El PAN, detrás del conflicto transportista

El PAN, detrás del conflicto transportista

El pasado 31 de marzo, un grupo de transportistas del Poblado Miguel Alemán llevaron a cabo el  bloqueo total por más de siete  horas, de la carretera 100 Hermosillo-Bahía Kino, a la altura de “Siete Cerros”, en protesta por el aseguramiento de seis unidades de transporte suburbano que no contaban con la correspondiente  concesión vigente para operar. 

*** Con manipulación y engaños, los panistas pretenden de nueva cuenta causar encono y división entre los sonorenses. 
 
*** Quieren mantener oculto el megafraude que cometieron con las concesiones Roberto Romero López y Prisciliano Meléndrez Barrios en la Dirección General del Transporte.  
El pasado 31 de marzo, un grupo de transportistas del Poblado Miguel Alemán llevaron a cabo el  bloqueo total por más de siete  horas, de la carretera 100 Hermosillo-Bahía Kino, a la altura de “Siete Cerros”, en protesta por el aseguramiento de seis unidades de transporte suburbano que no contaban con la correspondiente  concesión vigente para operar. 
El antecedente inmediato de esta acción es la revocación con fecha del 09 de marzo anterior, de 21 concesiones de transporte en la modalidad de suburbano, por parte de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano de Sonora,  por incumplir con las disposiciones de la Ley de Transporte de Sonora y publicada en el Boletín Oficial del Gobierno del Estado.
Las concesiones revocadas brindaban el servicio en las rutas Poblado Miguel Alemán-Hermosillo y Hermosillo-Poblado Miguel Alemán.
Desde la revocación, al igual que durante el día del bloqueo y en  fechas  posteriores a este evento, en medios de comunicación y en redes sociales se llevó a cabo un intenso operativo que pretendió mostrar a los transportistas como “víctimas del Gobierno” a las que les habían revocado sus concesiones “para favorecer a un empresario en particular”.
Sin embargo, la realidad es muy distinta.
El origen de este conflicto se remonta a finales del 2012, cuando un grupo de transportistas solicitó el primero de dos permisos eventuales consecutivos por 60 días cada uno, para movilizar  pasaje en la modalidad de suburbano en las rutas arriba señaladas.
Es decir, estos transportistas OPERARON DURANTE TODO UN AÑO SIN CONTAR CON UNA CONCESIÓN, utilizando solamente permisos eventuales, cuando son sólo 120 días el máximo período que permite la Ley de Transporte (Art. 53, fracc. 8), afectando con ello a concesionarios legalmente autorizados.
Es decir, los transportistas incurrieron en una irregularidad.
Después, en sesión de Cabildo del 09 de abril del 2014, se aprobó por parte de regidores del PAN que constituían mayoría, (los  del PRI-PVEM se abstuvieron de votar) un estudio socioeconómico y dictamen técnico a modo, CON FECHA DEL 24 DE SEPTIEMBRE DEL 2014, con lo que quedó al descubierto el plan de negocios que se traían entre manos los padrecistas del Gobierno del Estado respecto a las concesiones del transporte.
Dicha aprobación se dio fuera de término, por lo que debió haberse rechazado  ese estudio (Art. 74, fracc. 1) y, por otra parte, el estudio aprobado es el requisito que se ocupa para iniciar la convocatoria (Art. 58).
Otras dos irregularidades.
Ante esta convocatoria amañada, las empresas Autobuses Mixtos de Hermosillo y Transportes de la Costa de Hermosillo,  concesionarias legalmente autorizadas, se ampararon ante las irregularidades cometidas al emitirse ese documento.
En el caso de las concesiones de modalidad suburbana, los beneficiarios resultaron ser los mismos que habían obtenido los permisos eventuales, por lo que a todas luces fue una convocatoria a modo para pagar favores electorales, sin tomar en cuenta que ya no eran candidatos a recibir una concesión por haber brindado con anterioridad el servicio sin concesión, ni permiso vigente alguno desde el vencimiento del segundo permiso de 60 días hasta el otorgamiento irregular de las concesiones (Art. 53, fracc. 8 y Art. 54, fracc. 1).
Otra irregularidad más.
Por encima de lo anteriormente expuesto, los “concesionarios” no cumplían con la capacidad técnica que indica la Ley para brindar un servicio suburbano regular como es contar con una terminal autorizada por la Dirección General del Transporte, ni horarios fijos.
Otra irregularidad.
De nueva cuenta, Autobuses Mixtos de Hermosillo y Transportes  de la Costa de Hermosillo se ampararon contra el ilegal otorgamiento de las concesiones el 21 de agosto del 2014.
Ahora bien, los concesionarios utilizaban como “terminales”  las aceras de los parques Madero y El Mundito ubicados por la calle Morelia, en el sector centro de Hermosillo; subían y bajaban pasajeros dentro de los límites de la zona urbana, lo que debe hacerse únicamente en las instalaciones de una terminal y con apego a un horario establecido, tal como lo establece la Ley.
