Endurece Alemania ley antiviolación

Berlín, Alemania (07 julio 2016).- El Parlamento alemán aprobó una ley que facilita a las víctimas de delitos sexuales presentar denuncias penales si rechazaron las insinuaciones del agresor con un claro “no”.

La medida llega como respuesta a la indignación provocada por una ola de asaltos sexuales en Colonia durante las celebraciones de Año Nuevo.

La ley anterior obligaba a las víctimas a demostrar que resistieron físicamente el ataque antes de presentar cargos por violación u otro tipo de ataques sexuales.

Las activistas por los derechos de las mujeres sostenían que el no reconocimiento del principio de que “no significa no” era una de las razones principales de la falta de denuncias y las escasas condenas por violación en el país.

La mujer alemana podía denunciar a un hombre por haberla violado, pero ahora no será necesario que la obligue al intercambio sexual, sino que bastará con que el hombre ignore la negativa de la mujer y lleve a cabo algún acercamiento sexual, como tocarla.

“En el pasado, hubo casos de mujeres violadas en los que no se pudo castigar a los autores”, explicó la Ministra de Asuntos Familiares, Manuela Schwesig.

“Con el cambio en la ley habrá más víctimas que opten por presentar cargos, menos demandas criminales encajonadas y mayor garantía de que los delitos sexuales reciban el castigo que merecen”, agregó.

La ley fue aprobada sin tropiezos gracias a la amplia mayoría parlamentaria del Gobierno.

Los partidos opositores aprobaron que se faciliten las demandas, pero criticaron dos artículos de la medida que castigan a personas que no participaron directamente del asalto y someten a deportación a extranjeros por acoso sexual.

Según cifras del Ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, se denuncia apenas una de cada 10 violaciones en Alemania y sólo el 8 por ciento de estos juicios terminan con condenas.

La derecha se resistía a los cambios en la ley hasta que una ola de ataques en Colonia durante el Año Nuevo generó un nuevo debate sobre la violencia sexual en Alemania.

Las autoridades dijeron que la mayoría de los ataques fueron perpetrados por personas en busca de asilo y algunos se preguntaban si la ola de hombres jóvenes provenientes de países musulmanes podría integrarse debidamente en el país.

Otras voces señalaron que Alemania estaba retrasada con respecto a la mayoría de los países occidentales y que los asaltos sexuales eran una característica de la sociedad alemana antes del arribo de la ola de migrantes.

Citan el caso de la modelo Gina-Lisa Lohfink, quien alega que fue violada por dos hombres en 2012.

Aunque un video la mostraba diciendo “no, no, no”, una corte absolvió a los hombres.

Actualmente se le juzga por formular acusaciones falsas.

Las fracciones de los partidos de Oposición parlamentaria, La Izquierda y Los Verdes, señalaron que los ataques sexuales contra alemanas en la noche de Año Nuevo en Colonia no fueron la razón para promulgar una ley más rigurosa en materia de agresión sexual.

El proyecto de ley ya estaba en esos momentos en proceso de preparación por parte del Ministerio de Justicia, y a raíz de los sucesos de Colonia reunió el suficiente consenso para presentarla para su aprobación en el Bundestag.

El motivo, resaltaron los partidos de oposición parlamentaria, es la lucha durante años de las mujeres para defender su autodeterminación sexual.

Comentarios

menu
menu