DIPUTADOS FEDERALES: NADA BUENO PARA SONORA

DIPUTADOS FEDERALES: NADA BUENO PARA SONORA

SSSSSSSS… De nuevo ayer personajes de MORENA dieron la nota al trascender en redes sociales primero, que el Señor Alcalde de Bácum, un tal Jaime Fernando Bautista, que quizá se llama  en realidad Raúl López Montaño; pero que se registró como candidato del Movimiento de Regeneración Nacional bajo el nombre de Rogelio Aboyte Limón, fue capturado por las autoridades norteamericanas desde el pasado 27 de diciembre bajo los cargos de falsificación de documentos y ligas con el crimen organizado.

Todo un caso este “angelito” de MORENA, como muchos de los perfiles ligados a este partido, ahora en el poder y el cual encabeza la renovación moral de la sociedad mexicana.
Según lo que se ha divulgado, el “como quiera que se llame” Alcalde de Bácum, , fue encarcelado en el 2012 y sentenciado a 82 meses de cárcel por el delito de tráfico de drogas en el estado de Indiana, allá en la Unión Americana, ante lo cual la dirigencia de MORENA en Sonora dijeron “tierrita volada” y se deslindaron de este personaje.
Van primero a ver cómo sale librado de la justicia gringa este pájaro de cuenta y ya de regreso en su tierra, lo más seguro es que lo reinstalen en su responsabilidad, previo algún baño de purificación con sahumerios traídos ex profeso desde la capital del país.
O lo más seguro es que él vaya directamente allá donde está la pila bautismal y regrese salvo, despidiendo un brillo celestial.
Pero eso es absolutamente secundario, Aquí lo que interesaría es saber cuántos de los actuales funcionarios están en la misma situación que el Alcalde de Bácum, pues a  como se ven ls cosas, cualquier pillo pudo haber ingresado a las filas no sólo de MORENA, sino también de otros partidos y participar como candidatos burlándose de los ciudadanos en sus propias narices.
Es increíble, aunque nada nuevo, que personajes sobre los que exista alguna denuncia, que aunque tarde o temprano se resuelva en un sentido u otro, tengan acceso libre a las candidaturas y lo que es peor, que ejerzan responsabilidades que sólo deben estar destinadas a personas honorables.
No hay que revisar mucho, En la legislatura federal pasada, dos diputados por Sonora emanados de las filas del padrecismo, se pasearon como Juan por su Casa, riéndose de la justicia y de los esfuerzos porque pagaran por sus excesos como funcionarios. Usted ya sabe sus nombres.
En fin. Vivimos la Cuarta Transformación, y muchos excesos habremos de atestiguar.
 
SSSSSSSS…  Y el otro personaje morenista que dio la nota fue al Diputada Federal Lorenia Valles Sampedro cuando en un desayuno-conferencia de prensa, y al estar dando números y más números, respondió a una pregunta muy concreta en el sentido que desde el Gobierno Federal no se destinarían ya más recursos para continuar con la construcción del Nuevo Hospital de Especialidades en la capital sonorense, anunciado en julio de 2017, con el cual se vendrá a dar un salto al tercer nivel en la atención médica a más de un millón de habitantes.
Por supuesto que tal aseveración despertó un gran revuelo y de inmediato fue desmentido por la misma diputada y desde luego por la Secretaría de Salud, pues no es cualquier cosa tirar a la basura una obra que vale en términos globales poco más de 1,000 millones de pesos y  cuya construcción lleva en la actualidad un avance del 20 por ciento.
Como se dio a conocer en su momento, el Nuevo Hospital General de Especialidades del Estado tendrá una superficie de construcción de 31,677 metros cuadrados, con una capacidad de hasta 200 camas censables, 49 camas en Urgencias; hasta 12 quirófanos; 53 consultorios y 13 de terapia intensiva, resonador magnético, tomógrafo  y laboratorio.
El hospital contará con los servicios de medicina interna, infectología, nefrología, neurología, cardiología, hematología, dermatología, gastroenterología, reumatología, psiquiatría, endoscopía y cirugía ambulatoria, oftalmología, otorrinolaringología, trasplantes y cardiología.
Tendrá las áreas de ortopedia, anestesiología,  nefrología, cirugía plástica y reconstructiva, hematología, patología, radiología y quemados.
La verdad, no puede ni debe tomarse a la ligera  que una diputada de MORENA venga a dar esa clase de campanazos, como si fuera una gracia que desde el Gobierno Federal se esté privilegiando a regalar dinero a todo el mundo y por otro lado, se suspendan obras de suma importancia como ese hospital.
Pero si n os atenemos a la nueva forma imperante de hacer política, pues a los de MORENA ya en el poder le resulta de lo más sencillo echar a la basura miles de millones de dólares invertidos en infraestructura con el simple argumento de “me canso, ganso”. ¿Cree Usted entonces que pararán en un hospital de 1,000 millones de pesos? ¡No, qué va!
El caso es que, ya sea porque se dio cuenta de que la regó, o porque le ordenaron que le bajara “dos rayitas”, el caso es que la Diputada Federal reculó y “aclaró” que la obra “sí va”. Gajes del oficio político.
La inversión para esta obra es de 670 millones de pesos para la infraestructura y el resto, casi 350 midp se destinarán  para el equipamiento.
Este dinero proviene del Recurso del Fondo de Previsión Presupuestal del Seguro Popular y está radicado en el Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud. Es decir, está etiquetado y hasta el momento se han ejercido 260 millones de pesos; cuenta con un 20 por ciento de avance en la construcción y se espera que concluya para abril del 2020, para dar paso a la fase de equipamiento..
Pero todo esto no es garantía en absoluto de que se mantenga en firme esta obra, habida cuenta los criterios políticos predominantes en este sexenio, y menos aún importa a los legisladores de MORENA que nos representan en el Congreso de la Unión, que a nuestra entidad se le recorte dinero para obras que beneficien a los sonorenses, pues las divisas  populistas son las que campean en estos tiempos.
Poro pronto, surgió el pertinente comunicado oficial desde la Secretaría de Salud que da al traste con las afirmaciones de la Valles Sampedro.
En él se afirma que la obra del Nuevo Hospital General del Estado sigue su curso normal y que los recursos para ello están asegurados, dando el detalle de los servicios que prestará a los sonorenses en el cuidado de su salud.
Esperemos a que cuando se aparezca el resto de los legisladores “sonorenses” traigan buenas noticias para sus  paisanos y no sólo vengan a tratar de justificar lo injustificable, pues si están allá en el Congreso de la Unión es porque quienes votaron por sus candidaturas esperan algo positivo de ellos y no lo que hasta el momento han presentado como trabajo legislativo: NADA EN FAVOR DE SONORA.

Comentarios

menu
menu