El ilegal tesorero guaymense culpa a todos porque le cobran el aguinaldo

El ilegal tesorero guaymense culpa a todos porque le cobran el aguinaldo

+ El ilegal tesorero guaymense culpa a todos porque le cobran el aguinaldo; hora de pensar en cambios; Bansi seguirá cobrando; Ricardo Bours “grilla” en Guaymas; diputados locales quieren revivir la pesca calamarera; Rodolfo Lizárraga inaugura su oficina de gestión

GUAYMAS, Son.- Como imitando a Cantinflas, el forastero ilegal que ocupa para enojo guaymense la tesorería Municipal, fue imprudente al querer tapar el sol con un dedo.

Desde campaña, Sara Valle dijo estar dispuesta a evitar errores del pasado que le costaron el mismo puesto que hoy ocupa.

El fuego machacante que enfrenta hoy incluye a enemigos de ayer. No resolvió todos los enconos pese a su llamado a olvidarlos porque ella no carga rencores, pero agrega nuevos entre quienes facturan su apoyo en campaña y encuentran que en “los nuevos tiempos” ya no es así, prédica principal de quienes alcanzaron espacio en la nómina.

Pero responder como bravucón de barrio riñe con el ejercicio de la política. El consejo de sus “asesores” acaba de agregarle adversarios nuevos y más poderosos.

Santiago Luna, el cuñado tesorero se sintió héroe de antifaz y capa ondeando al viento al declarar, torpe y con términos útiles en su etapa de rojillo universitario no superada. Se fue, como decía la abuela, “como hilo de media”.

No vio ningún asesor de Sara –casi los mismos del ayer, que por no conocer u olvidar la historia, la repiten–, que la mostrarían débil al hacer caso al mal consejo de responder con golpes hacia blancos escogidos a partir de información errónea.

Caso específico, los plantones que abundan en la ciudad y al que se agregó el de quienes reclaman su aguinaldo, obligación legal incumplida desde 40 días atrás. Quiso arreglar la falta anunciando que su administración pagó “la parte proporcional que correspondía”.

Esos mismos asesores creen que un compromiso contraído por antecesores es personal, no del Ayuntamiento. Y acusan de léperos a Lorenzo Decima y cómplices, a Otto Claussen y su banda de saqueadores, a César Lizárraga y sus oscuras luminarias. Pero no hacen lo correcto: investigar, integrar averiguación y llevar el caso al ministerio público.

Perro que ladra no muerde. Y, moda en cada trienio, hoy las acusaciones de saqueo, nepotismo, moches y compras en lo oscurito con convenios leoninos en perjuicio de la comuna –pero de beneficio al bolsillo personal–, se redireccionan hacia Sara Valle.

Es común especular sobre el mal manejo del dinero público pero, como decía aquel secretario del Ayuntamiento que dirigió Bernardino Cruz Rivas: no pasa nada. “El muñeco” Francisco Sánchez López reiteraba tal expresión y el tiempo le dio la razón. Tan así, que fue luego candidato a algo, aunque no ganó por no invertir sus ahorros para que le alcanzaran los votos.

La ruta de la comuna pues, tiene semáforos en rojo… y los cruzan.

Mire: aventura el ilegal tesorero que los plantones de esposas de policías reclamando el aguinaldo fueron instigados por empresarios de la comunicación; que el Sindicato participa; que Martín Ríos, secretario general, igual, porque lo investiga Contraloría por vender plazas –dice don Santiago que 40, al poquitero costo de 5 mil pesos cada una– en el semestre final de Lorenzo de Cima.

Bueno, hasta el conocedor abogado Armando Saucedo fue salpicado en el arrojo de lodo del tesorero, porque según su rojilla óptica, “asesora mal” al sindicato.

Guaymas está intranquilo. En mandos más elevados se ha puesto la lupa sobre la ciudad y se piensa en previsiones.

Sara Valle deja ver su buena intención al reunirse con la gente, pero luego se encierra con sus asesores y lo que hace difiere de lo que ofrece. En política golpear no es raro, pero hacerlo mal puede significar una dura respuesta.

Ojalá esta observación sirva de algo, pues no es el fin abrir frentes, aunque puede ocurrir porque hay mucho golpeador en nómina y es gaje del oficio. Los hay también entre los derrotados en justa lid el 1 de julio, pero generalizar es un error y llegó el momento de dejar de escuchar al tesorero ilegal –y ahora descontonero– que padece el Municipio.

Apenas pasó Sara sus primeros 100 días y cuando abordo el tema con conocedores, coinciden: aún puede enmendar el camino y lo hará al trabajar con la comunidad.

TIROS RÁPIDOS

1.- Bansi, la banca del escuro crédito de 365 millones de pesos otorgado a Otto Claussen que debe pagar el Ayuntamiento, sigue cobrando.

Lo que siguió a la desaparición ya no se sabe si de 50 o de 85 millones, fue la demanda de Lorenzo De Cima para demostrar que el contrato fue una leperada y no se debe pagar.

En el trienio de Sara Valle se pidió el desistimiento y el juez de la causa lo negó por un detalle elemental, aunque ya se solventa la falla.

Dicho financiamiento, así como contratos de arrendamiento puro para servicios, o el de limpia firmado con PASA que comenzó bien, pero se prostituyó en el camino, ya deben parar, porque como dijo con razón doña Dolores del Río al visitar el puerto hace unos días, han dejado a los Ayuntamientos muy vulnerables.

Tronados, pues. Fueron el modus operandi de quienes planearon, diseñaron y ejecutaron el saqueo que ahora impide a estas instancias la prestación de servicios.

2.- Reportan a Ricardo Bours, cabeza visible del “Yaqui power”, aspirante a candidato a gobernador de Sonora por el PRI –o independiente, si el tricolor no lo pela–, en fugaz visita al puerto.

Lo vieron con el exdiputado Manuel Villegas, quien escaló posiciones por su habilidad como prociónido que lo manchó, pero le significó bienestar material. No se ha sabido de qué hablaron.

3.- Los diputados Rodolfo Lizárraga, Lázaro Espinosa, Rosa María Mancha y Marcia Moncada, se reunieron con representantes pesqueros, concretamente calamareros, para ver como reimpulsar esta actividad extractiva que genera gran derrama económica.

Ha habido mucho calamar, pero como no todos respetan reglas ni el sector oficial los obliga, no se reparte el beneficio y queda en manos de los pocos de siempre.

Buena meta, pues en la región, miles de familias dependen de este tipo de pesquerías.

A propósito de Lizárraga, la tarde de este domingo inauguró su oficina de gestión. Acudió la plana mayor del PT, diputados locales, la alcaldesa Sara Valle, el diputado federal Heriberto Aguilar y cientos más.

Comentarios

menu
menu