Donald Trump arma su defensa

Donald Trump arma su defensa

Los abogados Kenneth Starr y Robert Ray, responsables del informe que desembocó en 1999 en el juicio político al entonces presidente Bill Clinton por el caso Lewinski, volverán a participar en un impeachment a un mandatario estadunidense, esta vez como defensores de Donald Trump, junto al profesor de Derecho Constitucional Alan Dershowitz.

El profesor Dershowitz presentará argumentos orales en el juicio del Senado para abordar los argumentos constitucionales contra el juicio político y la destitución”, se lee en un comunicado sobre la incorporación de Dershowitz.

Las carreras de Starr y Ray destacaron por sus investigaciones al matrimonio Clinton. Primero, a principios de los años 90 por una investigación sobre las propiedades inmobiliarias de la pareja —el llamado caso Whitewater— y a finales de esa década por el perjurio cometido por el presidente Clinton por mentir, durante un discurso televisado, sobre las relaciones sexuales que mantuvo con una de las becarias de la Casa Blanca, Monica Lewinsky.

Junto a Starr, Ray y Dershowitz, la defensa legal del presidente de Estados Unidos estará formada por el abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone y el abogado personal de Trump, Jay Sekulow, así como por la ex fiscal general de Florida Pam Bondi, y la abogada personal Jane Raskin, según informa el portal Politico.

Con una lista de clientes anteriores como el fallecido financista y abusador sexual Jeffrey Epstein, el exjugador de futbol americano y actor O.J. Simpson, el director de cine Roman Polanski y el exboxeador Mike Tyson, Dershowitz es probablemente el abogado más conocido de las estrellas en EU.

El impeachment llegó al Senado el miércoles después de que la Cámara de Representantes designara a los siete fiscales y enviara el pliego de cargos a la Cámara alta, perdiendo con ello el control del juicio político contra Trump.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, inició en septiembre una investigación oficial para determinar si había base jurídica para lanzar el juicio político contra el inquilino de la Casa Blanca, algo que hizo finalmente en diciembre.

Trump está acusado de presionar a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, para que abriera dos investigaciones: una sobre las supuestas corruptelas del precandidato demócrata Joe Biden y su hijo Hunter en el país europeo y otra sobre la “desacreditada teoría” de que fue Kiev, no Moscú, quien interfirió en las elecciones presidenciales de 2016.

Según congresistas, Trump condicionó a la apertura de estas dos investigaciones una “ansiada” visita de Zelenski a la Casa Blanca y la ayuda militar que EU da a Ucrania en el marco de la guerra en Donbas.

Comentarios

menu
menu