Ejército será prioridad en China

Ejército será prioridad en China

PEKÍN.- El presidente chino, Xi Jinping, pronosticó que su país concluirá en 2035 la modernización de la defensa nacional y para mediados de siglo “habrá culminado la transformación integral del Ejército Popular en uno de primer orden mundial”.

Xi dijo ante los casi dos mil 300 delegados asistentes a la ceremonia inaugural del XIX Congreso del Partido Comunista, que el ejército chino, el mayor del mundo por número de efectivos, debe “estar preparado para combatir” y “detener las guerras o ganarlas”, así como para controlar las crisis.

Añadió que el ejército –del que él también es máximo líder, en su calidad de presidente de la Comisión Militar Central– debe seguir subordinado al Partido Comunista.

El ejército, concluyó, “debe ser una potente fuerza para hacer realidad (…) el sueño del fortalecimiento del ejército”.

En los últimos dos años, Xi ha emprendido una amplia reforma de las Fuerzas Armadas, con una reducción de efectivos para ganar en agilidad y modernización, así como con una reorganización de las regiones militares.

LLAMA A COMBATIR AMENAZAS

El mandatario instó a los comunistas chinos a combatir cualquier amenaza a la autoridad del partido.

Prometió “una nueva era” socialista para su país, del que esbozó un panorama hasta 2050, el Presidente chino no dejó entrever ninguna esperanza de liberalización del régimen.

Entre los sectores que han sufrido un recorte de las libertades en los últimos años se encuentran internet, los disidentes y la religión.

En el primero de esos rubros, las autoridades imponen desde hace tiempo un estricto control, ya que borran artículos o comentarios considerados problemáticos e impiden el acceso a algunas webs extranjeras (Instagram, Facebook, YouTube, Twitter, Dailymotion, Google).

En tanto, las organizaciones defensoras de los derechos humanos critican una ley de 2015 sobre la seguridad nacional, por temor de que otorgue a la policía poderes discrecionales.

En ese sentido, el ejemplo es el disidente chino Liu Xiaobo, nobel de la Paz en 2010, fallecido en julio de un cáncer mientras estaba detenido pese a los llamamientos internacionales para que fuera autorizado a morir en el extranjero.

Por otro lado, el miedo a la emergencia de un islamismo armado en la región de Xinjiang, escenario de atentados sangrientos, condujo a las autoridades a imponer nuevas restricciones a la práctica del islam.

Y desde este año, el velo integral y las barbas consideradas “anormales” están prohibidos, mientras que en 2018, los colegios religiosos se someterán a condiciones más estrictas.

Al dirigirse al resto del mundo afirmó que su país iba a “abrirse todavía más” y prometió un trato “igualitario” para las empresas extranjeras.

Se espera que el Congreso renueve en el poder por cinco años a Xi como secretario general, o que incluso le permita plantearse un mandato todavía más largo.

Comentarios

menu
menu