EU amaga con ignorar a la OMC; se alista contra fallos comerciales

EU amaga con ignorar a la OMC; se alista contra fallos comerciales

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pretende cargar ahora contra la Organización Mundial del Comercio (OMC), revela un documento de gobierno que los diarios The New York Times, Financial Times y The Wall Street Journal dieron a conocer.

Los rotativos explicaron que el texto es el que Trump planeaba enviar ayer al Congreso para explicar la política comercial de su gobierno.

De la propuesta se desprende que el republicano pretende ignorar los fallos de la OMC que él considere una afrenta a la soberanía de Estados Unidos.

Lo anterior llevaría a EU a imponer unilateralmente aranceles a países que, a su parecer, tengan prácticas comerciales desleales, algo de la que ya ha acusado a China y a México, principalmente.

Para The New York Times, la medida que Trump quiere aplicar podría llevar a que otros países también impongan aranceles a las importaciones estadunidenses, iniciando una era de proteccionismo económico en todo el mundo.

Desde que Estados Unidos ganó su independencia, ha sido un principio básico de nuestro país que los ciudadanos estadunidenses estén sometidos sólo a las leyes y reglamentos dictados por el gobierno de Estados Unidos, no a las decisiones de gobiernos extranjeros u organismos internacionales.

En consecuencia el gobierno va a defender agresivamente la soberanía estadunidense sobre cuestiones de política comercial”, expone el informe según el diario neoyorquino.

En materia migratoria, funcionarios federales dijeron que la nueva orden ejecutiva de Trump buscará sacar a Irak de la lista de países cuyos ciudadanos tienen prohibido el ingreso a Estados Unidos.

TRUMP DESAFIARÁ A LA OMC

El gobierno del presidente Donald Trump se prepara para ignorar los fallos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que vea como una afrenta a la soberanía de Estados Unidos, reportó el diario Financial Times, citando un informe preparado por funcionarios.

Con ello, según el diario The New York Times (NYT), Estados Unidos podría imponer unilateralmente aranceles a países que, a su parecer, tengan prácticas comerciales desleales.

La medida, agrega el NYT, podría llevar a que otros países también impongan aranceles a las importaciones estadunidenses, iniciando una era de proteccionismo económico en todo el mundo.

En su campaña y ya como presidente, Trump ha acusado a China y México de prácticas comerciales desleales.

Su gobierno tenía planeado enviar el documento ayer al Congreso, aunque al cierre de esta edición no se había informado si eso ocurrió.

La Casa Blanca tiene la obligación de enviar un informe anual de la agenda comercial al Congreso el 1 de marzo.

De acuerdo con el Financial Times, el borrador del documento consultado asegura que “desde que Estados Unidos ganó su independencia, ha sido un principio básico de nuestro país que los ciudadanos estadunidenses estén sometidos sólo a las leyes y reglamentos dictados por el gobierno de Estados Unidos, no a las decisiones dictadas por los gobiernos extranjeros u organismos internacionales”.

“En consecuencia, el gobierno de Trump va a defender agresivamente la soberanía estadunidense sobre cuestiones de política comercial”, dijo el informe.

El diario Wall Street Journal, que también dijo que revisó el documento, sostuvo que la política representa un cambio drástico respecto al gobierno de Barack Obama, que hizo hincapié en las normas económicas internacionales y en la autoridad de la OMC, un cuerpo que regula el comercio y resuelve los conflictos entre sus miembros.

Por el contrario, el gobierno de Trump defenderá con mayor firmeza la soberanía estadunidense sobre la política comercial, reforzará el cumplimiento de las leyes comerciales de Estados Unidos, y usará “todas las fuentes posibles de influencia para alentar a otros países a abrir sus mercados”, dijo el documento, según el Journal.

Al cierre de esta edición, la Casa Blanca había evitado hacer comentarios sobre el documento.

MINTIÓ Y SE ATRIBUYÓ MÉRITOS AJENOS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presumió ante el Congreso un aumento de los empleos en grandes corporaciones que en realidad tuvieron lugar durante el mandato de su predecesor.

Por ejemplo, Trump dijo el martes por la noche que “desde que fui elegido, Ford, Fiat-Chrysler, General Motors, Sprint, Softbank, Lockheed, Intel, Walmart y muchos otros han anunciado que invertirán miles de millones de dólares en Estados Unidos y crearán decenas de miles de nuevos empleos estadunidenses”.

Pero aún es pronto para saber si realmente creó puestos de trabajo, pues el Departamento de Empleo publicará hasta el 10 de marzo su informe sobre el mes de febrero, el primero completo de Trump en la Presidencia.

Además, expertos consideran improbable que Trump sea el principal motivo para las contrataciones previstas a las que se refiere y, en el caso de la fábrica de Intel en Chandler, Arizona, su construcción inició durante el gobierno de Barack Obama.

Trump también dijo ante legisladores que “según la Academia Nacional de Ciencias, nuestro sistema actual de inmigración les cuesta a los contribuyentes estadunidenses muchos miles de millones de dólares al año”.

Sin embargo, el reporte en realidad señala que los inmigrantes “contribuyen a las finanzas del gobierno pagando impuestos y añaden gastos al consumir servicios públicos”.

El informe agrega que si bien los inmigrantes de primera generación son más caros para los gobiernos que sus pares nacidos en el país, sus hijos “están entre los mayores contribuyentes económicos y fiscales en la población”.

Esta segunda generación contribuyó más en impuestos por persona, por ejemplo, que los no inmigrantes en el periodo estudiado, de 1994 a 2013.

 

Comentarios

menu
menu