Empalme tendrá marino al frente de la policía

Empalme tendrá marino al frente de la policía

Primera caída

Después de horas de valorarlo y con intención de mantener al comisario Emanuel Noriega, el alcalde Francisco Genesta tomó la decisión de priorizar el proyecto de seguridad para autorizar la convocatoria de la sesión ordinaria, el próximo sábado. En el orden del día, se incluye con todas sus letras la remoción, no renuncia, del comisario actual para posteriormente someter a criterio del pleno el nombramiento del capitán de corbeta Julio Alberto Hernández Cruz, como lo planteó Alfonso Durazo y como lo aceptó el presidente municipal, contra su sentimiento de lealtad hacia el jefe actual, en lo que se advierte como la mejor decisión que pudo tomar porque con todo y autonomía de los Ayuntamientos, el mismo Genesta ha admitido que la delincuencia los rebasó, así que partiendo de ahí, dejaron de ser autónomos desde el momento en que criminales se imponen en las calles.

Así que el sábado es el gran día para que el marino tome protesta y llegando llegando empieza la revisión de expedientes de todos los agentes, sus permisos para portar armas, vehículos, instalaciones y, luego, a tomar decisiones.

Segunda caída

En un inusual clima de tranquilidad, ayer se llevó a cabo sesión de Cabildo para el envío de estados financieros. Sería por el eco de la visita del secretario de seguridad Alfonso Durazo o porque no había grandes temas por polemizar, el caso es que el bloque opositor del Cabildo se convirtió en un individuo, Roberto Romero, porque la síndico Adriana Pacheco, los regidores Eliuh León y Reyna Adilene Castro, se mostraron hasta amables y votaron a favor, mientras que Rafael Cacheux se abstuvo.

Todo parece indicar que la visita de altos jerarcas del morenismo fue factor para limar asperezas entre los ediles que habían combatido al presidente municipal y que ahora empezarán una nueva etapa de cordialidad, por lo que se espera que pronto se avance en temas como la reestructuración de la deuda y, para abrir boca, la síndico destrabó el trámite para la operación de una tienda AutoZone que se atoró entre tanta lucha.

Tercera caída

Sobre el tema del derrame de ácido sulfúrico y lo que se les ocurra regidores, hoy comparecerán funcionarios y hay una larga lista de preguntas para Víctor Marín Martínez, sobre todo de parte del regidor Ernesto Uribe, quien tiene que ser muy cuidadoso para evitar mezclar sus asuntos personales con la gestión en el Cabildo. Debe recordarse que el edil libra una batalla legal por unos permisos de construcción y, aun cuando el proceso pueda ser represalia por su actuar en el pleno edilicio, él no debe caer en esa provocación y mejor conducirse como cualquier regidor, de todas formas, hay mucho que cuestionar.

De entrada, ya que Marín y los demás funcionarios informen lo poco que saben de Grupo México, el primer tema será el retraso de las obras, el ejercicio de recursos en obras de adjudicación directa, las licitaciones, el destino de recursos federales, entre otros rubros que van a ser parte de una larga, pero larga sesión que puede batir el récord del trienio de Bernardino cruz, como la más larga.

El Tirabuzón

Si no se le ocurre a alguien de última hora subirse al ring, todo indica que el nombramiento del marino Andrés Cano Ahuir será unánime, por increíble que parezca en el Cabildo de Guaymas. El expediente del capitán de fragata, trae al frente el examen de confianza civil y controles de confianza militar y hojas y más hojas de sus logros en la milicia.

La Quebradora

El regidor que hizo sudar ayer a Francisco Genesta fue Ernesto Uribe porque se apersonó en Palacio Municipal y fue directo a la oficina de la sindicatura. Cuando todos pensaban que el edil pudiera asesorar sobre llaves maestras y saltos de la tercera cuerda a la de por sí combativa síndica, se supo que Uribe fue a seguir con los trámites para la operación de una franquicia refaccionaria.

Comentarios

menu
menu