El concepto “tercer país seguro”

El concepto “tercer país seguro”
Armando Vásquez Alegría
ESE CONCEPTO DE “Tercer País Seguro” tiene más de 70 años. Surgió en la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 cuando fue ratificado por 145 países y se desarrolló la idea de no devolución.
Eso significa que una persona refugiada no debe ser “regresada” al país en el que enfrenta graves amenazas.
Imagina que un joven de 17 años abandonó El Salvador porque la violencia ponía en riesgo su vida y la de su familia. Llegó a Estados Unidos en busca de refugio, pero su situación migratoria se ve detenida en lo que aceptan —o niegan— su solicitud. Las convenciones internacionales dicen que EUA no lo puede regresar a El Salvador.  ¿Entonces? Si existiera el acuerdo de Tercer País Seguro sería remitido a otra nación para que ahí haga su solicitud de asilo. (Ya no podría hacerla en Estados Unidos).
Siguiendo con este caso, el primer país: el que la persona abandona por riesgos (El Salvador). El segundo país: el país al que originalmente quería pedirle asilo (Estados Unidos). ¿El tercer país seguro? Un tercer Estado (¿México?) que le da las atenciones necesarias a la persona refugiada cuando el segundo país no lo recibió.
La idea está fundamentada para aligerar la carga de los países —como Estados Unidos— que reciben más solicitudes.
No basta con decir que sí
No, convertirse en un Tercer País Seguro no es tan fácil como decir: “Hola, Estados Unidos, yo te ayudo con los refugiados”. En realidad, se necesitan condiciones mínimas y un robusto marco legal para cumplir con esta responsabilidad satisfactoriamente.
Primero, se debe cumplir con el principio de no-devolución. Luego, se debe ser considerado “seguro” para recibir a los migrantes conforme a los tratados internacionales y vigilado por algunas organizaciones como la ONU, o sea, no ser más violento que los lugares de donde vienen huyendo los solicitantes de asilo.
Asimismo, esta tercera nación involucrada (México en este caso) se vuelve responsable de garantizarle a las personas refugiadas el derecho a la vivienda, a la seguridad social, servicios médicos, empleo, educación y de entregarles las mismas facilidades para solicitar asilo: de ser aceptada, también otorgar estancias legales.
La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) señala que ambos países que firmen el acuerdo de Tercer País Seguro tienen que tener sistemas de asilo que cumplan los mismos estándares.
¿Cuánto cuesta sostener a un indocumentado?
Según cálculos conservadores del alcalde de Tijuana y del gobernador de BC, cuesta 60 pesos la alimentación diaria. https://bit.ly/2Zi3Pnb
Mencionan que tienen más de nueve mil inmigrantes, la mitad de ellos topan sus albergues cuya capacidad máxima son de cuatro mil 500. Mencionan que requieren 500 mil pesos diarios, únicamente en alimentación, 16 mdp mensuales y algo así como cien mdp al año, lo mismo que solicitó hace poco el gobernador de Chihuahua.
Para que se de una idea de la gravedad de la situación, los gringos tienen 700 mil inmigrantes que buscan refugio en su país y cuyos casos están en las cortes. https://nyti.ms/2ID29xP
De esa cantidad, y si el Congreso de la Unión decide convertirse en “Tercer País Seguro”, piensan en primer término regresar a suelo mexicano los primeros cien mil y de ahí que hayan aceptado los güeros el otorgar un plazo de 45 días para que México acepte esta tesitura. Y de no lograrse, van a incrementar en cinco por ciento los aranceles en una historia ya conocida.
De esos cien mil iniciales, una tercera parte, unos 30 mil le corresponderían a Sonora, según cálculos conservadores.
Entonces, aclaremos el punto, ¿vale realmente la pena aceptar esa gran carga humana de mantenimiento que será equiparable a llegar, en su momento a sostener a una población cercana a los 500 mil –que es lo que se espera que Trump pueda colocar en México- y sostenerla por años?
Pues AMLO, en esa conjetura del bien mayor, todo indica que ya dijo que si vale la pena en esa búsqueda rara del beneficio de las mayorías que sería el pueblo de México.
¿Y qué está ocurriendo actualmente?, los momios de Ebrad de fueron a las nubes de tal forma que ahora se le conoce como el supersecretario https://bit.ly/2WwwyCT lo cual es, estimado lector una gran súper tontería.
¿Dónde vamos a terminar?
No solamente a ser el traspatio de EU, sino su trasero. Lástima que no entiendan lo que es el manejo de la política exterior y que se asusten con cualquier bravuconada.
En mes y medio –el 31 de julio próximo–, vamos a vivir de nueva cuenta la zozobra de un Trump que volverá con su castigo del cinco por ciento mensual si no aprueba el Congreso de la Unión –cámara de diputados y de senadores–, que México se convierta en “tercer país seguro”.
Si me pregunta a mí cómo veo esta situación, se la dibujaría en tres palabras: “ya nos chingamos”.
EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.
Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.
Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com
Twitter: @Archivoconfiden
https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Comentarios

menu
menu