Por otra parte, la operación irregular de estas concesiones no sólo trastocaba las disposiciones de la Ley de Transporte, ordenamiento que SÍ cumplen otros  transportistas sino, además, alteraban el curso normal de la vida pacífica de los vecinos de ese sector, al generarse acumulación de basura, estrangulamiento del tráfico vehicular, obstrucción de las banquetas por vendedores ambulantes y pasajeros y, lo más grave, condiciones de insalubridad por  utilizarse  estos espacios por parte de los usuarios, como sanitarios al aire libre.
Por la operación irregular de estas concesiones, los vecinos afectados interpusieron una queja ante el entonces titular de la DGT, Prisciliano Meléndrez Barrios, en julio 2 del 2014, a la que NO se le dio respuesta.
Ante la nula atención por parte de las autoridades municipales y de la DGT, los vecinos expusieron en 2014 esta situación ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Sonora, queja a la que se  le dio entrada con oficio CEDH/TV/22/010681/2014.
La CEDH emitió la Recomendación Número 09/2015 de fecha 27 de febrero del 2015, a favor de los quejosos y en contra de la  Dirección General del Transporte, el Ayuntamiento de Hermosillo; la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado y la Dirección de Seguridad Pública Municipal, entre otras instancias.
Esta recomendación de la CEDH fue tomada como un llamado a  misa.
Otra denuncia más por las mismas razones en contra de estos  transportistas, fue interpuesta el 15 de febrero del 2016, por   Germán Cázarez Sánchez, Presidente del Patronato del Parque Madero, ante Luis Iribe Murrieta, nuevo titular de la DGT.
Fue en octubre de 2016 cuando la DGT solicitó a los concesionarios irregulares cumplir con una terminal como lo dispone el art. 77, fracc. 12, lo cual no hicieron en el término que establece la Ley.
Es así que el 09 de marzo de 2017 se publica en el Boletín Oficial la revocación de las 21 concesiones suburbanas, luego de que los concesionarios no dieran respuesta en el término de cinco días, a la disposición legal que, entre otros aspectos les obligaba a tener una terminal para brindar el servicio de transporte en la modalidad de suburbano.
LA CAMPAÑA DEL PAN Y EL DESALOJO DEL BLOQUEO
Los concesionarios irregulares revocados el 09 de marzo por la SIDUR, con la orientación del PAN iniciaron una serie de manifestaciones promoviendo la participación de toda la comunidad del Poblado Miguel Alemán de la Costa de Hermosillo; pero fueron apoyados sólo por sus esposas, hijos y amigos más cercanos.
Con este pretexto, el PAN encabezó la planeación de la estrategia para generar un conflicto social en el Poblado Miguel Alemán, lo cual quedó evidenciado mediante fotografías, en las que aparecen en el restaurante “Los Chapos” propiedad de Eleuterio “Cachi” López, el Presidente del CDM del blanquiazul en Hermosillo, Ramón Díaz,  al igual que otros cuadros panistas como Adalberto Laprada León del Organismo Operador de Agua de Agua Prieta y  Juana Margarita Gutiérrez escamilla, entre otros.
También tuvieron una intensa participación en las manifestaciones, Karla Valeria Pérez López y María de Jesús López de Pérez, hija y esposa del ex Comisario de Miguel Alemán, Gustavo Pérez, así como EL VERDADERO ZAR DEL TRANSPORTE DE LA COSTA DE HERMOSILLO, Ramón Armando Moreno Aguilar (a) “El Camisetas” quien es propietario de las empresas Transportes Fermo y de Servicios de Concesionarios de Sonora, S.A. de C.V.
Moreno Aguilar cuenta con 44 concesiones de transporte en varias modalidades, además de las seis que se le otorgaron de transporte suburbano y que le fueron revocadas. Todos los demás concesionarios cuentan con más de una y las tienen a nombre de sus esposas e hijos.
La estrategia a seguir ideada por Acción Nacional fue VOLVER A PRESTAR EL SERVICIO AHORA SIN LAS CONCESIONES, para provocar que las autoridades les confiscaran las unidades, en estricta aplicación de la Ley, para de esa forma tener el pretexto perfecto que JUSTIFICARA UNA MANIFESTACIÓN EXTREMISTA Y VIOLENTA, como lo hicieron el 31 de marzo al bloquear de forma total por más de siete horas la carretera Hermosillo-Bahía de Kino, afectando la salud, estudios, trabajo y negocios de miles de personas ajenas a este conflicto.
El sello de la casa del gobierno de Guillermo Padrés.
Durante el bloqueo se apreciaba la presencia de niños, mujeres y estudiantes (se sabe que a estos últimos se les pagó 300 pesos a cada uno), pues su movilización tenía el propósito de utilizarlos como escudo, buscando que fueran víctimas de algún abuso de autoridad y SACARLE RAJA POLÍTICA a un posible desaguisado.
Los mismos métodos de hacer política del ex gobernador Guillermo Padrés y de los panistas desde siempre.
Ya fue demostrado por las autoridades policiacas que NUNCA existió la agresión que se aprecia en una gráfica que se volvió viral en redes sociales y a la que se le dio amplia difusión por los militantes panistas.
