su madre, su abuela y dos madrecitas más.

Todos, comensales y personal del servicio, saltamos, primero, después nos congelamos, cuando ráfagas de metralleta –dicen que fueron 115 disparos—rasgaron la frágil tranquilidad nocturna, en el sector Niza, en el Norte, a unos 300 metros.

Era la segunda balacera en ese lugar con una ejecución. La primera, al mediodía, y ésta, a las 20 horas. En el intermedio hubo disparos en Marsella, Montelolita (otra ejecución), el hallazgo en una tolva cementera de Ferromex, de una mujer asesinada; después, metralla en la colonia Adolfo de la Huerta. Dicen que por eso van 26 muertos en este año.

Tres días antes, cuatro jóvenes desaparecieron de la Plaza de los Tres Presidentes. “Levantados”, claro. Cuatro días después, 2 más. En Empalme en la siguiente semana, 4 balaceras con 2 víctimas.

La tarea represiva policíaca-militar frena algo de lo que ahora dificulta la vida social, pero falta lo preventivo. Eso debe estar primero en la mente de la Secretaría de Seguridad y las policías si realmente quieren frenar el problema cuya solución es claramente marcada en la historia.

Ya no es tiempo de evaluar lo que venía. Lo que venía ya llegó y se vuelve costumbre.

2.- SIN NOVEDAD en el frente de los Cabildos de Guaymas y Empalme. Mismas discusiones, riñas, misma opacidad y nepotismo.

Ah, distinto, la rara manta en un puente, presuntamente colocada por narcotraficantes, donde acusan al contralor guaymense y frustrado jefe policiaco, Daniel Morales Pardini, de ser el cobrador del Municipio para permitir la operación de criminales.

Qué pesado ¿No?

3.- El antihigiénico Mercado Municipal “Yáñez”, cuyo mantenimiento paga la comuna pero el negocio es de los locatarios, sigue “grillo”. Este miércoles la regidora Arely Bórquez pidió la cabeza del administrador, Ulises Valenzuela, por agresivo y por discriminar a vendedoras yaquis.

Comentarios

menu
menu