EL PODER TRAS EL TRONO EN LA SCT-SONORA

EL PODER TRAS EL TRONO EN LA SCT-SONORA

SE FUE; PERO NO SE FUE… ¿Se acuerdan de Javier Hernández Armenta? Su más reciente cargo fue el de Director del Centro-Sonora de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.  Durante toda la administración de Enrique Peña Nieto, Hernández Armenta estuvo despachando en dicho cargo y por supuesto le correspondió operar y ejecutar la remodelación de la Carretera Cuatro Carriles, cuya inversión resultó mucho más cara de lo originalmente presupuestado y el tiempo para llevarla a cabo fue mucho, pero mucho más extenso que el planeado.

Javier Hernández ha ocupado diversos cargos en la administración pública, tanto federal como estatal; también fue Presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional.

A principios de 2013, cuando se terminaba de instalar el Gobierno del priista, Enrique Peña Nieto, Javier Hernández fue designado titular del Centro SCT-Sonora.

EN DICIEMBRE DE 2018, cuando Andrés Manuel López Obrador asumió el poder, Javier Hernández causó baja… pero –nos dicen- no del todo; es más, sigue estando presente.

NOS ASEGURAN QUE HERNÁNDEZ ARMENTA tiene una fuerte presencia en la oficina representativa de la SCT a través de otra persona; desde luego que él no se iba a exponer.

El misterioso sujeto lleva por nombre Jesús Antonio Peiro Sánchez, según los reportes que llegan a este espacio.

A mí no me lo crea, pero esa es la versión que toma mucha fuerza.

Peiro Sánchez –nos informan- es quien hace las negociaciones con los contratistas; es el operador. Pero quien decide hasta el último contrato es Javier Hernández.

 TODO LO ANTERIOR se ejecuta con la autorización del Director del Centro SCT, Eduardo Antonio Pacheco Grajeda, quien a su vez fue designado en el cargo por Alfonso Durazo Montaño, líder moral de la 4T en Sonora.

Dicha designación pudo haber sido de buena fe, pero es difícil pensar que Pacheco Grajeda no haya detectado los intereses que mueven actualmente la operación de la SCT en Sonora.

EL ASUNTO AQUÍ IMPORTANTE no es que Javier Hernández Armenta siga teniendo el control de las cosas, ni que se “chamaqueen” con facilidad a Pacheco Grajeda. No eso no es lo importante.

Lo realmente importante es que las cosas no mejoran.

¿Cómo están las carreteras federales? Para llorar. Pésimas. Por ejemplo el tramo Ímuris-Cananea, está del terror.

Ese es el punto, que las cosas no cambian.

DESDE EL KIOSKO

Sigue la Planta Tratadora de Aguas Residuales. Es la siguiente en la fila para estudiarla a fondo y cancelarle la concesión, según lo declarado por la Alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas tras informar de la supresión de la concesión de Alumbrado Público a las empresas ConLuz y Constrilita Ligth.

Comentarios

menu
menu