En una palabra, fallaron los pronósticos de los líderes padrecistas que tienen las manos metidas en este conflicto como Damián Zepeda Vidales, Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional del PAN; David Galván Cázares, Presidente del Comité Directivo Estatal en Sonora y el operador directo de este bloqueo, Ramón Díaz Beltrán, Presidente del Comité Municipal del PAN Hermosillo.
Pero no hay que desviar la atención de que el fin ulterior del PAN era aprovechar al máximo esta coyuntura para posicionarse, sin importar que de manera criminal se pusiera en riesgo la integridad física de las personas movilizadas, afectando de paso  los derechos de terceros como es el caso de las empresas legalmente autorizadas.
En otras palabras, los panistas no buscaban acuerdos sino la utilización de la fuerza pública en contra de los manifestantes, para así continuar con la segunda parte de su estrategia: Presentarse ante la sociedad como DEFENSORES Y VOCEROS de las causas sociales, echando mano de sus operadores en redes sociales y medios de comunicación afines al PAN, para generar enconos y división entre los sonorenses, como NO lo hizo de otra manera durante su gestión Roberto Romero López, ex Secretario General de Gobierno.
Pero, los panistas no darán su brazo a torcer, y prueba de ello es que ha trascendido que el PAN volverá a bloquear la la carretera 100 Hermosillo-Bahía de Kino en plena Semana Santa, pues además de buscar a cualquier costo que se generen conflictos sociales, quieren obligar a las autoridades a CESAR LA REVISIÓN Y  REVOCACIÓN DE TODAS LAS CONCESIONES DE TRANSPORTE otorgadas  durante el período tristemente conocido como el Nuevo Sonora.
CÓMO OPERARON LOS PANISTAS LAS CONCESIONES IRREGULARES
Es muy sencilla la estructura del negocio de la venta de las más de 5 mil concesiones ilegales de transporte en todas las modalidades, la cual se operó desde la DGT, y con las que los padrecistas inundaron todo el estado.
Mario Everardo Samayoa Gallardo, Coordinador Operativo, era el primer contacto para darle la “mochada” a Luis Alberto Cházaro Iwaya, Director Jurídico, quien su vez reportaba a Prisciliano Meléndrez, el Director General, hasta llegar al “Número 2” de la Nomenklatura padrecista, Roberto Romero López, Secretario General de Gobierno.
Estos son los responsables  de la venta fraudulenta de miles de  concesiones, para lo cual ponían a modo los requisitos para lograr su cometido; y todos ellos aún pululan tranquilamente sin que alguien los moleste, excepto Romero López,  quien se encuentra prófugo de la justicia.
Cházaro Iwaya sigue interviniendo en los amparos y demás procedimientos legales a favor de los suburbanos, seguramente por algún compromiso que tendrá con concesionarios irregulares.
Esto lo opera Cházaro Iwaya a través de un tercero, por cierto de un abogado de carácter muy bélico y verbalmente muy ofensivo, de nombre Víctor Manuel Montoya Silva, quien maneja al dedillo la estrategia y se conduce como pez en el agua por los vericuetos legales, para favorecer a los miles de concesionarios irregulares que hay en todo el estado, herencia del padrecismo.
Sería muy interesante que la Fiscalía Anticorrupción de Sonora le diera seguimiento a este caso, pues descubriría un grave desorden  en lo que concierne al período padrecista, pues ellos se llevaron todos los expedientes de las concesiones que vendieron (el saqueo de las oficinas de la Dirección General del Transporte se mantuvo hasta el 12 de septiembre del 2015).
En esta situación que se generó en torno a los concesionarios del transporte suburbano ha quedado de manifiesto una vez más que,  pese a haber ocasionado caos financiero, administrativo y el mayor desfalco al patrimonio de los sonorenses en toda la historia, y de haber generado enconos, violencia, enfrentamientos y división en la sociedad, uno de los principales objetivos del PAN  en la actualidad es impedir por todos los medios a su alcance, que el Gobierno del Estado continúe aportando soluciones a la problemática que ellos mismos causaron y que constituye un pesado lastre para Sonora.
Los panistas NO quieren que se resuelvan los problemas, sino que se generen condiciones para culpar de cualquier cosa los priistas en el gobierno ya sea federal, estatal o municipal; fijan cada uno de sus posicionamientos con fines estrictamente electorales y NUNCA pensando en el bienestar de la sociedad.
 
EN ESTE, COMO EN MUCHOS OTROS CASOS, EN SONORA AÚN VIVIMOS LA RESACA DEL SEXENIO DE GUILLERMO PADRÉS. 
Por eso no cabe la menor duda de que en el conflicto de los  transportistas, el PAN está metido hasta el cuello y es   absolutamente falso que el Gobierno del Estado trate injustamente a los transportistas suburbanos, al buscar que cumplan con lo que dispone la Ley de Transporte de Sonora.
COMO MEXICANOS Y COMO SONORENSES, CREEMOS FIRMEMENTE QUE EL ÚNICO CAMINO PARA DETENER LA ILEGALIDAD Y LA IMPUNIDAD ES LA APLICACIÓN DE LA LEY.

Comentarios

menu
menu